Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

¿De qué mueren las mujeres?

Martes 05 de abril de 2016 • 00:46
0

¿Sabe usted cual es la principal causa de enfermedad y mortalidad en la mujer en nuestro país? La gran mayoría de las mujeres contestaría que son aquellas que tienen que ver con las patologías de orden ginecológico, principalmente los distintos tipos de cáncer. Bueno, no es así. Las cosas han cambiado en los últimos 50 años y aceleradamente en los últimos 20 ó 30.

La principal causa de mortalidad femenina es la de origen cardiovascular, particularmente las relacionadas con el corazón seguidas por el accidente cardiovascular (ACV).

Es más, desde el año 2007 se comenzaron a registrar en nuestro país más defunciones de causa cardíaca en mujeres que en hombres. Sí, las cosas han cambiado dramáticamente para el mundo femenino.

¿Cuáles son las causas?

Ahora la pregunta es ¿Qué motivó este cambio? Pues bien, al menos dos circunstancias son responsables del aumento de la enfermedad cardíaca en la mujer, particularmente del infarto agudo de miocardio: el cigarrillo y el estrés.

El cigarrillo es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular aumentando el desarrollo de aterosclerosis a nivel de las arterias coronarias. Las campañas publicitarias de las tabacaleras fueron exitosas en promover el cigarrillo en la mujer. Hasta se desarrollaron cigarrillos más delgados y largos para dar un perfil más femenino al hábito de fumar. Ingresaron así al mundo de los fumadores, mundo antes solo reservado al hombre. Hoy, es común observar la frecuencia con la cual las mujeres compran cigarrillos en los quioscos o se las ver fumar en las pausas de descanso laboral en la puerta de los edificios "libres de humo".

El otro gran cambio es el estrés. Dos circunstancias determinaron el progresivo aumento del estrés en la mujer. El primero fue el cambio económico global que ha determinado que el ingreso salarial del hombre resulte por si solo insuficiente para el mantenimiento y expansión de las necesidades familiares. Así, la mujer se integra progresivamente al mercado laboral duplicando su esfuerzo, ya que al histórico trabajo de la casa y la familia se agrega la jornada laboral fuera del hogar. El segundo factor es el dependiente de todas aquellas actividades que hacen cada vez más a la expansión y concreción personal de la mujer promovida, y a veces hasta exigida, por una sociedad competitiva que las presiona cada vez más. Así, el estudio, la capacitación, la competencia y los cuidados personales, entre otros, las impulsan a un sobreesfuerzo que, claro está, tiene un costo hipotecario en salud.

Estos cambios explican la progresión de la enfermedad cardíaca en la mujer en la sociedad actual. Años atrás la actriz Tita Merello popularizó una frase que generó un cambio cultural, "muchacha hacete el Papanicolaou". Salvó así la vida a incontables mujeres que paulatinamente aumentaron los controles ginecológicos promoviendo un diagnóstico precoz. Tita Merello respetaba y quería muchísimo a su amigo, el Dr. René Favaloro. Hoy, imagino una conversación entre ambos donde Tita se enterase de estos cambios en la salud de la mujer. Así, conjeturo que Tita promovería también el control y la consulta cardiológica para la prevención de la enfermedad cardíaca femenina. Hoy Tita también diría ... "Muchacha hacete el electrocardiograma".

Especialista en Clínica Médica y Cardiólogo Universitario. Número de matrícula M.N. 62540

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas