Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Precios nuevos con salarios viejos: la falta de actualización de los ingresos golpea a la clase media

La última Encuesta de la Deuda Social Argentina, elaborada por el Observatorio de la Deuda Social Argentina, de la UCA, reveló que en el primer trimestre de 2016 hubo 1.400.000 personas que pasaron a una situación de pobreza

SEGUIR
LA NACION
Sábado 02 de abril de 2016 • 14:00
La falta de actualización de los ingresos golpea a la clase media
La falta de actualización de los ingresos golpea a la clase media. Foto: Archivo / Ricardo Pristupluk / LA NACION
0

Con 13 millones de personas en situación de pobreza , habiéndose agregado 1.400.000 nuevos pobres en el primer trimestre de 2016 según datos de la Encuesta de la Deuda Social Argentina, la clase media, aquella que no tiene asistencia social, parece acusar recibo del cimbronazo al bolsillo, producto de la escalada inflacionaria de los últimos meses y el todavía ausente aumento salarial por paritarias. Las empresas, por su parte, analizan sus costos y posibilidades para brindar aumentos mientras esperan que se reactive la economía y el consumo.

"Buena parte de lo que está ocurriendo con el proceso de incremento de la pobreza en la Argentina es que los sectores medio-bajos son vulnerables a la situación de la pobreza y son los que más van a sufrir o sufren el proceso inflacionario que afecta a servicios públicos y a ciertos bienes y servicios como la educación y la salud", dice Agustín Salvia, director de investigación del Observatorio de la Deuda Social Argentina, a LA NACION. "Los incrementos no afectan a los sectores más pobres, que ya lo son, y que reciben subsidios. Es por eso que la indigencia no se mueve con estos aumentos, porque tiene mas compensaciones, pero la pobreza tiene un incremento mayor", añade.

De 2010 a 2015, bajó la indigencia de un 6,4 por ciento a un 53%, según los datos de la UCA, aunque esta baja se dio por el sostén de los planes y ayudas sociales y no por la creación de trabajo genuino y de calidad. En cuanto a la pobreza, en 2010 representaba al 28,2 por ciento de la población, mientras que en 2015 llegó al 29 por ciento. Con algunas subas y bajas, el resultado de estos 5 años de gestión dejó un estancamiento de la pobreza.

El número de nuevos pobres que dejó entrever para los tres primeros meses de la nueva gestión fue de 1.400.000 personas que, en gran parte, salieron de la clase media para ingresar al mundo de la pobreza.
El número de nuevos pobres que dejó entrever para los tres primeros meses de la nueva gestión fue de 1.400.000 personas que, en gran parte, salieron de la clase media para ingresar al mundo de la pobreza.. Foto: Archivo

El dato que salió de lo esperado para este tipo de encuestas realizadas por la UCA es la medición del primer trimestre de 2016, según Agustín Salvia, por "razones extraordinarias, por el movimiento de la economía durante estos meses". También aclaró que puede estar sujeto a errores aunque confía en los indicadores que, para él, constituyen un piso de la realidad social. El número, grande, de nuevos pobres que dejó entrever para los tres primeros meses de la nueva gestión fue de 1.400.000 personas que, en gran parte, salieron de la clase media para ingresar al mundo de la pobreza.

Esta franja vulnerable no depende de los programas sociales sino de su su empleo. "Si su trabajo no mejora y no aumenta su remuneración, lo que ocurre con los precios hace que llegue a empobrecerse rápidamente", dice Salvia. "Pero si hay un contexto de estabilidad de precios, una mejora en el mercado de trabajo, son los que mas rápidamente logran salir de esta situación", agrega.

Radiografía de la clase media en la Argentina

Guillermo Oliveto, experto en consumo, confirma que en la Argentina la clase media es parte de la identidad nacional. "Si bien el 48% pertenece a la clase media, el 80% de los hogares dice pertenecer a este grupo. Afectarla durante mucho tiempo tiene un costo político".

Según el experto la sociedad de los argentinos se divide en 5 grandes grupos de acuerdo a su ingreso "como si fueran 5 argentinas", dice:

- Alto: es el 5% de los hogares, con un ingreso neto familiar de hasta 107.500 pesos por mes en promedio

- Clase media alta: se trata del 18 por ciento de los hogares, que ganan sólo un 32% de lo que percibe la clase alta, y su ingreso neto familiar es de 34.000 pesos por mes

- Clase media típica: el 30 por ciento de los hogares, con un ingreso neto promedio de 17.250 pesos por mes y que junto a la clase media alta conforman el 48 por ciento de los hogares.

- Clase media con ingresos bajos o baja superior: el 32 por ciento de los hogares con un ingreso de 8500 pesos por mes.

- Bajo ingreso: el 15% de los hogares, incluye marginalidad y perciben $ 3950 pesos por mes en promedio. Es gente en situación de pobreza.

"Hace 4 años que el ciclo económico marzo-abril-mayo es duro para la clase media, que tiene precios nuevos con salarios viejos", dice Oliveto, director de la consultora W. Los aumentos de precios en todos los rubros afectan a la clase media cuyos sueldos todavía siguen igual, aproximadamente, a septiembre de 2015.

"Hay un desfasaje importante", coincide José Amodei, director de la consultora Scentia. "El tema es cómo se resiste este momento".

Una cultura de los últimos años donde se incentivó el consumo y el no ahorro lleva a que, en momentos de cambios de estructura como el actual, la gente de clase media sienta que está muy complicada para afrontar sus gastos. "En el corto plazo uno se desespera", dice Amodei "No hay líneas de crédito o las tasas son demasiado altas. Hay que ver entonces cómo se transita esta transición, aunque se sabe que como veníamos (haciendo referencia a la política económica del gobierno anterior) terminábamos en una situación muy negativa".

Para Oliveto, este es un momento bisagra, crítico, y es clave que no se extienda en el tiempo, no solo para quienes trabajan sino para sus empleadores. "La gente está esperando el aumento de sueldo. Pero por otro lado, el aumento de costos y la contracción de ventas hace que haya una pérdida de rentabilidad que sostenida en el tiempo puede llevar al ajuste de personal", agrega el consultor.

El Papa, detrás del Observatorio

Jorge Bergoglio, hoy papa Francisco , recibió de parte de la UCA los últimos datos de la Encuesta de la Deuda Social Argentina, serie Bicentenario, el mismo día en que fue presentada. El trabajo, con información en base a relevamientos realizados entre 2010 y 2015 en los últimos trimestres de cada año, reflejó este período sin cambios significativos en materia de ingreso familiar promedio y sin mejoras estructurales para combatir la pobreza, que se mantuvo prácticamente igual.

Aunque el Observatorio de la Deuda Social tuvo el apoyo del entonces cardenal, en sus inicios, Agustín Salvia aseguró a La Nación que el último informe, que incluyó el análisis del primer trimestre de 2016, no fue un pedido expreso del pontífice sino una medición de enero, febrero y marzo de este año y una proyección a abril realizada por los cambios en las tarifas y la coyuntura económica en general. "El papa lo que ha planteado es que el Observatorio siga adelante y que su tarea es seguir haciendo este tipo de informes, que lleva adelante desde que se creó, en 2002", dijo Salvia.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas