Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ni el café ni el mate: la temperatura del agua podría causar cáncer de esófago

La Organización Mundial de la Salud alertó sobre el consumo de bebidas a más de 65°C, pero fumar y tomar alcohol en exceso son los principales factores de riesgo

Jueves 16 de junio de 2016
SEGUIR
LA NACION
0

Ni muy caliente ni frío. El mate y el café conviene tomarlos a una temperatura por debajo de los 70°C. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó ayer que el riesgo de desarrollar cáncer de esófago aumenta de acuerdo con la temperatura a la que se consume una bebida.

Lo hizo luego de que 23 especialistas del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC), de la OMS, revisaron la literatura científica y llegaran a la conclusión de que el consumo de bebidas "muy calientes" (por encima de 65°C) es "probablemente carcinogénico". Es decir que puede producir algún cambio en las células capaz de producir tumores con el tiempo.

El año pasado, el CIIC indicó que existía "suficiente evidencia" para determinar que el consumo de carnes procesadas puede causar cáncer de colon y recto. Por cada 50 gramos de fiambres y embutidos que se consumen por día el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal aumenta un 18 por ciento.

Ahora, la agencia evaluó la capacidad de provocar cáncer del mate, el café y las bebidas calientes. El grupo de trabajo de investigadores internacionales halló evidencia convincente, aunque limitada aún, de que la temperatura es lo que importa.

"Estos resultados sugieren que el consumo de bebidas muy calientes es una causa probable de cáncer esofágico y que es la temperatura, no las bebidas per se, la responsable", informó a través de un comunicado Christopher Wild, director del CIIC. "Fumar y beber alcohol son las principales causas de cáncer esofágico, en especial en los países ricos. Pero la mayoría se concentran en algunas áreas de Asia, el este de África y América del Sur, donde el consumo de bebidas muy calientes es habitual."

El Grupo de Trabajo del CIIC evaluó más de 1000 estudios publicados sobre 20 cánceres. El grupo llegó a la conclusión de que las bebidas "muy calientes" deben considerarse en la misma categoría que la cocción con aceite a altas temperaturas, el consumo de carne roja y el virus del papiloma humano.

Las clasificaciones del CIIC incluyen cuatro categorías o grupos de acuerdo con la fuerza de la evidencia para considerar o no que una sustancia pueda provocar cáncer. El tabaco o la cama solar, por ejemplo, se encuentran en el grupo 1 (carcinogénico). El grupo 4 lo integran sustancias para las que el CIIC considera que aún no hay evidencia de que puedan causar cáncer. Las bebidas calientes están en el grupo 2 A; el grupo 2 es el único que se subdivide en A (probablemente carcinogénico) y B (posiblemente carcinogénico).

Una integrante del Grupo de Trabajo del CIIC es Mariana Stern, profesora asociada de los departamentos de Medicina Preventiva y Urología de la Escuela de Medicina Keck de la Universidad del Sur de California. Ayer, por vía telefónica, explicó a LA NACION: "Esta decisión es comparable a lo que concluimos con las carnes procesadas el año pasado. Integran el mismo grupo. En este caso, tenemos mucha menos literatura científica y, por eso, no le podemos decir a la población exactamente con qué cantidad de consumo comienza a aumentar el riesgo porque aún no hay suficientes datos".

Pero Stern aseguró que sí quedó claro de la evaluación que "donde la población consume habitualmente bebidas muy calientes, como es costumbre en América del Sur, por ejemplo, aumenta entre un 60 y 100% el riesgo de desarrollar cáncer de esófago. No podemos decir aún cuántos de esos casos se explican sólo por la temperatura de la bebida. Tampoco podemos decir que causa cáncer porque no está la evidencia para hacerlo".

Estudios

El documento también se ocupa del mate y el café. El CIIC los evaluó en 1991, pero con menos estudios, todos de América del Sur. En ese momento, según recordó Stern, se llegó a la conclusión de que a mayor consumo de mate, mayor riesgo de cáncer. "En estos años, se hicieron más estudios y se indagó en la temperatura de la infusión. Eso permitió conocer que aquella relación observada en 1991 sólo se ve en los que toman el mate muy caliente. Cuando la temperatura es de 65°C o menos, incluido el tereré, ya no se ve que aumente ese riesgo, sin importar la cantidad de mate que se tome", precisó Stern.

Con el café se obtuvieron conclusiones similares con los estudios de los últimos 25 años, aunque para el cáncer de vejiga. Por eso, a ambos el CIIC los incluyó en el grupo 3, es decir que no hay evidencia de que sean probablemente carcinogénicos como para estar en el grupo 2.

Rodolfo Corti, jefe de la Unidad de Esófago y Estómago del hospital Udaondo, opinó que la conclusión de que el agua muy caliente puede provocar cáncer de esófago es "una verdad a medias". Eso, según explicó, es porque la aparición de un tumor maligno en el tubo digestivo alto depende de factores ambientales. "La mateína, la teína y la cafeína generan reflujo del duodeno al estómago y de ahí al esófago. Eso causa una inflamación (esofagitis) que si no se trata puede causar una lesión en el epitelio del esófago que puede transformarse en cáncer", indicó. Aseguró que el principal carcinógeno del tracto digestivo es la bacteria Helicobacter pylori en el estómago. Si a esa bacteria se le agregan otros factores de riesgo, el peligro aumenta. "Siempre por norma es mejor consumir alimentos templados, no más de 70°C, porque la agresión constante termina alterando las células de los epitelios", dijo. En 30 o 50 años, la inflamación sin tratar puede avanzar al cáncer.

"Somos un país de baja prevalencia de cáncer de esófago y estómago porque tenemos menos factores de riesgo, pero existen", finalizó Corti.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas