Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tinelli cumplió otro sueño: San Lorenzo campeón de la Liga Nacional

El equipo dirigido por Julio Lamas se impuso a La Unión por 4-0 (87-79 en el partido definitivo)

El festejo de San Lorenzo tras el título
El festejo de San Lorenzo tras el título. Foto: LA NACION / Mauro Alfieri
Jueves 23 de junio de 2016 • 23:10
SEGUIR
LA NACION
  |  
San LorenzoSan Lorenzo

-

P
La UniónLa Unión

-

P
0

Roquez Johnson ataca el aro para San Lorenzo; el estadio Héctor Etchart lució desbordado por la hinchada del Ciclón y se vivió una noche pasional de Liga, como en los viejos tiempos
Roquez Johnson ataca el aro para San Lorenzo; el estadio Héctor Etchart lució desbordado por la hinchada del Ciclón y se vivió una noche pasional de Liga, como en los viejos tiempos. Foto: LA NACION / Mauro Alfieri

Tal vez no se dio manera perfecta, tal como lo imaginó Marcelo Tinelli, porque no se llegó a tiempo para utilizar el estadio de Boedo, un símbolo de la recuperación histórica del club. Pero San Lorenzo podrá darse el gusto de sentirse en casa en la siguiente temporada, con el incentivo extra de hacerlo como campeón de la Liga Nacional. Este año, aún jugando toda la campaña en cancha ajena (hizo de local primero en Obras y luego en el Héctor Etchart, de Ferro), se consagró campeón luego de vencer en la serie final a La Unión, de Formosa, por 4-0.

Walter Herrmann, la figura de San Lorenzo
Walter Herrmann, la figura de San Lorenzo. Foto: FotoBAIRES

El equipo de Julio Lamas se impuso por 87-79 en el cuarto juego, el decisivo, en el que se destacó, como en muchos otros partidos de la temporada, Walter Herrmann.

El festejo del Ciclón le dio a la competencia un color y una calor distinto. Con una hinchada futbolera que durante todo el año apoyó masivamente al equipo, La Liga recuperó una intensidad que había perdido en los últimos años, tal como si vio anoche en el estadio de Ferro.

La contundente ventaja con la que se impuso en la final no resume lo que fue el torneo. Es cierto que partidó como favorito por varios motivos:

Contrató a uno de los mejores entrenadores del país, Julio Lamas.

Incorporó grandes figuras locales, como Walter Herrmann, Marcos Mata y Nicolás Penka Aguirre.

Tuvo la posibilidad de encontrar extranjeros confiables ( Roquez Johnson, Bryan Matthew y Marcus Elliott) que, desde distintas funciones, aportaron en cada momento decisivo lo que más necesitaba el equipo.

Completó un plantel largo con jugadores que sin ser figuras resultaron muy rendidores ( Fernando Martina, Bernardo Musso y Lucas Faggiano)

Y, por sobre todas las cosas, contó con el presupuesto más elevado de la competencia, fundamental para reunir todas esas virtudes.

Dicho esto, alguien puede pensar que era lógico esperar un triunfo. Sin embargo hay muchos ejemplos en la historia de la competencia -incluso en otros deportes- que demuestran que las grandes inversiones no siempre son acompañadas por el éxito.

La presión fue mucha y no faltaron los infortunios. Lamas sufrió la ausencia de varios jugadores por lesión durante todo el torneo. En distintos momentos y en algunos casos en forma simultánea perdió a Aguirre, Mata, Herrmann y Martina.

Nicolás Aguirre encesta para San Lorenzo; la hinchada de San Lorenzo desbordó el estadio Héctor Etchart y se vivió una noche pasional de Liga, como en los viejos tiempos
Nicolás Aguirre encesta para San Lorenzo; la hinchada de San Lorenzo desbordó el estadio Héctor Etchart y se vivió una noche pasional de Liga, como en los viejos tiempos. Foto: FotoBAIRES

Fue por eso que, después de un arranque arrollador, con ocho triunfos consecutivos, empezó a caer en las posiciones. Y terminó cuarto en la Conferencia Sur, con 30 triunfos y 26 derrotas. Ese mala posición hizo que tuviera que jugar una llave extra en los playoffs (con Obras, en la que se impuso por 3-0). Y luego jugó en los cuartos de final (3-1 a Gimnasia y Esgrima, de Comodoro Rivadavia), semifinal (3-1 a Bahía Basket) y final (4-0 a La Unión), con desventaja deportiva, ya que todos su rivales tenían la posibilidad de jugar un partido más en su cancha.

Pero San Lorenzo superó todas esas adversidades. La mala suerte que lo incomodó durante toda la temporada regular se disipó en los playoffs. Los astros parecieron alinearse. Recuperó a todos sus jugadores y encontró la tónica grupal en el juego. Mata rindió en altísimo nivel, el máximo de toda la temporada y la experiencia de jugadores clave como Herrmann y Aguirre apuntalaron el crecimiento. Así se coronó un justo campeón.

La vuelta olímpica de San Lorenzo campeón de la Liga Nacional 2015/16

Un vídeo publicado por Liga Nacional de Básquetbol (@laligabasquet) el

jt/

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas