Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Llega al país YouTube Kids, la versión para chicos del servicio de Google

Es una aplicación con contenidos dirigidos para chicos de hasta 8 años; el material está preaprobado; permite que los chicos vean videos sin que lleguen a contenido no apto para ellos

Miércoles 30 de marzo de 2016 • 00:15
SEGUIR
PARA LA NACION
0

El consumo de contenidos por parte de los niños está en plena migración de plataformas consideradas como tradicionales, como la TV, hacia el video online y bajo demanda. Hoy, mientras los más pequeños pasan unas tres horas frente a contenidos de las pantallas de Youtube, Netflix y redes sociales exclusivas para chicos, los preadolescentes ya consumen unas cinco horas diarias, según datos de la agencia de investigación Childwise.

La posibilidad de conectarse a Internet desde distintos dispositivos, en cualquier momento y desde cualquier lugar, la creación de contenidos propios y contar con una gran oferta audiovisual donde se puede elegir y saltar de una a otra constantemente, ha provocado una preferencia creciente hacia los videos online. Y mientras la navegación diaria crece, también lo hace la preocupación de los padres sobre el tipo de contenidos al que los chicos puedan acceder.

Atenta a esta necesidad, YouTube lanzó hace poco más de un año Youtube Kids, una aplicación que ofrece videos con contenidos pensados para niños de entre dos y ocho años. La aplicación, que está separada de la de YouTube convencional, busca generar un entorno cuidado y seguro para que los chicos naveguen con libertad por cientos de videos, pero con limitaciones preestablecidas mediante algoritmos que filtran contenidos y con una sección de control parental. Con más de 10 millones de usuarios en su versión en inglés, hoy YouTube lanza la versión en españo,l y Google eligió a la Argentina y a México para el estreno global. "Existía un pedido explícito de los padres de contar con entornos de navegación más seguros para sus hijos. YouTube Kids está diseñada para los chicos y las familias, quienes van a poder explorar toda su curiosidad de una manera adecuada a su edad", le explicó a LA NACION Antoine Torres, gerente de Youtube Kids para Latinoamérica.

La de YouTube no es la única alternativa: hace un tiempo, un grupo de padres creó Cakey Village, una aplicación (gratis, para iOS) que ofrece colecciones de videos para chicos que ya fueron aprobadas por padres.

Una aplicación, no un sitio

YouTube Kids es una aplicación gratis que debe ser descargada de las tiendas online para iOS y para Android. Esto significa que está disponible para teléfonos y tabletas, y también para TV a través de dispositivos como Apple TV o ChromeCast. Por las edades a las que se dirige, no requiere que el niño se registre: por eso no hay necesidad de contar con una cuenta asociada a la aplicación. Sin embargo, guarda un historial de búsqueda de la navegación que puede ser eliminado si los padres así lo deciden.

Una vez instalada se despliega una pantalla muy similar a YouTube, pero con colores más brillantes y grandes botones con dibujos que tienen en cuenta que muchos pequeños usuarios aún no saben leer. Los contenidos están organizados por cuatro categorías: espectáculos, música, aprendizaje y explorar señalizadas por una pantalla, una radio, una lamparita y unos binoculares, respectivamente. Para elegir los contenidos existe la posibilidad de tipear en la pantalla en una caja de búsqueda y también se puede hacer la búsqueda de voz. Esta opción fue adaptada en YouTube Kids para las voces y la pronunciación de los más chiquitos que en algunos casos están aprendiendo a hablar.

Al tocar la pantalla es posible acceder a videos relacionados, que aparecen minimizados en la parte de abajo. Este era uno de los momentos más críticos de uso de YouTube, en el que los chicos muchas veces saltaban a videos no deseados o inapropiados para su edad. En YouTube Kids los contenidos han sido pre aprobados con temas adaptados a la niñez. "Esto le da libertad a los chicos de saltar de un video a otro, de seguir su curiosidad y de encontrar material que lo incentive a hacer cosas también afuera de la red," describe Torres.

Como en la versión madre de Youtube, se proyectan publicidades que, aseguran desde la compañía, cumplen con restricciones de contenidos, similar a lo que ocurre en los canales para niños y que por más que se haga click sobre ellas estas no redirigen afuera de la plataforma en ningún momento y se pueden saltear a los pocos segundos de comenzar.

Control parental y más

Youtube Kid fue concebida para que lo usen los niños pero también para que los padres disfruten, o por los menos no sufran, la navegación de sus hijos. La aplicación incluye un botón de Tiempo de Uso con el que se puede limitar el tiempo de exposición ante la pantalla mediante un alerta que le avisa al niño que su sesión ha terminado.

Si bien esto no apaga el dispositivo, obliga al usuario a dejar esa aplicación y desde ese momento el control sobre el tiempo y uso de juegos, e-books u otros contenidos ya corre por parte de los adultos.

Otra opción que los padres agradecerán es la posibilidad de poder quitar el sonido o música de fondo que muchos videos para niños incluyen sin interrumpir el visionado. La sección dedicada a Control Parental es amplia y configurable de acuerdo a distintas necesidades, más fácil de usar que la que ofrece Youtube y permite denunciar cualquier contenido que se considere inapropiado.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas