Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De startup en startup, de servicio a producto y de la Argentina a Silicon Valley

Luego de fundar Balloon Group, Santiago Bibiloni vuelve a cero para impulsar Cor, una nueva compañía de software en la nube para empresas

Lunes 09 de mayo de 2016
SEGUIR
LA NACION
0
El equipo de Cor, la nueva apuesta de Biblioni
El equipo de Cor, la nueva apuesta de Biblioni.

"En un emprendimiento, uno es su propio techo", decía Santiago Bibiloni, a poco de haber fundado Balloon Group, su primera empresa, junto a un grupo de socios. La agencia que ayuda a pymes y entrepreneurs a desarrollar estrategias digitales y las impulsa marcha saludable. Por eso -y no por lo contrario, como suele ocurrir-, Bibiloni empieza un nuevo desafío al frente de Cor. Ahora, pese a que sus 26 años parezcan poco, volverá a partir de cero con la experiencia de haber superado una vez los escollos del emprendedor.

Si los fracasos son valorados entre los inversores, los triunfos no lo son menos. Para el nuevo reto, Bibiloni parte con un fuerte envión. Nada menos que Marcos Galperin, creador de Mercado Libre, está entre sus inversores ángeles, lista que completan Esteban Goyheneix (inversor en Dinero Mail, iBillionaire y Moni), y Fermín Gutiérrez, de LD Holding. Entre ellos aportaron $ 3 millones para validar la idea y dar los primeros pasos en el mercado local. "La confianza está puesta sobre el equipo", dice Bibiloni, consciente del valor económico extra de ese voto de confianza de jugadores al momento de buscar nuevos fondos.

En estos años, Bibiloni se ocupó, además de hacer crecer su empresa, de conectarse en el ecosistema emprendedor, del que es parte activa en la difusión de la actividad.

Cor es una plataforma de project management alojada en la nube, que funciona con el modelo software as a service (SaaS; software como servicio), para empresas pequeñas y medianas que ofrecen servicios y que buscan conocer la rentabilidad de sus proyectos. Para hacerlo más comprensible, explica Bibiloni, es un servicio que se conecta a la Web, como Netflix o Spotify, y requiere una suscripción mensual. La diferencia es que esas plataformas son de entretenimiento y Cor, un sistema de gestión para firmas que venden horas hombre, como una agencia de publicidad.

El proyecto surgió por iniciativa de uno de los socios iniciales de Balloon, que había salido de la empresa. Ahora, Martín Minces volvió a ser el socio tecnológico de un negocio con gran potencial. "Lo demuestra el hecho de que en los Estados Unidos surgieron plataformas como Asana, centrada en asignación de tareas y creada por el cofundador de Facebook, y otras, como Trello y Basecamp", dice Bibiloni. La diferencia, y allí la ambición de instalarse a competir en Silicon Valley en pocos meses, es que Cor concentra la gestión de distintas tareas y otros servicios.

Según explica el ex CEO de Balloon Group, Cor es capaz de cruzar datos cuali y cuantitativos sobre proyectos y equipos de trabajo, y permite, por ejemplo, no sólo asignar tareas, sino también enviar presupuestos automatizados y medir la rentabilidad, por mencionar algunos usos. "Es un producto y no un servicio, y eso lo hace 100% escalable", indica.

El modelo de negocio es el expandido freemium, que cuenta con una parte gratuita y un servicio premium para los que estén dispuestos a pagar a cambio de una versión más completa. El costo depende del plan, explica el nuevo CEO de Cor, cuyo cuadro de tarifas contempla un amplio espectro de clientes. Por ejemplo, a un trabajador freelance, el uso de la plataforma con más facilidades le cuesta US$ 15 al mes. En cambio, las empresas pagan US$ 40 por 10 usuarios o US$ 100 cada un centenar de empleados conectados. Por encima de esas cifras, cada usuario adicional suma US$ 5.

¿Por qué inscribir la empresa en los Estados Unidos después de una experiencia exitosa en la Argentina? La avanzada local, dice el emprendedor, es, en realidad, un tiempo de validación y de ajuste, del cual depende la incursión en Silicon Valley. "A diferencia de Balloon Group, que es una empresa de servicios más difícil de escalar, el mercado de este producto es el mundo. Al ser un producto, con un equipo chico podés operar en todo el mundo, y creemos que la única forma de que eso sea posible es con mucho marketing e inversión. Después de la inversión ángel necesitaremos una suma más alta, que se consigue más fácilmente allá." Otro factor, agrega, es la facilidad de conectar a todo un mercado con PayPal, a diferencia de América latina, que demanda una forma distinta de facturar en cada país.

Una idea incubada en un proyecto propio

Cor

La iniciativa surgió del propio riñón de Balloon Group, a partir de un socio tecnológico. En Cor unen el potencial del producto a la fuerza de ventas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas