Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para el Inadi, Beatriz Rojkés de Alperovich "animaliza" a los pobres

El organismo condenó a la ex senadora por insultar a un damnificado por las inundaciones en la provincia hace un año; "¡Yo puedo estar en mi mansión ahora, pedazo de animal, vago de miércoles!", le había dicho

SEGUIR
PARA LA NACION
Viernes 18 de marzo de 2016 • 11:42

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) emitió un dictamen en el que condenó a la ex senadora nacional Beatriz Rojkés de Alperovich por sus insultos contra un damnificado de las inundaciones que sacudieron al sur tucumano en marzo de 2015.

El organismo consideró que la mujer del ex gobernador José Alperovich "tuvo una conducta discriminatoria" en contra de Cristian Bulacio, el cosechero de limones de la localidad de El Molino con quien mantuvo una fuerte discusión cuando éste le exigía soluciones para las familias afectadas por el temporal.

"¡Yo tengo 10 mansiones, no una, y estoy acá! ¡Yo puedo estar en mi mansión ahora, pedazo de animal, vago de miércoles!", le gritó Rojkés de Alperovich a Bulacio, visiblemente ofuscada, en un tramo de la escena, que fue filmada por un vecino con su teléfono celular. La grabación se viralizó rápidamente en las redes sociales y luego tuvo fuertes repercusiones en los medios de prensa del país y el mundo.

Por el hecho, el legislador provincial José María Canelada (UCR) denunció a la ex presidenta provisional del Senado ante el Inadi, que recién ayer, un año después del incidente, emitió un dictamen en el que condenó su actitud.

"La conducta denunciada se encuadra en los términos de la Ley Nacional N° 23.592 (Contra los Actos Discriminatorios), en normas concordantes y complementarias como una conducta discriminatoria", reza en sus conclusiones el documento del Inadi, que recién tomó cartas en el asunto con la asunción del nuevo delegado local, Ramiro Granado. Este reemplazó a Gustavo Díaz Fernández, un joven dirigente vinculado a La Cámpora, quien al recibir la denuncia, lejos de condenar sus dichos discriminatorios, defendió el exabrupto de Beatriz Rojkés de Alperovich. "Betty es así, dice lo que piensa y siente", había dicho Díaz Fernández.

"Para el Inadi, los epítetos lanzados por Rojkés de Alperovich conforman una deshumanización, aún involuntaria, que coloca al pobre en el rango de la animalidad"""
Compartilo

El dictamen del Inadi advierte que "la poco feliz expresión" en la que la ex senadora le enrostra al vecino que tiene 10 mansiones "atañe a una cuestión de posición económica o condición social, puesto que intenta evidenciar, de modo brusco y directo, las diferencias socioeconómicas existentes entre la que habla y aquellos a los que está destinada la alocución". El organismo advirtió que los epítetos lanzados por Rojkés de Alperovich (pedazo de animal y vago de miércoles) "conforman una deshumanización, aún involuntaria, que coloca al pobre en el rango de la animalidad y se le adosa uno de los estereotipos más extendidos y dañinos que pesan sobre las personas de clases bajas: la vagancia, la idea de que el pobre es pobre porque quiere o porque prefiere la holgazanería a la cultura del trabajo y el progreso económico".

En su dictamen, el Inadi le reclamó a Rojkés de Alperovich "el cese de conductas como la analizada, sobre todo teniendo en cuenta el rol social y dirigencial que ocupa".

El incidente

Durante una visita a la localidad de El Molino, en marzo de 2015, Rojkés fue increpada por varias personas que, tras haberlo perdido todo, estaban molestas por la demora en la llegada de la asistencia estatal. La mujer de Alperovich les pidió a los vecinos que "no se hagan los enojados ni se pongan locos, porque toda la provincia está afectada". "No podemos estar tranquilos, si de noche no dormimos", dijo uno de los inundados, a lo que la senadora respondió: "No es culpa mía si viene el río".

Indignados, los vecinos comenzaron a levantar el tono de los reclamos, pero la mujer de Alperovich, lejos de intentar calmar los ánimos, se enfrascó en una acalorada discusión cara a cara con Bulacio, quien estaba entre los vecinos. "¿Qué te hacés el machito? Yo vengo a ayudar. Gracias por tu solidaridad", dijo la senadora, y el hombre retrucó: "La gente nos colaboró a nosotros. Gracias por decirme que me lleve el río. Usted tiene una mansión allá [en la capital provincial] y mire nosotros". La senadora nacional interrumpió a Bulacio y lanzó una frase que dejó atónitos a los presentes: "Yo tengo 10 mansiones, no una, pero estoy acá. Yo podría estar ahora en mi mansión, pedazo de animal, vago de miércoles", expresó Rojkés. "¿Vago? Ustedes son todos ladrones", replicó el joven.

En esta nota:
Te puede interesar