Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

25 años del Mercosur y muy poco para festejar

LA NACION
SEGUIR
Martín Dinatale
Miércoles 27 de abril de 2016 • 01:00
0

Nadie podrá negar que en el acto de conmemoración por los 25 años de la creación del Mercosur que se hizo anteayer en Montevideo sobreabundó el folclore latinoamericano, que fue una radiografía fiel de la situación actual del bloque: un grupo regional en crisis, con una economía que no logra despegar y donde la integración regional aún es un sueño eterno.

Ante este panorama desolador poco hay para festejar en estos 25 años de vida del Mercosur . Pero las diplomacias de Paraguay, Venezuela, Uruguay, Argentina y Brasil se empecinaron en armar un festejo que rozó lo patético. En el evento hubo presidentes ausentes, pese a que en lo formal se dirá que no estaba previsto que fueran; muchas expresiones de parlamentarios peleados por enfrentamientos ideológicos; discursos setentistas y el retiro de un grupo de legisladores de Brasil del recinto del Parlasur.

Desde aquella piedra incial que comenzó a gestarse el 30 de noviembre de 1985 con la Declaración de Iguazú de los entonces presidentes de Argentina y Brasil, Raúl Alfonsín y José Sarney, respectivamente, pasando por el Tratado de Asunción de 1991 donde se adoptó el nombre Mercosur y se le dio al bloque una estructura institucional básica y se estableció un área de libre comercio, ocurrieron muchas cosas. Pero hay un hecho inequívoco que hoy empaña los festejos: el Mercosur no logró aún su unidad económica y política plena.

"Hay un hecho inequívoco que hoy empaña los festejos: el Mercosur no logró aún su unidad económica y política plena"
Compartilo

Por el contrario, los países miembros siguen padeciendo las diferencias internas y los avatares externos. Una mínima muestra de ello con datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) indica que en 2012 hubo en el Mercosur un período de contracción de las exportaciones totales, que ese año cayeron en 2,8%. Esto refleja el estancamiento de la demanda extrazona, que comienza en ese período, y el débil desempeño de la actividad de los integrantes del acuerdo. A la vez, el informe 19 del BID señala que el comercio al interior del Mercosur tiene una elevada correlación con el ciclo económico: aumenta durante la fase expansiva y se contrae cuando se deteriora la actividad económica.

En los últimos años el Mercosur dejó de ser atractivo para muchos inversores extranjeros. En 2013 y 2014 la inversión directa extranjera en los países del bloque se redujo significativamente. Algunos economistas y diplomáticos advierten que la crisis de Brasil podría empeorar este panorama de inversión extranjera. Claro que Macri confía en que los capitales de inversión se trasladen a la Argentina por la crisis que afecta a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff .

Pero hay, al mismo tiempo, un impacto negativo de la crisis brasilera que ya se siente fuerte en la Argentina. Si no, hay que preguntar a los empresarios de la industria automotriz argentina que redujeron casi en un 50% su actividad, ya que las exportaciones a Brasil cayeron drásticamente desde que empezó el proceso de juicio político a Rousseff. Las exportaciones argentinas dependen en un 40% de Brasil.

Desde lo político e institucional, el Mercosur tampoco muestra grandes avances luego de 25 años. Está muy lejos de tener una moneda única al estilo de la Unión Europea (UE), ni siquiera hay un pasaporte único del bloque y el Parlasur carece de peso en la toma de decisiones políticas de los presidentes. El parlamento del Mercosur aún no cuenta con todos sus miembros votados en forma directa y recién ayer pudo conformar sus comisiones de trabajo con integración equitativa por cada país. Las sesiones del Parlasur resultan ser tan insignificantes que hasta una votación escandalosa como la que hubo en el recinto hace 10 días pasó desapercibida: extrañamente votó la ausente mercodiputada y detenida en Jujuy, Milagro Sala , sin estar allí.

"El Mercosur está muy lejos de tener una moneda única al estilo de la Unión Europea y ni siquiera hay un pasaporte único del bloque"
Compartilo

Las negociaciones por un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la UE podrían salvar el pellejo de un bloque regional devastado. Pero en las últimas horas esas negociaciones están en serio peligro de naufragar. Francia pidió que se postergue la fecha de inicio de intercambio de ofertas entre los bloques prevista para el 11 de mayo próximo en Bruselas. El tema dependerá ahora de la Comisión Europea. Pero se sabe el peso que ejerce París en la UE. No sólo eso: la administración de François Hollande sumó el apoyo de 13 países del bloque en ese reclamo y advirtió de que la oferta al Mercosur afecta a "productos sensibles" y sería considerada una "provocación" por los agricultores europeos.

Ayer, la canciller Susana Malcorra, en un intento por reanimar de terapia intensiva esas negociaciones, hizo un fuerte llamado político. "Como Mercosur estamos en un punto sin retorno con la UE. Sabemos que las propuestas iniciales son propuestas de partida que no dejarán satisfecha a ninguna de las partes, pero que servirán para luego negociar. Si no avanzamos en las negociaciones será una oportunidad perdida", dijo la canciller de Macri en el cierre del Encuentro Empresarial Iberoamericano.

¿Que le deparará al Mercosur si una vez más fracasan las negociaciones por el libre comercio con la UE? ¿Cómo reaccionará desde junio Venezuela cuando se haga cargo de la presidencia pro témpore del bloque? ¿Qué ocurrirá si finalmente Rousseff es eyectada del poder en Brasil? Apenas escasas preguntas en medio del inmenso mar de dudas en que naufraga el Mercosur con sus 25 años y poco para festejar.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas