Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pablo del Campo: "Quiero enfocarme en lo artístico de la publicidad"

El publicista más premiado de la Argentina de los últimos veinte años dejó la red Saatchi &Saatchi, pero anunció que seguirá vinculado a la industria

Lunes 11 de abril de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
Pablo del Campo
Pablo del Campo. Foto: Gabriel Machado

Del Campo ya no trabaja más para Del Campo. Pablo del Campo, el publicista más premiado de la Argentina de las últimas dos décadas, con más de 70 leones en Cannes, anunció su desvinculación como director creativo global de Saatchi & Saatchi, una de las redes más grandes de publicidad del mundo. Su salida incluye el alejamiento de Del Campo S&S Buenos Aires, la agencia que había fundado en 1999 y que en los últimos años se convirtió en una usina de creatividad para el grupo a nivel global.

Desde Nueva York, Del Campo se encarga de aclarar que su desvinculación de Saatchi & Saatchi no significa su despedida de la publicidad, y con 50 años recién cumplidos asegura que seguirá vinculado al negocio que más conoce. "Hoy necesito tener tiempo para volver a enfocarme en lo que más me gusta: lo artístico de la publicidad. Sé que es un momento perfecto para desarrollar muchas de las ideas que más me gustan, que tienen que ver con la generación de conceptos y contenido vinculados con el entretenimiento y las marcas, y por ese camino va mi vocación", explicó a LA NACION.

Sus planes además incluyen mantener actividades paralelas a la publicidad. Por ejemplo, la producción teatral -estuvo detrás de la puesta de la obra Casi normales- y deportiva, como fue la organización en 2007 de la llamada Batalla de las superficies, que reunió en un partido de tenis único a Roger Federer y Rafael Nadal, en una cancha mitad césped y mitad polvo de ladrillo, y fue vista por más de 200 millones de personas en todo el mundo.

-¿Por qué te fuiste de S&S?

-Estas posiciones globales son muy poderosas y excitantes, que te pueden generar demasiada adrenalina. Eso está buenísimo, lo hice durante un buen tiempo y ahora necesito frenar. Durante estos dos años me sentía que vivía de gira permanente, viajando por todo el mundo, porque tenía a mi cargo más de 140 oficinas en 76 países.

-Pero fue una gestión relativamente corta...

En realidad, asumir el cargo global fue algo casi natural te diría, un paso más en mi carrera que ya era global y tenía 20 años de historia. Pensá que los primeros trabajos de Del Campo S&S de la Argentina para el mundo fueron para marcas como Pampers y Ariel hace 15 años. Mis últimos dos años sí estuvieron específicamente al servicio de las necesidades de la red, pero eso no cambió mi forma de trabajar y pensar en comunicación para el mundo.

-¿La desvinculación fue una decisión consensuada o forzada?

-Fue algo que veníamos conversando hace un tiempo y finalmente logramos consensuar mi salida.

-Hacía mucho que habías tomado la decisión.

Hace unos meses que la venía madurando y charlando mucho con Kevin Roberts, uno de los líderes de Saatchi, y siempre estuvo a mi lado.

-¿Hay un acuerdo de non-compite? ¿Por cuánto tiempo?

-Obviamente que tengo una cláusula de este tipo. Por un tema de confidencialidad no puedo hacer públicos los términos del acuerdo, pero son los plazos lógicos para estas posiciones.

-¿Y qué balance se puede hacer de estos dos años?

-Creo que fui un buen DT: puse a los mejores equipos en las posiciones en las que mejor sabían jugar. Italianos en Nueva York para marcas clave, belgas en Londres que anduvieron muy bien y, obviamente, argentinos por todos lados. Si algo me quedó pendiente fue haberme involucrado más directamente con Asia, uno de los mercados más difíciles de interpretar.

-La crisis que enfrenta la industria en la Argentina, ¿tuvo alguna influencia en la salida de la red?

-No, para nada. En todo caso, hoy la crisis es mundial. La industria se está transformando y la dinámica con los clientes también está viviendo un cambio muy profundo. Hoy existe una necesidad de ofrecer servicios integrales porque los clientes están buscando oferta y soluciones en todas las áreas y los medios. Pero por otro lado estamos perdiendo algo muy valioso. Se empieza a perder el partnership entre cliente y agencia, y se pierde el rol de "experto en comunicación". Porque hoy necesitás un experto frente a la inmensa oferta que tiene la marca para comunicar, los miles de plataformas, canales y medios. Y eso a mí no me gusta. No me gusta que los clientes se transformen en directores creativos.

-¿Te estás retirando de la publicidad?

-De ningún manera. Voy a seguir vinculado a la industria, combinando lo que más gusta que es la publicidad y el entretenimiento. Quiero recuperar todo lo que tiene de artístico y artesanal el trabajo publicitario.

-¿Y qué va a pasar con Del Campo Buenos Aires?

-La agencia seguirá funcionando como lo hizo hasta hoy. Desde hace un tiempo no tengo funciones ejecutivas en la agencia. Confío en que Ari (Serkin), Juan Pablo (Lufrano) y Rafa (Santamarina) seguirán haciendo las mejores campañas de la red. Creo que las últimas dos campañas que hicimos para la marca de cerveza Andes son geniales. Estoy seguro de que la red va a saber mantener el talento que se formó en la Argentina y que hoy ocupa puestos relevantes no sólo en Buenos Aires, sino también en un montón de oficinas de todo el mundo.

-¿Por qué la creatividad argentina es tan valorada afuera?

La creatividad local está considerada en el top five a nivel mundial y eso claramente no se explica por una cuestión de tamaño del negocio, sino porque los argentinos aman la publicidad. Esto es algo que no se da en todos los países. Puede ser que haya algo parecido en Inglaterra o en Estados Unidos cuando se juega el Superbowl, pero en el resto del mundo no hay tanto fanatismo por la publicidad. Salvando las distancias, es algo parecido a lo que pasa con el fútbol. Yo estoy convencido de que la Argentina exporta tanto talento, porque en el país la gente ama al fútbol.

-¿Dónde te vas a radicar? En la Argentina? En Estados Unidos?

-Voy a vivir en Buenos Aires. La idea es seguir viajando, pero ahora de vacaciones, que hace dos años que no me tomo.

-Más allá de la publicidad, también incursionaste en teatro y la organización de espectáculos deportivos. ¿La idea es seguir?

Lo del teatro siempre lo vi como un hobby. En realidad tan hobby como la publicidad. A mí me pasa con el teatro lo mismo que con la publicidad o con el tenis. Todas me encantan, me divierten mucho. Para mí el trabajo y lo que me gusta hacer van estrechamente juntos. Todo lo que produzco jamás lo siento como un trabajo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas