Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pese a los aumentos de tarifas de los servicios públicos, el Gobierno confía en terminar el año con un 25% de inflación

"Va a haber un caída fuerte de los índices de precios", afirmó el ministro de Producción, Francisco Cabrera, esta mañana en un encuentro organizado por el BID; desde abril suben las tarifas de gas y agua, y los boletos de colectivos y trenes

SEGUIR
LA NACION
Miércoles 30 de marzo de 2016 • 15:08
0

Pese a los aumentos en los valores de las tarifas de varios servicios públicos que el oficialismo planea concentrar en abril y que llegan hasta un 500%, el Gobierno se mantiene firme en su convicción de que terminará el año con una inflación de un 25%. En la actualidad, los índices recomendados por el oficialismo estiman una suba de precios anual de cerca del 35%.

En ese sentido, el encargado de dejar esta mañana la huella fue el ministro de Producción, Francisco Cabrera. Consultado por LA NACION sobre si con las importantes alzas en las facturas de agua y gas, y de los boletos en los colectivos y trenes previstas para el mes que viene el Ejecutivo mantenía sus pronósticos sobre la inflación anual contestó que "sí" y, en una charla con periodistas, agregó: "Vamos a ver una caída fuerte de los índices de precios".

"Seguimos creyendo que los cambios en los precios relativos no son inflación y van a impactar en sólo un mes de este primer semestre", completó Cabrera, luego de inaugurar un encuentro organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para impulsar la facilitación del comercio que se realizaba aún en el Palacio Duhau en Recoleta. Varias consultoras privadas estiman que marzo tendrá una suba del nivel general de precios de 3,5% por ciento. No obstante, abril podría disparar los índices -calculan- hasta un 5 por ciento.

LA NACION informó hoy que el Gobierno tiene previsto anunciar el viernes (primer día hábil del mes) incrementos de alrededor de 500% en las tarifas de agua y de 300% en el gas. Por otro lado, también subirán los transportes: colectivos (se estima que pasarán de $ 3 o $ 3,5 a $ 6) y en trenes (de $ 2, que cuestan algunos tramos, a entre $ 3,5 y $ 5). En febrero, ya había subido las facturas de la luz en un promedio de 500 por ciento. En todos los casos, el gabinete económico planea introducir tarifas sociales para sectores vulnerables.

El incremento de los cuadros tarifarios se enmarca, irónicamente, en el plan antiinflacionario oficial: se busca reducir el gasto fiscal y la emisión para justamente comenzar a frenar el aumento de precios. Ese efecto, confían en el oficialismo, llegaría a partir de mitad de año.

Ante empresarios locales, ejecutivos del BID y funcionarios de otros países, Cabrera habló de la "normaización" de la economía argentina y el foco en generar empleo a través de una mayor inversión del sector privado. Según el ex director de la Fundación Pensar, el "cambio de régimen" se verá entre agosto y septiembre. Durante ese período, "el Gobierno ya tendrá un plan financiero, pautas de disciplina fiscal, un plan de infraestructura y habrá una clara baja de la inflación", explicó Cabrera, que se esperanzó con la "inversión latente" que llegará entonces.

"Son quick wins", describió Cabrera en inglés. "Hay que aterrizar esas inversiones", aclaró y mencionó a la naciente agencia especializada bajo su órbita. "Hay que pensar que salimos desde una posición muy baja", señaló usando una expresión que llamó la atención por su parecido a la que usaba en su momento Néstor Kirchner para describir el año 2003.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas