Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los precandidatos a presidente competirán en las PASO sin un vice

Los ganadores elegirán a su compañero de fórmula después de la elección; hoy enviarán el proyecto al Congreso

SEGUIR
LA NACION
Viernes 24 de junio de 2016
0

La principal novedad de la reforma política que el presidente Mauricio Macri anunció ayer y que hoy enviará al Congreso en tres proyectos de ley consiste en que se modificarán las elecciones primarias abiertas y simultáneas obligatorias (PASO): los precandidatos a presidente competirán en soledad, sin formula cerrada con vicepresidente y sólo una vez consagrados ganadores elegirán a su vicepresidente para las elecciones generales.

Hasta 2015, dentro de una fuerza podían competir fórmulas de presidente y vice y en caso de perder no podían hacerlo en la general. En cambio, si se aprueba la reforma, en 2019 quien resulte candidato a presidente ganador podrá convocar al perdedor o a un dirigente cualquiera, incluso de otro partido político, para ampliar la base electoral.

El único requisito, eso sí, será que ese dirigente no haya competido en otra alianza política diferente durante las PASO. "Este punto se incorporó a último momento. Permitirá que un candidato a presidente pueda elegir como vicepresidente a quien compitió contra él en las primarias o a otro dirigente cualquiera", dijo a LA NACION una alta fuente del Ministerio del Interior, que conduce Rogelio Frigerio.

La reforma política, que coordinó el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, fue presentada ayer en el Centro Cultural Kirchner (CCK) por el Presidente. El eje fundamental de la reforma será el nuevo sistema de boleta única electrónica (BUE) para todo el país, que fue aplicado con éxito en la Ciudad de Buenos Aires, Salta y Chaco en 2015.

En principio, ese sistema evitaría, entre otros delitos, el robo de boletas de papel, el "voto cadena" y aceleraría el escrutinio: el dispositivo emite una boleta en papel pero además registra el voto en forma digital. Sobre ello, Macri dijo que "la Argentina del futuro es la que se aleja de la trampa; tenemos que alejarnos de esa política, según la cual el que roba más boletas es el más vivo, o el que demora los conteos, también. Todo eso, la boleta de papel, es lo que tenemos que dejar atrás".

Sin embargo, los miembros de la Cámara Nacional Electoral (CNE) no quedaron del todo conformes con la reforma, aunque aclararon que no asistieron al acto para preservar su independencia como jueces.

Según pudo saber LA NACION, la CNE le critica al macrismo que en la última campaña impulsó la idea de sacar del Poder Ejecutivo el órgano de control de las elecciones y llevarlo a la Justicia, es decir a la propia CNE. Pero ello era cuando gobernaba Cristina Kirchner.

En cambio, en la actual reforma la Dirección Nacional Electoral quedará en el Ministerio del Interior. "No descartamos que vaya a la Justicia. Se discutirá desde 2017, porque hay sectores que quieren que sea independiente y multipartidario", dijo a LA NACION un funcionario de Interior.

Por otra parte, la CNE tendrá más competencias de auditoría sobre el nuevo sistema electrónico, sobre el financiamiento de los partidos y sobre los ilícitos, pero se queja de que no se le aseguró financiamiento para ello. En Interior aclararon que esa partida estará en el presupuesto 2017.

Los jueces alertaron además de que el desarrollo propio del nuevo sistema electoral que hará el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, podría costar 1000 millones de dólares y no ser seguro. Pero en esa cartera desestimaron ese número en forma tajante. Y aclararon que Ibarra lanzará el 15 de julio un proceso de consultas técnicas a empresas y expertos informáticos para conformar los pliegos de licitación abierta de software y equipos.

En los tres proyectos de ley que se enviarán hoy al Congreso se eliminarán además las listas colectoras; se impedirán las candidaturas múltiples; se crearán controles y sanciones para ilícitos electorales; se creará un nuevo fiscal general especializado ante la Cámara Electoral; se aumentarán de ocho a 24 los auditores contables para el financiamiento de los partidos; se creara un cuerpo de auditores informáticos; se instrumentará el debate presidencial obligatorio y se sancionará una ley para reglamentar la transición entre gobiernos salientes y entrantes.

Entre los presentes estaba el ex director nacional Electoral, Alejandro Tullio, miembro ahora de la ONG Argentina Elige. "La ley debe ser un aporte a la modernidad y a la seguridad de los procesos electorales. El cambio está en el sentido correcto, pero es clave la manera en que se implementará, porque es muy importante el control para garantizar la transparencia de las elecciones."

Los ejes de la reforma política

El cambio fundamental será el nuevo sistema de boleta única electrónica (BUE) para todo el país, que ya fue aplicado en la ciudad de Buenos Aires, Salta y Chaco en 2015.

La Comisión Nacional Electoral tendrá más competencias de auditoría sobre el nuevo sistema electrónico, sobre el financiamiento de los partidos y sobre los ilícitos.

Los precandidatos a presidente competirán en las PASO en soledad, sin formula cerrada con vicepresidente y recién una vez consagrados ganadores elegirán a su vicepresidente.

En los tres proyectos de ley se eliminan las listas colectoras y se impiden las candidaturas múltiples.

Se crearán controles y sanciones para ilícitos electorales y surgirá un nuevo fiscal general especializado ante la Cámara Electoral.

El debate presidencial será obligatorio para la campaña de 2019 y se sancionará una ley para reglamentar la transición entre gobiernos salientes y entrantes

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas