0

Así se despidió American Crime Story de la pantalla

Sarah Paulson, Cuba Gooding Jr. y John Travolta en American Crime Story
Sarah Paulson, Cuba Gooding Jr. y John Travolta en American Crime Story Fuente: Archivo
The People v. O.J. Simpson, la primera entrega de la antología, llegó a su esperado desenlace y aquí repasamos los grandes aciertos del drama de Scott Alexander y Larry Karaszewski
Milagros Amondaray
0
7 de abril de 2016  • 00:35

El 12 de junio de 1994, Nicole Brown, ex mujer del jugador de fútbol americano O.J. Simpson, fue encontrada decapitada en el distrito de Brentwod de Los Ángeles junto a su amigo Ronald Goldman, quien fue apuñalado en reiteradas oportunidades. Si bien las pruebas indicaban que el autor del doble crimen había sido el propio Simpson - como consecuencia de un ataque de celos -, en el juicio penal que duró casi un año, el jugador fue absuelto por una seguidilla de situaciones que rozaron lo inverosímil y que convergieron en tan solo cuatro horas de deliberación del jurado, quienes alegaron falta de pruebas para la condena. Scott Alexander y Larry Karaszewki tuvieron la difícil tarea de mostrar, en tan solo diez episodios, todo lo que aconteció previo al juicio, dentro del mismo y por fuera de éste. American Crime Story es una antología que lo tiene a Ryan Murphy como productor ejecutivo y cuya primera temporada fue verdaderamente extraordinaria. La próxima entregará focalizará en los coletazos del huracán Katrina. En esta nota, un recorrido por algunos momentos memorables de The People v. O.J. Simpson:

*SARAH PAULSON, COURTNEY B. VANCE Y DOS CLASES MAGISTRALES DE ACTUACIÓN

Sarah Paulson como Marcia Clark y Courtney B. Vance como Johnnie Cochran, cara a cara
Sarah Paulson como Marcia Clark y Courtney B. Vance como Johnnie Cochran, cara a cara Fuente: Archivo

"Crecé un poco Cochran, este es el salón de fumadores, la guardería está en el segundo piso" le dice Marcia Clark (Sarah Paulson), la principal fiscal del juicio contra Simpson, a Johnny Cochran (Courtney B. Vance), el abogado defensor, en una escena del episodio "A Jury in Jail". Esa frase no solo sintetiza la áspera relación que los unía sino que también marca las diferencias entre ambos. Por un lado, una mujer al frente de uno de los juicios más polémicos y discutidos de la historia, decidida a poner tras las rejas a O.J. sin permitir que se desvíe el foco de atención del caso y se le falte el respeto las víctimas. Por el otro, el profesional más famoso, de corbatas estridentes y alegatos irresistibles que representó, entre otros, a clientes como Tupac Shakur, Snoop Dog y Jim Brown, y quien quería demostrar que a O.J. se lo buscaba encarcelar por una cuestión de racismo.

Sarah Paulson y Courtney B. Vance se sacaron chispas en la serie y estuvieron bien acompañados por grandes interpretaciones de Sterling K. Brown como Christopher Darden (abogado que trabajó incansablemente a la par de Clark) y por el denominado "Dream Team" que apuntaló a Cochran durante el juicio: John Travolta como Robert Shapiro, Nathan Lane como F. Lee Bailey y David Schwimmer como Robert Kardashian.

*LA CORRUPCIÓN POLICIAL, LA OTRA CARA DE LA MONEDA

El detective Mark Fuhrman que hundió a la fiscalía
El detective Mark Fuhrman que hundió a la fiscalía Fuente: Archivo

Una de las estrategias del Dream Team defensor de Simpson fue alegar que la escena del crimen había sido manipulada/contaminada por la policía de Los Ángeles. Teniendo en cuenta que el juicio comenzó tres años después de la famosa grabación de la brutal golpiza a Rodney King, un acto de corrupción y/o violencia producto del racismo podía fácilmente ser la norma y no la excepción. En este contexto aparece la figura de Mark Fuhrman, uno de los primeros detectives en llegar a la escena del crimen y encontrar sangre en la camioneta de O.J. Sin embargo, a pesar de que el ADN demostró que la sangre era efectivamente de Nicole, el jurado se mostró más proclive a condenar otro hecho alusivo. Fuhrman, quien mintió bajo juramento al asegurar que nunca había emitido la despectiva palabra "nigger" en su vida, fue un detective sencillamente despreciable, y la aparición de unas grabaciones en las que monologaba en contra de las personas afroamericanas (e incluso en contra de la esposa del juez Lance Ito) terminó por hundir a la fiscalía.

American Crime Story mostró con admirable equilibrio dos realidades en simultáneo que no debieron haber sido mutuamente excluyentes: algunos detectives de la policía de Los Ángeles eran racistas y desprolijos pero también un hombre y una mujer habían sido asesinados. La primera realidad, para enojo de los padres de las víctimas, terminó pesando en extremo a la hora del veredicto. Dato: Cochran posteriormente declararía que la aparición de esas cintas de Fuhrman fueron "un regalo de Dios" que lo llevó a ganar el juicio, como se expone de manera brillante en todo el episodio "Manna from Heaven".

*UN DISEÑO DE PRODUCCIÓN CALCULADO HASTA EL ÚLTIMO DETALLE

La huida en la Bronco, uno de los tantos logros de producción de la serie
La huida en la Bronco, uno de los tantos logros de producción de la serie Fuente: Archivo

American Crime Story se basó en The Run of His Life, el libro de Jeffrey Toobin que registró todo el caso y que comparte título con el segundo episodio de esta antología. Esa "carrera" no solo está aludiendo al perfil de jugador de Simpson sino también al episodio en el que huyó de la policía minutos antes de entregarse. Con su amigo Al Cowlings al volante, Simpson se refugió en la parte trasera de su camioneta Ford Bronco, con un arma en mano con la que amenazó suicidarse. Finalmente, y luego de que su amigo y abogado Robert Kardashian (sí, el padre de Kim) lo persuadiera, Simpson se entregó no sin antes protagonizar esa inolvidable persecución que marcaría el pulso del juicio: todos los canales la transmitieron como si se tratara de un espectáculo y muchas personas se juntaron cerca de la autopista para proclamarse a favor de O.J., algo que Marcia Clark discutiría posteriormente (nuevamente las víctimas pasaban a ser decorativas, a estar en un cuarto plano).

El diseño de producción de Jeff Mossa y su equipo recrea tanto esas viñetas puntuales suscitadas en Los Ángeles como todas las imágenes representativas de los noventa (desde el fax hasta los tableros de ajedrez omnipresentes en las oficinas de los abogados) con un nivel de meticulosidad asombroso que nos transporta a ese realidad de manera instantánea. "Si un actor entra a uno de mis sets y reacciona diciendo 'ya sé dónde estoy ahora', éso no hace más que mejorar su interpretación y nosotros quisimos mantenernos fiel al espíritu de esa época y a su sensibilidad" declaró Mossa. Sin dudas, lo consiguió.

*EL ROL DE LA MUJER, EN PRIMER PLANO

Marcia Marcia Marcia, uno de los mejores episodios de la serie
Marcia Marcia Marcia, uno de los mejores episodios de la serie Fuente: Archivo

Si hay un capítulo que Sarah Paulson debería enviar para ser parte de la carrera al Emmy 2016, ése es "Marcia Marcia Marcia", el sexto episodio de American Crime Story que tiene como protagonista excluyente a Clark. Como el juicio se había convertido en un programa de entretenimiento tanto para quienes lo veían desde sus casas como para el propio jurado - hay una secuencia que muestra cómo a los integrantes del mismo los aburría la prueba de ADN, un dato clave para la condena que no fue -, los abogados también estaban bajo escrutinio, especialmente Clark. Tan solo por ser mujer, la fiscal debió hacer su trabajo estoicamente mientras, por fuera de la corte, los diarios publicaban fotos suyas en topless, las conductoras de televisión se burlaban de su cabello y su ex marido aprovechaba para reclamar la tenencia de sus hijos.

Paulson actúa a la perfección el momento de quiebre de Clark, quien se encierra en su oficina a llorar en el piso, mientras que Darden la abraza hasta que pase la tormenta. Ninguna de las partes confirmó que haya pasado algo más que ese abrazo, pero American Crime Story registra con romanticismo esa dinámica entre dos individuos que se encontraron trabajando en las circunstancias más estresantes, circunstancias en las que Darden fue un sostén para Clark. Dato: la abogada publicó un libro sobre su experiencia durante el juicio titulado Without a Doubt.

*LOS PORMENORES DE UN JUICIO FASCINANTE

El infame guante que favoreció a O.J. Simpson
El infame guante que favoreció a O.J. Simpson Fuente: Archivo

Una de las acertadas decisiones de la serie fue la de no sobreutilizar a Cuba Gooding Jr., quien aparece en justas dosis. De hecho, O.J. Simpson opera casi por omisión, y su figura resurge en charlas dentro de la celda o en reacciones exacerbadas en la corte. En cambio, Alexander y Karaszewki optaron por centrarse en las vueltas de tuerca de ese juicio que, si no fuera por el pequeño detalle de que efectivamente se desarrolló de esa manera, creeríamos que fue producto de la frondosa imaginación de un guionista. Desde las explosivas e insultantes frases de Fuhrman registradas en cassette hasta preguntas de los abogados que llegaban a la corte por fax, el juicio fue una pesadilla para la fiscalía.

Como ejemplo tenemos un hecho que implicó el tiro de gracia para Clark y Darden, cuando éste comete un error y le hace probar a O.J. (aunque Clark le haya rogado sabiamente lo contrario) su guante ensangrentado de la escena del crimen y Simpson lucha por ponérselo en la mano como si no fuera de su propiedad, lo cual fue considerada una prueba contundente de su inocencia (de más está decir que el guante estuvo preservado en una sala de evidencias donde se pudo haber encogido por el frío). "If the gloves don't fit, you must acquit"/"Si los guantes no entran, deberían absolverlo" dice Cochran tres veces en su alegato final, lo que se convertiría en la frase más memorable de un juicio que permaneció indeleble en la memoria colectiva. Dato: en la sitcom Unbreakable Kimmy Schmidt, Tina Fey y Jon Hamm protagonizaron una hilarante parodia del episodio del guante.

PARTICIPACIÓN. ¿Vieron American Crime Story? ¿Qué les pareció? Los invitamos a debatirla

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.