Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Las escuchas a Lula: comentarios machistas, desprecio a la Corte Suprema y críticas a los aliados

Las conversaciones entre el ex mandatario y Dilma Rousseff develadas esta semana causaron una fuerte reacción en distintos sectores políticos y sociales brasileños

SEGUIR
LA NACION
Viernes 18 de marzo de 2016 • 16:45
Lula, en el ojo de la tormenta, por las escuchas y el caso de corrupción Petrolao
Lula, en el ojo de la tormenta, por las escuchas y el caso de corrupción Petrolao. Foto: AP
0

RIO DE JANEIRO.- Más allá de la polémica sobre la legalidad en torno a las escuchas telefónicas al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, ordenadas por el juez federal Sergio Moro, quien luego hizo público su contenido, las conversaciones han desatado un vendaval de críticas al ex mandatario por sus comentarios machistas, de agravio hacia el Supremo Tribunal Federal (STF) y de menosprecio a aliados políticos.

Ofendidos, los socios del Partido de los Trabajadores (PT) comenzaron a tomar distancia del gobierno, justo cuando la presidenta Dilma Rousseff más necesita de su respaldo para enfrentar el proceso de impeachment en el Congreso.

Las grabaciones de Lula están hoy en boca de todos los brasileños, aunque pocos se sorprendieron por la forma de hablar grosera del ex presidente.

"¿Dónde están las mujeres de clítoris duro de nuestro partido?", preguntaba en uno de los trechos Lula a su ex ministro Paulo Vannuchi en alusión a las feministas del PT, una referencia que ya se volvió una de las frases más comentadas de las redes sociales brasileñas.

Luego, en una conversación con Rousseff el mismo día del allanamiento de su casa y del Instituto Lula, el ex presidente bromeó sobre la sorpresa que le causó la medida a la veterana directora de su fundación, Clara Ant. "Clara estaba durmiendo sola cuando entraron cinco hombres; ella pensó que se trataba de un regalo de Dios, pero era la Policía Federal", apuntó despertando risas de la mandataria del otro lado de la línea.

Más críticas y desprecios

Estas expresiones sexistas fueron condenadas en las últimas horas por grupos feministas, pero las que más revuelo causaron fueron las referencias al STF y a los líderes legislativos del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), principal aliado del PT.

"Tenemos una Suprema Corte totalmente acobardada, un Parlamento totalmente acobardado, un presidente de la Cámara jodido, un presidente del Senado jodido, y no sé cuantos congresistas amenazados", se quejó Lula en diálogo con la presidenta. Los magistrados del STF no tardaron en responder con vehemencia a los comentarios peyorativos.

"Ese insulto al Poder Judicial traduce, en el presente contexto de profunda crisis moral que envuelve a los más altos escalones de la República, una reacción torpe e indigna, típica de mentes autocráticas y arrogantes", señaló el juez Celso de Mello, decano de la Corte Suprema.

Por su parte, el presidente del STF, Ricardo Lewandowski, refutó totalmente las críticas a la acción de la Corte: "El Supremo jamás estuvo acobardado. La historia del Supremo es de coraje y de protagonismo respetando la Constitución en momentos de crisis".

Palabras ofensivas

En tanto, el presidente del Senado, Renan Calheiros, que hasta ahora se había demostrado muy fiel al PT y al gobierno de Rousseff, calificó las palabras de Lula como "ofensivas" y reprobó su actitud.

"Cualquier comentario que desmerezca las instituciones o colabore para el debilitamiento de las instituciones no es bueno para la democracia", resaltó.

En las grabaciones también aparece la esposa de Lula, Marisa, quejándose de las manifestaciones en contra del PT y del gobierno. "Que se metan las cacerolas en el culo", llegó a decir.

Y entre tantas horas de conversaciones reveladas, surgieron controvertidos diálogos de Lula con el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, considerado una estrella ascendente dentro del PMDB.

Al comentar el departamento en el balneario de Guarujá y la chacra en Atibaia -ambos en el estado de San Pablo- que los fiscales atribuyen a Lula como dádivas obtenidas de constructoras involucradas en el escándalo de corrupción de Petrobras, Paes afirma que el ex presidente tiene mal gusto y sigue "con alma de pobre". El alcalde llega a comparar esos "lugares de mierda" con la localidad de Maricá, en el estado de Río de Janeiro. "¡Ni siquiera es Búzios o Angra!", se lo escucha decir.

Indignados con los comentarios del alcalde carioca, los pobladores de Maricá ya declararon persona non grata a Paes y aseguran que no votarán por él si eventualmente llegara a ser candidato a gobernador del estado o a presidente.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas