Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fuerte controversia por los cambios en el CER, el índice que sirve para ajustar bonos

Prat-Gay decidió que para la indexación de febrero no usará el dato porteño, sino el de San Luis, que fue menor; es una quita de $ 2900 millones

Miércoles 30 de marzo de 2016
SEGUIR
LA NACION
0

El Gobierno realizó cambios en el índice CER (coeficiente de estabilización de referencia) y, una vez más, las estadísticas vuelven a ser foco de una gran controversia. El Ministerio de Hacienda decidió ayer que este mes deberá usarse el índice que publica la provincia de San Luis y no el de la ciudad de Buenos Aires para calcular el CER, lo que perjudicaría a cientos de tenedores de títulos indexados y de inversores financieros.

Y es que mientras que en febrero San Luis informó una inflación de 2,7 por ciento, la dirección de estadística porteña registró para el mismo período una suba de precios del 4 por ciento.

"El CER es un índice nacional y el aumento de tarifas en la ciudad de Buenos Aires fue casi tres veces más alto que el del resto del país", justificaron a la nacion desde Hacienda. En el ministerio que conduce Alfonso Prat-Gay aseguran que la alternancia entre ambos índices estaba contemplada desde un primer momento.

Incluso, recordaron, en el comunicado de prensa que habían difundido en enero pasado, cuando anunciaron por primera vez el uso del índice de la ciudad de Buenos Aires para el cálculo del CER, habían señalado que el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) consideraba ambos indicadores como "alternativas apropiadas" ante la ausencia de un IPC oficial.

Pero el malestar en el mercado se hizo evidente desde temprano en la jornada. Después de todo, no es la primera vez que un gobierno decide cambios en el CER que perjudican al tenedor de deuda pública. Durante la gestión de Cristina Kirchner la manipulación del Indec hizo que los que tenían títulos indexados por la inflación dejaran de percibir grandes retornos.

"Lo que hicieron ahora no cae bien. Porque es como dice el refrán: cuando uno se quema con leche, ve una vaca y llora. Todo el tema estadístico era fundamental después de lo que pasó", opinó un operador, con la condición de no ser identificado. "No se entiende que lo hagan y lamentablemente tengo que pensar mal. Esto me remite también a cuando en 2002, después de la devaluación, cambiaban entre el CVS (por el coeficiente de variación salarial) y el CER, según cuál era el que menos daba", agregó.

Según estimó Alejandro Rodríguez, director del Departamento de Economía del CEMA, el cambio representa una quita para los tenedores de bonos actualizados por el CER del orden de los $ 2900 millones, considerando que el saldo de la deuda ajustada por CER al 31 de diciembre era de US$ 15.700 millones, de acuerdo con las cifras oficiales. "Esto es un nuevo default para la Argentina. Arbitrariamente están eligiendo un índice u otro, cuando no reconocen que si bien subió mucho la electricidad, durante años no subió. Y si no subía eso, daba que el IPC era más bajo. Sólo estás reconociendo ahora todos los aumentos que no reconociste antes, es medio tramposo", dijo el economista.

En el Boletín Oficial publicado ayer, Hacienda informó que se usará el índice de San Luis para determinar el CER correspondiente al período comprendido entre el 26 de marzo y el 25 de abril de 2016. Dicho índice, asevera el texto, "representa más ajustadamente las variaciones de precios subyacentes en la economía nacional".

"Se destaca que los aumentos tarifarios registrados en el período fueron significativamente superiores en el área metropolitana del Gran Buenos Aires que en el resto del país ya que mientras que en el Índice de Precios al Consumidor de CABA el aumento en la tarifa de electricidad es de 253,3%, en el Índice de Precios al Consumidor de la Provincia de San Luis el aumento tarifario de electricidad promedio es de 99% para el mes de febrero de 2016", detalla la resolución. Si no fuera por tarifas, agrega la explicación, en CABA el resto del IPC hubiera sido del 3% y no del 4%, y muy cercano al 2,7% de San Luis.

Apagón estadístico

Pero en enero pasado, cuando como consecuencia del apagón estadístico el Gobierno decidió usar por primera vez el índice de CABA para calcular el CER y no el de San Luis, el resultado había sido precisamente el inverso. El IPC de la ciudad había dado en diciembre una inflación de 4,2%, contra el 6,3% de San Luis.

Uno de los principales tenedores de bonos con CER es la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) a través de su Fondo de Garantía de Sustentabilidad, que heredó con la estilización de las AFJP.

Según el último informe publicado por la Anses, a octubre pasado, el FGS tenía bonos Cuasi Par en pesos actualizados por el CER por $ 83.990 millones, que equivalían al 22% de toda su tenencia de títulos públicos, o casi 14% de su cartera total de activos. La Anses es dueña de casi el 60% de los bonos con CER del mercado.

En la City porteña, los bonos argentinos que se actualizan por CER operaron en baja. El Discount en pesos, que suele tener mayor volumen, cayó 1,42% a 521,5 pesos, mientras que el PR13 bajó 0,33% a $ 329 y el Cuasi Par (que está en su mayoría en manos de la Anses) descendió 2,56%, a 380 pesos. Sin embargo, el bono más largo de la curva, el PAR en pesos, terminó en alza: cerró con una mejora de 0,78% a 257 pesos.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas