Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Condiciones para dar impulso a las ideas

Especialistas destacanel talento local y ven un desafío en infraestructura

Domingo 15 de mayo de 2016
0

De acuerdo con la descripción hecha en el informe del Fomin, la economía colaborativa es resultado de "la conjunción de formas económicas antiquísimas, como el regalo y el trueque -u otras más recientes, como la compraventa- con una constelación de innovaciones disruptivas, tecnológicas, económicas y sociales, que genera importantes cambios en el funcionamiento de los mercados de todo el mundo". Si bien el fenómeno no es nuevo, destacan los autores, "la madurez de Internet y la expansión de la tecnología móvil han posibilitado la generalización y masificación de plataformas de intercambio que permiten la reducción de los costes de transacción". En segundo lugar, se mencionan factores económicos como la crisis y el desempleo; y por último, la mayor conciencia ambiental.

¿Cuál es la situación en la Argentina para crear y recibir expresiones de este modelo? Jorge Bragulat, profesor de Economía Social de la Universidad de Tres de Febrero, afirma que la economía colaborativa no tiene ideología y es adaptable a distintos sistemas económicos. "Puede ser aprovechada tanto por el capital lucrativo y transformarse en un procedimiento para hacer negocios, como también, ser instalada en economías cooperativas sin fines de lucro", observa.

Ignacio Cassol, director de Ingeniería en Informática de la Universidad Austral, pone énfasis en un atributo local que podría actuar como catalizador de la tendencia. "El factor clave de expansión de este fenómeno está en el potencial humano de toda la cadena del negocio. Y la Argentina tiene una gran ventaja en el talento para liderar. El profesional argentino es creativo e innovador, características clave para el desarrollo de estas economías", subraya. A lo anterior, aclara, hay que hacer una salvedad coyuntural: "En muchas zonas del país hay mal servicio de Internet. Sin ir más lejos, hay zonas de provincia de Buenos Aires con muy poco ancho de banda y pocas prestadoras".

Aunque la penetración de Internet es una de las más altas de la región, con un 71%, según el centro de investigaciones Pew, existe un desafío en los teléfonos inteligentes, cuya tasa de inserción es de 48%, de acuerdo con la misma fuente. Pero no es lo único: aún estando por debajo de la Argentina en ambos casos, Brasil lo supera en cantidad de empresas colaborativas en funcionamiento.

En general, la referencia a esta disrupción está asociada a los emprendedores. Entre varios otros, un caso local es Wimet, un marketplace para vincular propietarios y buscadores de espacios de alquiler para eventos, que será lanzada pronto. No obstante, las empresas establecidas también tienen su rol para crear un contexto propicio. Dando respaldo, como Codamation (creadora de Monedero) en el ejemplo de Wimet. O, según Cassol, mediante acciones ineludibles de supervivencia, para "pasar de defenderse a generar oportunidades de negocio".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas