Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Emergentes: ópera prima

Presentamos a cinco de los 51 artistas de varias provincias que están iniciando sus carreras y exponen más de 60 obras en la Casa Nacional del Bicentenario

Deck IV, de Juan Gugger
Deck IV, de Juan Gugger. Foto: LA NACION / Victoria Gesualdi/AFV
SEGUIR
PARA LA NACION
Domingo 19 de junio de 2016
0

JUAN GUGGER (CÓRDOBA, 1986)

"Estirar el uso de los materiales"

Una presencia ineludible se impone a la vista y obstaculiza el paso. Es lo primero que se percibe de los decks de madera de pino de este artista cordobés: largas tablas unidas entre sí, algo precarias. Hay que esquivarlas o toparse de lleno con ellas. La obra está en línea con lo que se vio cuando Gugger fue finalista de la Bienal de Arte Joven en 2015. Deck IV se despliega en el espacio de modo desproporcionado; lleva al paroxismo, casi como una burla, la pregunta por los límites del arte. Los tablones se apoyan sobre el piso pero también contra la pared, generando incomodidad en todo sentido. Los intersticios de las maderas revelan incrustaciones, objetos que Gugger encuentra en la calle y que incorpora a su obra con la intención de "estirar el uso habitual de los materiales".

Instalación de la serie Grafito s/papel, de Sofía Noble
Instalación de la serie Grafito s/papel, de Sofía Noble. Foto: LA NACION / Victoria Gesualdi/AFV

SOFÍA NOBLE (TUCUMÁN, 1978)

"Una pregunta sobre los orígenes"

Una reflexión sobre el dibujo a partir de uno de sus materiales más característicos es lo que propone la tucumana Sofía Noble, que dibuja desde chica. En esta obra de la serie Grafito s/papel, el grafito sobre papel se torna literal. Un video muestra dos manos que raspan una barra de grafito. El polvo cae desde la pantalla y se acumula sobe una pila de hojas blancas ubicada debajo. "El papel se transforma en un monumento al grafito. Es una pregunta sobre los orígenes y una exaltación solemne de los materiales", dice la artista, que realizó una exposición individual en Rusia Galería, en San Miguel de Tucumán.

El bagallo, de Bruno Del Giudice
El bagallo, de Bruno Del Giudice. Foto: LA NACION / Victoria Gesualdi/AFV

BRUNO DEL GIUDICE (CHACO, 1987)

"Trabajar con el desecho"

Cigarrillos, yerba, un buzo deportivo son algunos de los objetos que se despliegan en El bagallo, pintura realizada por este artista chaqueño. Se trata de la ofrenda que familiares y amigos llevan a un preso, presentada como una fotografía en un muro de Facebook. "Es celebrar una estética", explica Del Giudice sobre sus pinturas, coloridas y de alto impacto visual, en las que retrata a "los pibes chorros". La pieza exhibida formó parte de su primera exposición individual Like a rocho, el año pasado en el Museo de Bellas Artes René Brusau, en Resistencia. "Trabajar con el desecho de la sociedad es lo que me atrae", dice este artista que combina con naturalidad en sus obras materiales atípicos como látex, acrílico, pigmentos para impresora, lijas, cajas de vino y alambre.

Pinturas que integraron la muestra Elipsis (2014), de María Julia Rossetti
Pinturas que integraron la muestra Elipsis (2014), de María Julia Rossetti. Foto: LA NACION / Victoria Gesualdi/AFV

MARÍA JULIA ROSSETTI (CORRIENTES, 1986)

"Una metáfora de elipsis"

La estela color rojo sangre tiñe las escaleras que María Julia Rossetti, desde un ángulo cenital, plasma en sus pinturas sobre papel. El díptico que la artista correntina realizó en 2013 integró el año siguiente su primera exposición individual, Elipsis, en el Museo René Brusau. "Me interesaba el recurso narrativo de las omisiones -cuenta-. Las escaleras son una metáfora de elipsis, un trayecto necesario sólo en términos de llegar a otro sitio. Lo no necesariamente significativo." Su obra está pensada como una emulación de encuadres, planos e iluminación, ángulos fotográficos que representan experiencias.

The Biggest Little City, de Danilo Cicive
The Biggest Little City, de Danilo Cicive. Foto: LA NACION / Victoria Gesualdi/AFV

DANILO CICIVE (BAHÍA BLANCA, 1992)

"Recrear los recuerdos"

Colores vibrantes, un paisaje brillante y el mito alrededor de una ciudad lejana y a primera vista glamorosa. The Biggest Little City se titula la obra de este bahiense. Pintada con marcadores sobre papel de acuarela, la pieza está basada en una fotografía original tomada en Reno, Nevada, por su tía abuela de 90 años, a quien el artista conoció cuando ella regresó a su ciudad de origen tras vivir durante décadas en Estados Unidos. Integra una serie que presentó en su primera exposición individual, La razón de mi vida, en el Museo de Arte Contemporáneo de Bahía Blanca en 2015. "Se trata de recrear los recuerdos de una vida memorable -dice Cicive-, con la conciencia de que todo esplendor conlleva su inevitable caída y posterior resurgimiento."

De izq. a der.: Sofía Noble, Bruno Del Giudice, Juan Gugger, María Julia Rossetti y Danilo Cicive
De izq. a der.: Sofía Noble, Bruno Del Giudice, Juan Gugger, María Julia Rossetti y Danilo Cicive. Foto: LA NACION / Victoria Gesualdi/AFV

CONCURSO

Ópera prima reúne hasta el 28 de julio en la Casa Nacional del Bicentenario obras seleccionadas por Andrés Duprat, Raúl Flores, Mónica Millán, Liliana Piñeiro y Valeria González. El 26 de julio se anunciarán los tres ganadores del concurso, que realizarán muestras individuales.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas