Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Es un mito que vender online es fácil"

El fundador de ShipNow asegura que la logística sigue siendo un punto clave para el éxito del e-commerce

Lunes 20 de junio de 2016
SEGUIR
PARA LA NACION
0
Tomás Allende
Tomás Allende.

Una industria de más de 200 años donde "siempre habrá trabajo" porque siempre crecerá, pero estancada tecnológicamente "hace más de cinco décadas". Así describe Tomás Allende (28) a la logística, el sector que lo inspiró a crear ShipNow, un "ecosistema de servicios logísticos que conecta a correos con canales de venta y marketplaces" para facilitar los envíos en la era digital.

Tras cinco años en MercadoLibre y casi dos de ellos en Logística, Allende, licenciado en Administración, reclutó al ingeniero Franco Tertzakian (24) en 2014 para empezar el proyecto. En ese entonces no quisieron hacer una copia de ideas ya ejecutadas, pero sí hicieron una tropicalización de los servicios similares que observaron en otras partes del mundo, como Shyp en Estados Unidos y DPD en Inglaterra.

Con $ 1,6 millones de capital propio pintaron un galpón de 2000 metros cuadrados en Chacarita y pusieron una mesa de ping pong como escritorio ad hoc. Meses después se sumaron el contador Tomás Allende (24) y el ingeniero Matías Compiano (28). Para fines de 2015 ganaron la competencia de startups de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, fueron invitados a la competencia Naves del IAE Business School y facturaron $ 1,5 millones.

Los servicios de ShipNow solucionan tres problemas del e-commerce: el empaquetado, la rotulación y el despacho de los envíos en el correo. También ofrecen depósito. Los jóvenes a cargo del emprendimiento buscan "cerrar el mito" de que vender por Internet es fácil. "Siempre hay una parte que no es mágica: hay que transformar productos en paquetes. Yo no puedo tirar un celular por la ventana o dárselo a un taxista para mandarlo a Tucumán", ejemplifica Allende.

La ley postal establece que los servicios de entrega para e-commerce de correos pueden "mover" continente y no contenido, por lo que "no pueden tocar" lo que está dentro de las cajas que trasladan, por lo cual los clientes aún tienen que empaquetar y rotular.

Las facilidades que ofrece el emprendimiento que espera facturar $ 10,5 millones en 2016 incluyen mediciones exactas para el proceso logístico (por ejemplo, qué se necesita para embalar un producto), la integración de plataformas de venta para los clientes y de todos los correos del país en una plataforma, y la creación de un sistema de seguimiento vía WhatsApp o Telegram. Por otro lado, su modelo de negocios se basa en conseguir descuentos en grandes firmas de logística y en cobrar a sus clientes por esa comodidad.

"No creemos en contratos de larga duración -dice Allende-. Nuestro enfoque es 100% abierto y variable; cobramos un fee por pedido, sin costos ocultos ni gastos fijos mensuales." La tarifa se calcula según la complejidad del embalaje, origen del producto (si hay que retirarlo o está en el depósito de ShipNow) y si lo que se comercializa tiene empaquetamiento de fábrica o no. Hoy, sus clientes son principalmente marcas con fuerte presencia en el mundo offline que empiezan a vender por Internet, y startups digitales que "pierden horas y horas con tareas que no son parte de las ventajas competitivas de la empresa". "Queremos ser flexibles comercialmente para que los clientes sientan que es un servicio «uno a uno». Logramos ser lo más automatizados posible, pero parecería casi como si tuvieras un amigo que te estuviera haciendo un favor", explica. En esa doble definición, Allende y sus colegas buscan enfocarse en escalar en tecnología porque creen que eso es lo que permitirá que el negocio crezca a nivel nacional y regional.

"Las empresas de logística de la región sólo escalaron en personas: Oca tiene 7000 empleados y Correo Argentino, 12.000. En cambio, ShipNow tiene seis", afirma. El licenciado en Administración de Empresas explica que prefieren hacer el benchmarking con empresas como Walmart en Estados Unidos, por su eficiencia y el control de procesos internos que tienen.

Los planes apuntan, por ahora, a consolidarse en la Argentina y sortear los desafíos de un crecimiento rápido, para después pensar en otros mercados de la región. Para este año esperan poder resolver entregas fuera de hora y durante los fines de semana, porque creen que hay que "entender que el producto tiene que llegar cuando estén los clientes y no de 9 a 18 cuando están trabajando", concluye el emprendedor.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas