Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Enfrentamientos con manteros violentos en Flores

Chocaron con la policía, que ocupaba las veredas; hubo tres efectivos heridos y tres detenidos

Miércoles 13 de abril de 2016
Policías metropolitanos se enfrentaron a los irascibles manteros en la avenida Avellaneda
Policías metropolitanos se enfrentaron a los irascibles manteros en la avenida Avellaneda. Foto: Télam / Enrrique Cabrera
0

Esta vez el operativo, en forma pacífica, fracasó: corridas, golpes, pedradas, gases lacrimógenos, vehículos dañados y el tránsito interrumpido varias horas en Flores. Hubo tres detenidos y tres policías heridos. Ése fue el precio que se pagó el segundo día en que la policía ocupó las veredas que, hasta ahora, manejaban los manteros con la venta ilegal de ropa en la avenida Avellaneda.

Un día después del operativo que, con la ayuda de 500 agentes de la Policía Federal de la Ciudad y la Metropolitana, impidió que se instalaran nuevamente los vendedores ilegales en la citada avenida, en Flores. A pesar de que seguían allí apostados miembros de ambas fuerzas, los manteros marcharon y avanzaron sobre las posiciones de la policía. Los comerciantes, atemorizados, tuvieron que bajar sus persianas ante las amenazas e insultos de los manteros, varios de ellos de nacionalidad africana y algunos de los cuales se enfrentaron, casi cuerpo a cuerpo, con los agentes del orden.

Los manifestantes, además, golpearon automóviles estacionados y, cuando policías de la Guardia de Infantería procuraron frenarlos, protagonizaron más forcejeos y hasta les arrojaron piedras, tras lo cual un mantero terminó preso por daños y resistencia a la autoridad, según informaron fuentes policiales a la agencia de noticias DyN.

Cerca de las 9.30 se produjeron los primeros disturbios, cuando un grupo de vendedores cortó el cruce de Avellaneda y Cuenca. Se desplazaron hasta Bogotá y amenazaban a los comerciantes. "Nos decían que cerráramos y empezaron a golpear las persianas", contó Hernán, que trabaja en uno de los locales afectados. Según este comerciante comenzaron las corridas y los manteros con piedras y palos rompieron los vidrios de algunos de los autos estacionados sobre Cuenca.

"Nos amenazaban con saquearnos si no cerrábamos las persianas", contó Ricardo Martínez, presidente de la Asociación de Comerciantes de la Avenida Avellaneda (Acoma). Tanto Martínez como otros comerciantes coinciden en que, además, algunas de las personas que participaban de las manifestaciones no son las mismas que están todos los días vendiendo. "Hay gente que comanda todo, y no son de acá", aseguró. Más tarde, a las 13.30, hubo nuevas corridas. Los vendedores ilegales se reunieron en Concordia y Avellaneda; desde allí se desplazaron hasta Bogotá.

"Acá no trabaja nadie..."

A los gritos de "Acá, si nosotros no trabajamos, no trabaja nadie" y "Cierren las persianas, que se vienen los saqueos", caminaron hasta Nazca y volvieron sobre Avellaneda. En esa esquina y en medio de la confusión, los manifestantes comenzaron sorpresivamente a volcar los contenedores de basura. Siguieron corridas y los efectivos policiales respondieron con gases lacrimógenos para disuadirlos. Ya en Argerich y Avellaneda, mientras los policías intentaban inmovilizar a uno de los manifestantes, el resto comenzó a tirarles piedras, lo que derivó en más detenciones y cuatro policías heridos.

Algunos de los vendedores dijeron que había infiltrados en la movilización, y éstos serían los que iniciaron los disturbios. "Cuando estábamos en Nazca vino un grupo que supuestamente es de Once. Eran senegaleses, y ellos quisieron cortar toda la avenida. Ése fue el problema. Nosotros habíamos tomado un solo carril, porque estábamos respetando lo que nos pedía la policía", dijo Roxana, una de las manteras. "Los senegaleses estaban enardecidos, empezaron a tirar los contenedores de basura y se armó la gresca", contó Jahaira Núñez, una mantera.

Iván Terán, un delegado de la organización de los vendedores de la vía pública de Flores, dijo a este diario que tenían prevista para ayer, a las 15, una reunión con representantes de Espacio Público (según les había indicado Jorge López, otro delegado), pero que ese encuentro se pospuso de manera indeterminada debido a los disturbios. "Mientras tanto, vamos a seguir marchando mañana [por hoy] a partir de las 8, hasta que se abra un canal de diálogo", aseguró.

Desde Espacio Público, en cambio, niegan que haya existido una posibilidad de reunión.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas