Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La importancia de escuchar los síntomas: los mensajes del cuerpo

Martes 12 de abril de 2016 • 00:59
0

Me duele la cabeza. Tengo acidez de estómago. Me duele la espalda. Claro, todos sabemos que son síntomas. Un síntoma es una manifestación física o incluso emocional que nos hace tomar conciencia que algo anormal está pasando. Lo que sucede es que el cuerpo es tan noble y resistente que simplemente nos hemos acostumbrado a tener síntomas a lo largo de la vida. Es algo común. Es decir con el tiempo las personas terminan conceptualizando al síntoma como algo, en virtud de su frecuencia, simplemente normal, y resulta que no lo es. Es más, cuando el cuerpo se cansa de enviarnos mensajes a nuestra conciencia a través de los síntomas estos aumentan de intensidad y/o frecuencia y finalmente consultamos al médico. Así cuando el paciente relata sus síntomas al médico, este sin "sentir" esos síntomas, formula un posible diagnóstico. Vale decir que para lo que al paciente es un síntoma para el medico se denomina "información". Así los médicos pensamos en los síntomas, planteamos diagnósticos posibles, formulamos un plan de estudios y finalmente establecemos una estrategia terapéutica. El problema es que ese paciente, muchas veces, debió haber llegado antes a la consulta y en consecuencia lamentamos realizar un diagnóstico tardío que no pocas veces disminuye las posibilidades terapéuticas y modifica negativamente el pronóstico.

¿El porqué de los diagnósticos tardíos?

Porque el paciente considera a los síntomas como se había acostumbrado a hacerlo, como si fueran normales. Los síntomas son el lenguaje que el cuerpo tiene para avisarnos que algo malo sucede y en tanto ellos es una "información". En consecuencia si no toma conciencia sobre esa información no podemos actuar a tiempo. Si nos acostumbramos a considerar a los síntomas como "información" y no simplemente como síntomas estaremos "escuchando" los mensajes del cuerpo. Así nos convertiremos en el médico que tenemos más cercano que es justamente lo que quiere nuestro cuerpo.

Tomemos por caso el cansancio

Todos creemos que el cansancio es simplemente cansancio. Es más, ni siquiera lo consideramos como síntoma, y resulta que es uno de los síntomas más frecuentes e importantes. Y según hemos visto, no solo es un síntoma, es "información" que nos indica que estamos sobrecargados, que la carga supera nuestra resistencia y nos pide que actuemos para revertir ese proceso de desbalance permitiendo la recuperación psicofísica para volver a la normalidad. Pero claro, como el cuerpo es tan noble y resistente abusamos de él y seguimos adelante. Pero debemos tener presente que esto no es gratis, tiene un costo hipotecario y un día llega la factura.

Al comienzo comentamos tres síntomas frecuentes, el dolor de cabeza, la acidez de estómago y el dolor de espalda. Es probable que para el dolor de cabeza tomemos un analgésico, para la acidez un antiácido y para el dolor de espalda un relajante muscular sin pensar que se tratan de algo más que simples síntomas, debemos percibirlos como "información" o mensajes que el cuerpo nos envía para avisarnos que algo malo o incorrecto sucede y que simplemente tomemos conciencia además de un medicamento de venta libre, que solo debiera usarse ocasionalmente y por corto tiempo.

El cuerpo siempre nos habla y nos envía información. Al principio lo hace en voz baja, si no lo escuchamos va aumentando el tono y volumen del mensaje hasta que nos termina gritando para que lo escuchemos.

En definitiva lo que quiero transmitir como consejo médico es que si tenemos un síntoma es porque algo lo provoca y en tanto el síntoma se repita debiera motivar la consulta médica precoz. Un síntoma es información y si sabemos escuchar los mensajes del cuerpo la consulta médica precoz nos brindara la mejor oportunidad terapéutica. Espero que este consejo resulte útil.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas