Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

25 años: tiempos de cambio en el arte argentino

En su 25° aniversario, la feria arteBA presentará en mayo una muestra con lo más reciente de la expresión visual

Cristina Schiavi, Mercado, instalación, 2008 (galería Miranda Bosch)
Cristina Schiavi, Mercado, instalación, 2008 (galería Miranda Bosch). Foto: Gentileza arteBA
Sábado 30 de abril de 2016
0

Qué son 25 años en la historia del arte? A contramano del tango, pueden ser mucho. Así lo señala el caso argentino: los últimos 25 años significaron dos décadas marcadas, en un extremo, por los eufóricos ecos de la recuperación democrática, y, en el otro, por los diversos modos de entender un mercado del arte globalizado, fluctuante e inmerso en el mundo poscrisis de 2008. En el medio, las huellas de la hecatombe propia: el año 2001, su quiebre y la irrupción de nuevos modos de concebir, realizar e incluso discutir la obra artística.

Mientras que los años 90 son casi sinónimo de festivo abandono de los imperativos de la pintura expresionista, exploración en el universo mediático, objetos, muestras en el Centro Cultural Ricardo Rojas y "arte light", el arte de la Argentina post 2001 es el de los colectivos de artistas, la expresión callejera, la indagación en nuevos modos del arte político, la fascinación tecnológica, la impronta de lo digital. Al cabo de ese tránsito, el panorama se exhibe diverso, renuente a los encasillamientos, inscripto en tradiciones fragmentarias y múltiples. Y es precisamente desde este presente difícil de aprehender que la edición 2016 del Espacio Dixit de arteBA se propone interrogar algunos de los vectores claves del arte local de los últimas dos décadas, en coincidencia con el 25° aniversario de la feria.

Adrián Villar Rojas: entre los artistas jóvenes, es el que mayor proyección internacional ha tenido en este cuarto de siglo. Aquí, su obra Me sangra la nariz, fotografía digital (toma directa), 2006
Adrián Villar Rojas: entre los artistas jóvenes, es el que mayor proyección internacional ha tenido en este cuarto de siglo. Aquí, su obra Me sangra la nariz, fotografía digital (toma directa), 2006. Foto: Gentileza arteBA

Desde su creación, hace dos años, Dixit fue un ámbito dedicado a la curaduría y la exhibición de obras en clave más próxima a lo museístico. Este año se decidió convocar a un equipo curatorial integrado por los ganadores del Programa Jóvenes Curadores 2013, 2014 y 2015 -Lara Marmor, Federico Baeza y Sebastián Vidal Mackinson-, quienes llamaron a su propuesta Oasis. Afinidades conocidas e insospechadas en un recorrido por la producción artística de nuestro tiempo.

"La exposición no presenta definiciones o conclusiones estables sobre el período - explica Federico Baeza-. No se trata de una muestra construida cronológicamente donde uno pueda encontrar estilos o escuelas que se sucedan en el tiempo o que sean necesariamente las más significativas. En realidad, se trata de ciertas preguntas, interrogantes abiertos, una colección contingente y precaria de la producción contemporánea de nuestro medio."

Por su parte, Lara Marmor comenta: "Decidimos no pensar Oasis desde un punto de vista panorámico; tampoco intentamos llegar a conclusiones o definiciones categóricas, porque en los últimos 25 años sucedieron muchas cosas y muy distintas. Lo que buscamos es acercar al público algunas particularidades, problemas, cuestiones que a nosotros nos llamaron la atención y nos interesa compartir." Marmor, asimismo, destaca un aspecto determinante en este particular emprendimiento curatorial: "Oasis es una muestra que se realiza dentro de arteBA e incluye a artistas que pertenecen a esta órbita del mercado. Muchos quedan afuera; es decir, está clarísimo que es un recorte de un recorte."

Lara Marmor integra el equipo curatorial
Lara Marmor integra el equipo curatorial. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

Emprendimiento colectivo

Durante siete meses, los tres curadores se dedicaron a discutir, reflexionar y determinar los puntos de vista que redundarían en la elección de obras y un listado de 50 artistas que, entre otros, incluye a Nicanor Aráoz, Gabriel Baggio, Matías Duville, Diego Bianchi, Irina Kirchuk, Leila Tschopp, Adrián Villar Rojas, Lux Lindner, el colectivo Rosa Chancho, Marcelo Pombo, Leticia Obeid, Fernanda Laguna. "Creo que lo más interesante es pensar en términos de artistas más idiosincrásicos, cuyas obras son difíciles de descifrar, decodificar y relacionar o asociar con estéticas o corrientes conceptuales internacionales -describe Marmor-. Uno de los vectores que guió parte de nuestro trabajo fue la búsqueda de estos artistas más indescifrables y únicos, como Lux Lindner o Laura Códega."

En esta línea, la obra de Cristina Schiavi que abre esta página parece conjugar varios de aspectos de la expresión visual reciente (instalación, objetos, recurrencia a elementos de la cultura masiva) al mismo tiempo que reenvía, con la cita a Jorge de la Vega, a las lúdicas, multifacéticas y por momentos disruptivas búsquedas de las vanguardias de los años 60. En la muestra también se podrá ver obra de Claudia del Río, a quien Federico Baeza califica como "inclasificable", dado el modo en que su trabajo combina tradiciones conceptuales, relacionales (proyectos que van más allá de una obra física para construir espacios de encuentro entre personas) y, a la vez, clásicas, ya que mantuvo el interés por el dibujo, el collage y las técnicas de cierto contenido artesanal.

Federico Baeza, uno de los curadores
Federico Baeza, uno de los curadores. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi

"Hoy, en nuestro capitalismo tardío, la esfera del arte contemporáneo es un campo emblemático de transformación y producción de valor material e imaginario", reflexiona Baeza. A modo de ejemplo, el curador señala el modo en que la obra El gran formato y la espectacularidad, de Lucrecia Lionti, tematiza la espectacularización que generan las presentaciones a grandes escalas. "Otro proyecto interesante en este sentido es el Premio Rosa Chancho de 2007, producido por este grupo de artistas -continúa Baeza-. En el premio arteBA-Petrobras 2007, Rosa Chancho produjo un espacio donde se comercializaba obra y se ponían en relación la valoración simbólica y la económica, ya que el valor de venta influía directamente en la ponderación final de las obras vendidas. En esta exposición se va a exhibir documentación de esta experiencia."

Como corresponde a una exhibición que busca reflejar el pulso de la búsqueda expresiva contemporánea, Oasis incluirá un ciclo de charlas (donde participarán Orly Benzacar, Gustavo Bruzzone, Guadalupe Chirotarrab, Ana Gallardo y Paola Vega), además de un programa de actividades que entrelazará las indagaciones visuales con la literatura, el teatro y el cine. "Hoy las disciplinas desbordan las fronteras de las prácticas - explica Marmor-; la literatura, el teatro, el cine y las artes visuales están súper relacionados. Queríamos exhibir algo de esta relación, además de mostrar parte de un panorama cultural complejo y más amplio."

En busca de organizar una agenda "rica, atractiva, desafiante", y de profundizar el tono de creación colectiva de toda esta experiencia curatorial, convocaron a tres profesionales amigas: la licenciada en Artes y crítica Mercedes Halfon, l a productora cinematográfica Agustina Llambí Campbell y la escritora y licenciada en Letras Marina Mariasch. Algunas de sus propuestas: un ciclo de poesía y postcapitalismo, y la exhibición de los videos con los que, durante los años 90, Gustavo Bruzzone registró inauguraciones, charlas íntimas y encuentros en el mundo del arte porteño de la época. "¡Va a ser uno de los highlights de la feria!", se entusiasma la curadora.

Sebastián Vidal Mackinson, uno de los curadores
Sebastián Vidal Mackinson, uno de los curadores. Foto: LA NACION / Santiago Filipuzzi
En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas