Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El "mecenas del deporte" que manejaba 30 firmas offshore

Es Blaksley Señorans, que está investigado por la Justicia por sus actividades en Hope Funds; hizo negocios con Messi, Federer y Bolt

SEGUIR
,
SEGUIR
LA NACION
Lunes 23 de mayo de 2016
Enrique Blaksley Señorans, el
Enrique Blaksley Señorans, el. Foto: Archivo

Célebre por sus negocios con la familia de Lionel Messi, el tenista Roger Federer, el corredor Usain Bolt, la cadena Hard Rock Café y Boca Juniors, el empresario argentino Enrique Blaksley Señorans desarrolló un entramado societario que abarca al menos 30 firmas offshore en paraísos fiscales. Así, mientras la justicia local lo investiga por presunto lavado y evasión, realizó operaciones financieras e inmobiliarias en las islas Vírgenes Británicas, Panamá, Costa Rica, Uruguay y Nueva Zelanda, según surge de los documentos Panamá Papers que analizó LA NACION.

Blaksley Señorans montó ese entramado societario con la ayuda del estudio Mossack Fonseca, que, aunque emitió una alerta y exigió explicaciones a su entorno por reportes en la prensa sobre presunto lavado y evasión, decidió mantener como cliente a este floreciente empresario offshore.

El autodenominado "mecenas del deporte" fue quien trajo, por ejemplo, a Federer a la Argentina para jugar una exhibición con Juan Martín del Potro. Pero en simultáneo comenzó a figurar en la red de sociedades offshore junto a su esposa, María Mercedes Vega, y el ejecutivo argentino Alejandro Carozzino, quien se encargó de las comunicaciones con los ejecutivos de Mossack Fonseca.

Enrique Blaksley Señorans, el "mecenas del deporte" que manejaba 30 firmas offshore
Enrique Blaksley Señorans, el "mecenas del deporte" que manejaba 30 firmas offshore. Foto: Archivo

Consultado por LA NACION, Blaksley Señorans demoró 24 horas en responder. El viernes agradeció a través de su secretaria la oportunidad para dar explicaciones, pero declinó hacerlo.

El entramado se concentró, en particular, en las islas Vírgenes Británicas, donde montaron las firmas International Entertainment Management Group Ltd., International Tango Productions, Twist Business Center Ltd., Tango Investment Trading Ltd., Global Entertainment Enterprises Ltd. y MKT Investments Ltd.

A esas firmas se sumaron otras en Costa Rica -Premium Atlántica de América SA, para la compra de un inmueble por US$ 330.000- y Panamá, donde bautizaron sociedades con nombres casi idénticos para, al parecer, también comprar departamentos. Así, aparecen "9 A Office One Properties Corp" y "10 A Office One Properties Corp", como también "8 D Markesite Office One Corp".

En la misma línea, Blaksley Señorans aparece vinculado a "The Panamera 20 E Properties Corp", y otras en las que sólo cambiaron el número o la letra en cada una: "The Panamera 20 G Properties Corp" y también "22 B", "22 G", "23 G", "24 A", "24 C", "24 E" y "24 G", para comprar inmuebles a un costo promedio de US$ 260.000 cada uno, mediante operaciones con el Banco Transatlántico de Panamá.

La misma práctica se repitió con los nombres de otras sociedades, como "Le Mare 21 B Properties Corp", "47B", "30B" y "31B", y "23 MarketSite Tuits Investments Corp", que también aparece con los números "24" y "25". A ellos se añaden "Serenity 33 B Properties Corp" y "80 MarketSite Office One Corp", y otras dos entidades en Nueva Zelanda, con forma de "trust": "Bailsworth International Limited y Spring Fest Holding Limited".

Causa argentina

No fue por ninguna de esas sociedades, sin embargo, que la jueza federal con asiento en San Isidro Sandra Arroyo Salgado llamó a indagatoria a Blaksley Señorans en septiembre pasado. Fue por Hope Funds, su empresa más conocida en la Argentina, con domicilio en la calle Sarmiento 643 de Buenos Aires, que también aparece en la firma offshore Twist Business Center.

Arroyo Salgado decidió indagarlo apoyada en las investigaciones de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), que detectaron movimientos sospechosos o inconsistentes.

Así, por ejemplo, la AFIP detectó que Hope Funds habría recibido fondos de personas que en los registros oficiales aparecen sin capacidad patrimonial para justificar esas inversiones y en otros casos no habían reportado esas inversiones en sus declaraciones juradas tributarias. De hecho, según los sabuesos, sólo tres de sus 531 clientes analizados estaban en regla.

Por su parte, el entonces titular de la Procelac Carlos Gonella detalló que a menudo Hope Funds recibía "importantes sumas" de sus clientes "mediante un único desembolso de dinero en efectivo", lo que ejemplificó con el caso de un aportante que "sin contar con ingresos legítimos que lo justificaran habría entregado a la firma la suma de 17.450.000 pesos".

Para cuando la AFIP y la Procelac emitieron sus informes sobre Blaksley Señorans, sin embargo, ya habían sonado las alarmas dentro de Mossack Fonseca ante el potencial daño reputacional. Ocurrió en 2010, cuando el estudio jurídico detectó que la Superintendencia de Seguros de la Nación había suspendido y luego hecho caducar la licencia de Blaksley como productor asesor de seguros.

Desde Mossack Fonseca le escribieron en diciembre de ese año al colaborador del empresario, Carozzino, para "completar" lo que definieron como "el expediente de «debida diligencia»", y le adelantaron que le agradecían "su cooperación en este asunto", que definieron como "importante".

Casi dos años después, Mossack descartó la alerta y siguió adelante con sus gestiones. Así se lo informó a Carozzino en octubre de 2012, al "informarle que luego de realizar las búsquedas pertinentes del Sr. Enrique Juan Blaksley no se encontraron resultados negativos al respecto".

Seis meses después, sin embargo, el 27 de mayo de 2013, se registró un cambio sintomático en casi todas las firmas offshore. Renunciaron Blaksley, su esposa y Carozzino como directores, y los reemplazaron prestanombres.

Con la colaboración de Mariel Fitz Patrick, Ricardo Brom y el equipo de LN Data

Un amplio entramado de firmas

Enrique Blaksley Señorans

Empresario

Mecenas deportivo

Es célebre por sus negocios con el deporte que le han valido relaciones con Lionel Messi, Boca Juniors, Usaín Bolt, Roger Federer y con la famosa franquicia Hard Rock Café

Capítulo argentino

Creador de un amplio entramado de empresas off shore en Panamá y otros países, la justicia argentina lo investiga por lavado de dinero por la actividad en el país de la empresa Hope Funds y el movimiento de dinero sin respaldo

Te puede interesar