Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Denunció que le robaron el bebé y escondió el cadáver en el placard

El hecho se produjo en Córdoba; la historia comenzó a mediados de mayo

Lunes 06 de junio de 2016 • 20:53
SEGUIR
PARA LA NACION

CÓRDOBA.- La Justicia terminó encontrando el cuerpo de un bebé cuyo robo había sido denunciado por su madre, de 20 años, en el placard de la casa de la mujer. La historia comenzó a mediados de mayo cuando la familia de la joven denunció que había dado a luz a una niña muerta y que en el hospital de Unquillo no le entregaban el cadáver, por lo que pedían datos concretos del parto.

Según los datos de la familia, Dayana Gorosito tuvo a su beba a las 9:30 y le dieron de alta al mediodía. El director del hospital de la localidad ubicada a media hora de la ciudad capital, Pablo Amodei, negó que la joven hubiera estado en el lugar.

Insistió en que no había "ninguna constancia" de su ingreso "y menos que haya tenido un parto porque ese día no se habilitó en ningún momento la sala". En ese marco hicieron una denuncia policial para que se aclarara el hecho.

En ese momento Gorosito estaba internada en el hospital Rawson de la ciudad de Córdoba por una infección, presuntamente posparto. En ese establecimiento confirmaron que había dado a luz en la fecha que ella decía.

En medio del cruce de acusaciones y de la denuncia de la joven de amenazas por parte de la policía, el hallazgo de restos en un terreno baldío de barrio Villa Forchieri, que coincidirían con las características del caso denunciado, llevaron a la Justicia a descartar la hipótesis del supuesto robo y avanzar en la de un parto clandestino seguido de un presunto asesinato.

La fiscal Liliana Copello la imputó por el supuesto delito de "homicidio agravado por el vínculo" y derivó el expediente a la fiscalía especializada en Violencia Familiar. Finalmente, en un allanamiento en la casa de Gorosito se encontró el cuerpo del bebé en una bolsa de nylon tapada con juguetes.

La cuñada de la mujer dijo a Cadena 3: "Fuimos al dormitorio de mi sobrinito (hijo de Gorosito) y empezamos a sentir olor, era medio raro. Pensé que era a pis. Levantamos el colchón y no había nada. Se nos da por buscar por un bicho muerto y entre los juguetes del nene estaba ella ahí, morada".

"Como madre le creíamos. Nunca pensamos que podría haber hecho una cosa así -continuó-. Merece ir a la cárcel".

A partir del hallazgo la acusación de "homicidio agravado por el vínculo" se extendió a la pareja de Gorosito, Luis Oroná. De confirmarse el hecho, la pena es prisión perpetua.

Te puede interesar