Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Reclamo de los tamberos: regalaron leche por la crisis del sector y bloquearon una planta de La Serenísima

Se movilizaron en Trenque Lauquen, donde bloquearon una industria; en Tandil repartieron cajas de leche al público y en Rafaela hicieron un camionetazo, entre otras protestas en varias ciudades

SEGUIR
LA NACION
Lunes 21 de marzo de 2016 • 17:22
En Trenque Lauquen los tamberos bloquearon una planta de La Serenísima entre las 9 y las 15
En Trenque Lauquen los tamberos bloquearon una planta de La Serenísima entre las 9 y las 15. Foto: Sociedad Rural Trenque Lauquen
0

Los tamberos realizaron hoy una ruidosa movilización en varios puntos del país por la crisis de precios que atraviesa la actividad. Los productores están cobrando de parte de las industrias entre 2,60 y 2,80 pesos el litro, pero su costo de producción ronda los 4 pesos el litro, con lo cual trabajan a pérdida.

En Tandil, donde está la Cuenca Lechera Mar y Sierras, que agrupa a unos 150 tambos del sudeste bonaerense, se concentraron unos 70 productores en la colectora de la ruta 226. Allí, regalaron más de 5000 litros de leche larga vida que se agotaron en menos de una hora ante la gran cantidad de personas que se agolpó hasta el lugar para recibirlos.

En Trenque Lauquen, en la cuenca productora del oeste bonaerense, unos 200 productores se movilizaron hasta la planta de La Serenísima sobre la ruta 5 y mantuvieron un bloqueo de esa planta entre las 9 y las 15.

En tanto, en Rafaela, en la provincia de Santa Fe, zona donde está la principal cuenca lechera del país, los productores hicieron un camionetazo (con un tractor encabezando la caravana y luego 60 camionetas) donde fueron pasando ante industrias y supermercados y denunciaron que la actividad se encuentra en una crisis terminal. También hubo protestas en La Carlota y Villa María (Córdoba) y en Cerrito (Entre Ríos).

"Hicimos esta movilización para informarle a la sociedad cuál es la realidad, ya que mientras a nosotros nos pagan $ 2,60 el litro, el consumidor paga de 16 a 17 pesos el sachet de litro de leche. Los productores no podemos cobrar más de los que nos pagan (las industrias) y los consumidores no pueden pagar menos de los que les cobran", dijo Claudio Ersinger, productor de Tandil.

Ersinger señaló que en esa región hay productores que ya entraron "en cesación de pagos con los proveedores del alimento balanceado", un ingrediente clave en la alimentación de las vacas lecheras. En la zona hay dos fábricas importantes de alimento balanceado y, según les advirtieron a los productores, "están muy preocupadas".

Los tamberos también se quejan del impacto de la suba en las tarifas de luz. En esa región, un tambo de 6000 litros diarios que pagaba $ 6000 al mes ahora pasará a pagar $ 12.000.

Según el productor, además de informarle a la sociedad sobre la situación del sector, la movilización buscó darle un llamado de atención al Gobierno. "El Gobierno trabaja en buscar soluciones y nosotros decimos que hay que darle prioridad a esto porque no podemos esperar seis meses", indicó Ersinger.

Los productores reclaman que haya un reparto "equitativo" de lo que se paga en el final de la cadena. Los tamberos tenían una participación superior al 30,8% sobre el valor final en enero de 2015, pero ahora están en el 22,4 por ciento.

"Es la peor crisis luego de la que atravesamos en 2001-2002. Las autoridades deben tomar conciencia de la gravedad de la situación", dijo Santiago Padilla, presidente de Unión de Productores de Leche de la Cuenca Mar y Sierras. Padilla señaló que el quebranto de los tamberos "viene desde hace más de un año y llegó a su momento peor ahora".

Desde Trenque Lauquen, donde bloquearon una planta de La Serenísima, impidiendo la entrada y salida de camiones, los tamberos alertaron que "a principios de abril" podrían realizar "una medida más dura". En rigor, Matías Cardini, presidente de la Sociedad Rural de Trenque Lauquen, pidió "que la Mesa de Enlace encauce la protesta".

"Pedimos precio a las industrias y al Gobierno que arme una mesa con industrias y supermercados, además de que declare la emergencia para el sector y que interceda legalmente para transparentar la cadena", opinó Cardini.

Según Marcelo Aimaro, de la Mesa Provincial de Lechería de Santa Fe (Meprolsafe), los productores allí van a esperar unos quince días, antes de tomar alguna medida, pero remarcó: "Necesitamos medidas urgentes, celeridad".

Por su parte, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (Carsfe), Gustavo Vionnet, sostuvo que "seguimos insistiendo en que la solución de los problemas de la lechería están dentro de la misma cadena. No es posible que un queso que se vende a $120 el kilo en góndola -que sale alrededor de $40 de fábrica- al productor le pague $2,60 por el litro de leche. Esto merece que el Estado actúe fuertemente y aplique las leyes que existen: hay ley de defensa de la competencia; de defensa del consumidor; hay muchos organismos y leyes para defender estas situaciones de abuso", explicó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas