Cada vez más firmas optan por créditos en dólares - LA NACION
0

Cada vez más firmas optan por créditos en dólares

Las altas tasas en pesos son el principal aliciente para las empresas
Javier Blanco
0
16 de mayo de 2016  

Espantadas por el elevado nivel que mantienen las tasas de interés en pesos, cada vez son más las empresas que analizan o ya optan por tomar crédito en dólares para bajar el costo final de financiamiento, aunque les toque asumir el riesgo cambiario.

El dato surge de observar la evolución del stock de préstamos al sector privado que releva el Banco Central (BCRA), que muestra al total del crédito en pesos visiblemente estancado o en retroceso (sube 0,7% en el acumulado de 2016, pero cae 0,4% en lo que va de mayo), mientras que el stock de créditos en dólares crece de manera ininterrumpida (6,2% en mayo, 72% en lo que va del año) y vigorosa desde hace cinco meses, aunque el elevado nivel que muestran estas tasas de expansión está fuertemente influenciado por el reducido volumen en que había quedado este tipo de financiaciones tras varios años de cepo.

La posibilidad de arbitraje en busca de precios más accesibles sólo está abierta -por normativa prudencial, para evitar descalces de monedas- para las empresas exportadoras (es decir, que muestren capacidad de pago en divisas) o sus proveedoras. Se trata de un universo de 7500 compañías, de manera directa, que se amplía a unas 20.000, siempre que estas últimas "logren acreditar ante el banco algún contrato por provisión de servicios o algún tipo de insumos", aclaran en los bancos.

Pero menos del 10% de ellas tienen operaciones regulares y de gran porte.

El incentivo de precios es fuerte. Mientras el costo promedio de un préstamo en dólares no supera un dígito anual (parten del 4,5% para pymes del sector agropecuario que necesiten prefinanciar exportaciones, y del 6,9% para proyectos de inversión, en la línea que ofrece el Santander Río, que lanzó una campaña promocional al respecto), el costo del financiamiento para capital de trabajo en pesos ronda el 40% anual.

Por eso "no sorprende" que las empresas empiecen a tomar cada vez más deuda en dólares en el contexto actual. "Es la contracara del apretón monetario que, dejando de lado las líneas subsidiadas, hace que no exista casi ningún instrumento para financiarse a una tasa menor del 35/40% en pesos", dice Juan Ignacio Fernández, economista de la consultora Oikos Buenos Aires. Fernández explica que con un mercado de futuros cambiarios " priceando una depreciación anual de alrededor del 26% (en el Rofex se opera a $ 17,5 el dólar a fin de marzo de 2017) podemos concluir que las tasas en pesos dolarizadas en torno al 13% efectivo estarían resultando caras".

De allí que la decisión de endeudarse en dólares "se ve como una opción racional, en un marco caracterizado por un mercado de cambios ya normalizado y sin mayores frentes de tormenta de cara al próximo año", sostiene su compañero de equipo Santiago Rossi.

Para Amílcar Collante, del Centro de Estudios Económicos del Sur (Cesur), la oferta de crédito más favorable en dólares es una de las derivaciones de la fuerte recuperación que mostraron los depósitos privados en esa moneda. "Treparon de 9000 millones a 11.758 millones, lo que les abrió la posibilidad a los bancos de ser más agresivos para otorgar créditos en dólares y derivó en el incremento en US$ 2200 millones en el stock destinado a empresas", describe. "Para las empresas parece más atractivo endeudarse al 8/8,5% anual que a las actuales tasas en pesos, más si se tiene en cuenta que no se esperan movimientos bruscos en el tipo de cambio hasta fin de año", concluye.

Pero desde marzo este proceso, que se daba naturalmente por incentivo de precios, tuvo un empujón oficial. Fue cuando, mediante la comunicación "A" 5908, el BCRA amplió el destino que podrían tener los créditos en dólares siempre que logren demostrar "suficiente flujo de fondos en divisas".

En los bancos admiten que el interés por este tipo de financiaciones creció fuerte, mucho más que la demanda real. "Pero son más consultas que las concreciones, en especial porque entre las pymes hay una especie de resistencia cultural a endeudarse en otra moneda", afirman en el Santander Río. "Sondeos hay, pero por cada 10 consultas se cierran dos operaciones", confiaron en otro banco líder.

Collante está convencido de que la resistencia de la que hablan entre los bancos es natural por la historia argentina. En ese sentido, cree que lo conveniente sería que "esta dolarización de depósitos y créditos sea sólo transitoria", pero enfatiza que luego el BCRA "deberá crear los instrumentos necesarios para que el crédito se pueda expandir en moneda local", si lo que en verdad se pretende es un verdadero despegue del crédito.

Fernández y Rossi coinciden en que aunque coyunturalmente la estrategia de cambiar de monedas para bajar costos de financiamiento aparece como un "camino lógico", se trata de un camino no "exento de riesgos". "En especial si el BCRA tiene problemas para desinflar la bola de nieve que se armó con las Lebac, y esos pesos, al volver a la circulación, fueran al dólar presionando al alza su cotización", advierten, aunque, por ahora, consideran ese escenario pesimista con bajas posibilidades de ocurrencia.

6,2%

En alza

Es el alza del stock de créditos en dólares en lo que va de mayo; en el año suma 72%

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.