Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La enfermedad invisible que puede disparar el estrés

Martes 24 de mayo de 2016 • 13:01
0

Se presenta un paciente de sexo femenino de 42 años de edad. Al momento de la consulta el médico, después de recibirla como corresponde y tomar los datos personales para la historia clínica, le pregunta: "bien Señora cual es el motivo de su consulta? La paciente dice: "mire Doctor, comenzó de a poco, casi sin darme cuenta, pero fue en aumento, y ahora le diría que me duelen todos los músculos del cuerpo. Me duelen músculos que hasta no sabía que tenía".

El médico escuchó con atención y realizó algunas preguntas más. La paciente, ya había consultado con otros profesionales en dos oportunidades pero aún no tenía el diagnóstico. El paso del tiempo, el aumento de la sintomatología y el relato de la paciente fue suficiente como para que el médico realice dos o tres diagnósticos posibles, pero el primero era "fibromialgia". Efectivamente, luego del examen físico detallado y estudios de laboratorio se confirma el diagnóstico era "fibromialgia".

¿Qué es la fibromialgia?

Es una enfermedad que afecta principalmente a las mujeres que suele iniciarse con síntomas entre los 30 y 50 años de edad. Justamente el dolor muscoesquelético generalizado es la característica de este cuadro clínico. Pero no es un dolor cualquiera, es un dolor que puede ser intenso y hasta incapacitante. Es una enfermedad que se clasifica dentro de las llamadas "enfermedades reumatológicas".

La experiencia en la especialidad de la medicina del estrés demuestra con la sola observación que frecuentemente es el estrés lo que gatilla o dispara el inicio de la enfermedad. Es una suerte de enfermedad "invisible" solo tenemos el dolor muscular generalizado que el paciente relata. SI bien el dolor es generalizado, según la descripción de la paciente, hay 18 puntos específicos en distintas partes del cuerpo donde el médico comprime digitalmente para hacer el diagnóstico clínico "fibromialgia", ya que son puntos musculares particularmente dolorosos en esta enfermedad "invisible". Son 18 zonas específicas bien establecidas, 9 a cada lado del cuerpo y son características de esta enfermedad reumatológica. También caracterizan a la fibromialgia el aumento de la sensibilidad en todo el cuerpo, el cansancio o fatiga, la dificultad para dormir, las cefaleas, el hormigueo o adormecimiento de manos y pies, hasta problemas para concentrarse en las tareas diarias y puede asociarse a cuadros de ansiedad y depresión.

El tratamiento

La causa de esta enfermedad es desconocida por el momento, pero esto no implica que no exista un tratamiento que pueda hacer remitir los síntomas o al menos disminuirlos sensiblemente. El tratamiento es multidisciplinario y según los distintos casos incluye un plan de actividad física programada, adecuada alimentación, control del peso corporal, suplementos nutricionales, psicoterapias y medicación específica. Los fármacos utilizados para el tratamiento de la fibromialgia son variados y requieren adaptarlos para cada caso en particular, entre ellos podemos citar antidepresivos, ansiolíticos, analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares, etc.

La fibromialgia es una enfermedad que hay que pensarla para diagnosticarla precozmente y así brindar al paciente la mejor oportunidad terapéutica.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas