Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dedicarles a los hijos tiempo de calidad

Viernes 22 de abril de 2016
PARA LA NACION

La educación de los hijos supone enfrentarse con una tarea por demás compleja. Desde hace un tiempo se observa toda una serie de desajustes de conductas en los niños, que de alguna forma tienen que ver con las patologías del desamparo. Estas situaciones surgen porque el adulto responsable se corre de su rol de responsabilidad y de cuidado.

Entonces, ¿qué les podemos ofrecer a nuestros hijos? Para empezar, tiempo, en calidad y cantidad. Se sabe lo difícil que es cuando uno llega a su casa agobiado por todos los problemas laborales. La crianza implica un esfuerzo consciente en el acompañamiento. Podemos generar espacios donde medie el disfrute, hacer diferentes actividades que nos guste compartir.

En el seno de la familia, sea la modalidad que sea, podemos consensuar en armonía las pautas de crianza, sostenerlas y reverlas en la medida de las situaciones. Permanentemente nos enfrentamos con cuestiones a resolver. El conflicto es inherente a la crianza.

La clave es ser adultos referentes, donde nuestros hijos puedan recurrir para solicitar ayuda. No somos pares: somos padres. Y la complicidad es entre pares, no para padres. Se hace difícil sostener un no y que nos acusen de estar "fuera de tiempo", pero vale la pena seguir nuestras convicciones.

Ayudar a nuestros hijos a ir asumiendo diferentes responsabilidades. Y también enseñarles a hacerse cargo de sus acciones, tanto de aquellas que son muy buenas como de aquellas en que se equivocan y es necesario reparar. Hacerles saber que la intervención de cada uno repercute en el otro.

Son los adultos los que deben guiar y proteger a los hijos en este juego dinámico de pertenecer a la sociedad, sin perder la subjetividad.

La autora es especialista en educación

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.