Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En plena crisis, en Caracas hacen hasta ocho horas de cola para trámites y compras

Los venezolanos recorren farmacias y supermercados para encontrar los productos regulados; también hacen filas en organismos públicos

Jueves 19 de mayo de 2016 • 11:36
0

CARACAS.- Nada es fácil en Caracas. Para comprar pan o legalizar un documento en una institución pública los venezolanos deben realizar entre seis y ocho horas de colas, afirmó hoy el concejal metropolitano José Gregorio Caribas al diario El Universal.

De acuerdo con el funcionario, en Caracas hay por lo menos 20 procedimientos rutinarios donde los residentes están obligados a hacer largas colas. Por ejemplo, cuando van a ministerios, notarías, supermercados, farmacias, servicios de migración y extranjería, a cancelar gas, agua o electricidad.

Una cola para comprar pañales en una farmacia de Caracas
Una cola para comprar pañales en una farmacia de Caracas. Foto: Reuters

Por su parte, Francisco Almeida, líder comunitario del barrio El Recreo, dijo a El Universal que hizo colas de ocho horas para legalizar notas, programas de estudio y títulos en el Ministerio de Educación Superior, luego de solicitar una cita en portal web de la institución en octubre 2015, que le fue otorgada ocho meses después.

La escasez de alimentos y el desabastecimiento de productos básicos obliga a los ciudadanos a realizar colas para buscar alimentos y medicinas a precios regulados. "Perdemos nuestra vida en las colas diarias", destacó al periódico Giselí Castro, líder vecinal de Baruta, quien vive la misma situación cuando va al banco a cobrar la pensión de sus padres.

Ayer decenas de vecinos del municipio capitalino Chacao hicieron colas en la panadería Colby para compra un pan. "Apenas producimos 180 panes campesinos por saco de harina. Solo podemos vender el pan en la mañana, al mediodía y al final de la tarde porque hay muy poca materia prima", indica los encargados del local.

En el muncipio de Los Ruices miles de vecinos rodearon una reconocida farmacia porque querían comprar papel higiénico y servilletas. "Tengo las piernas inflamadas de tanto hacer colas porque mis hijos están en el trabajo. He recorrido hasta seis supermercados y abastos para comprar muy pocos alimentos", dijo Virginia Fonseca, una vecina, a El Universal.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas