Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El temor al zika: un desafío extra para los atletas argentinos en Río

El comité olímpico internacional alerta sobre el uso de repelente y recomienda que las embarazadas eviten viajar

Miércoles 29 de junio de 2016
SEGUIR
LA NACION
El mosquito del dengue, es también transmisor del virus Zika
El mosquito del dengue, es también transmisor del virus Zika. Foto: Archivo

El entusiasmo de los atletas que participarán en los próximos Juegos Olímpicos y Paralímpicos en Brasil comienza a mezclarse con la preocupación por el virus zika.

Las autoridades brasileñas creen que el invierno en ese país, las medidas de control del mosquito vector en las sedes olímpicas y los cuidados personales reducirán "a cero" el riesgo de transmisión viral.

Sin embargo, el ciclista estadounidense Tejay van Garderen y los golfistas Rory McIlroy y Jason Day ya anunciaron que no irán. Aunque dicen que el riesgo es bajo, Van Garderen quiere evitar cualquier complicación en el embarazo de su esposa y Day y McIlroy directamente no tienen intenciones de enfrentar el peligro. Por su parte, el tenista checo Tomas Berdych está "indeciso". Serena Williams, en tanto, dijo: "No tomo el zika a la ligera".

El Comité Olímpico Argentino (COA) les transmitió a los jefes de equipo las medidas de prevención que deberán adoptar los deportistas. Por ejemplo, la delegación argentina vestirá camisetas con mangas largas para evitar las picaduras.

Las delegaciones recibieron información sobre esta infección que se transmite no sólo por la picadura del mosquito Aedes aegypti, sino también por las relaciones sexuales. El Comité Olímpico Internacional (COI) les envió a los comités locales un texto adaptado de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"Los eventos masivos, como los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, atraen a una gran cantidad de individuos vulnerables y pueden amplificar la transmisión [de una infección], lo que favorece la diseminación internacional de una enfermedad transmisible", definió el Comité de Emergencia de la OMS. Sus integrantes evaluaron que el riesgo individual no varía "con o sin un evento masivo". Eso sí, aclararon que se puede reducir "con buenas medidas de salud pública".

Además de las medidas básicas de prevención, como el uso correcto de repelente y prendas que cubran las extremidades, la OMS aconseja que las embarazadas no viajen para prevenir complicaciones fetales.

Quienes lo hagan, al volver, deberían abstenerse de tener relaciones sexuales o tenerlas de manera segura durante por lo menos dos meses. A las parejas que hayan viajado y estén planeando tener un bebe se les recomienda esa misma espera, con una excepción. "Si antes de ese período o durante éste aparecen síntomas (erupción, fiebre, dolor articular o conjuntivitis), los hombres deberán abstenerse de tener relaciones sexuales o tendrán que adoptar prácticas de sexo seguro durante por lo menos seis meses", precisa la OMS. Los viajeros tampoco deberían donar sangre durante un mes desde la fecha de regreso.

El COI adaptó estas recomendaciones y el Comité Olímpico Argentino (COA) ya se las transmitió a los jefes de los equipos, según dijo a LA NACION el titular de la Comisión Médica del COA, Hugo Rodríguez Papini. El médico comentó que también se modificó la vestimenta de los atletas: tendrán mangas largas.

"Llevamos más de 400 unidades de repelente y estamos refinando con infectólogos la mejor manera de que la delegación reconozca las señales de alerta -indicó Rodríguez Papini-. Porque en un atleta, un dolor fuerte de espalda o muscular es común y estos virus que transmite el mosquito causan infecciones con síntomas fáciles de confundir."

Preocupación

A medida que se acerca la fecha, Rodríguez Papini responde cada vez más correos electrónicos sobre el uso adecuado del repelente (si se va a aplicar protector solar, por ejemplo, hay que colocarlo primero) y el uso de medicamentos en caso de síntomas.

En diciembre, una reunión del responsable médico de los Juegos Olímpicos con los jefes médicos de los comités locales habría llevado algo de tranquilidad sobre el control del mosquito vector, ya que en varios deportes se compite al aire libre. Uno es vela. Yago Lange competirá con su hermano en la clase olímpica 49er. "Ya estuvimos en Brasil más de 90 días desde 2014. El equipo médico del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) nos hizo estudios el mes pasado y nos dieron recomendaciones. La mayoría son cosas básicas que ya hacemos en cada lugar del mundo al que viajamos -dijo Yago a LA NACION-. Nuestras defensas se acostumbraron un poco." También afirmó que no usa repelente. "No estamos en zonas donde veamos muchos mosquitos."

El Ministerio de Salud de la Nación difundió además los cuidados que deberán tener los argentinos que viajen, ya sean atletas o no, en sintonía con la OMS. Esto también estuvo en la agenda de la última reunión de ministros de Salud del Mercosur. En Montevideo, hace una semana, los funcionarios se comprometieron a adoptar una respuesta común para evitar que después de los juegos se propague la infección por zika, dengue y chikungunya. Los tres virus comparten el mismo mosquito vector.

La epidemia de dengue de este año es un buen ejemplo de cómo los viajes diseminan una enfermedad. En febrero pasado, 21 provincias tenían casos importados de viajeros a países como Brasil. Al mes, el 90% de los casos confirmados en 14 provincias ya era autóctono.

El ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus, opinó que su par brasileño, Ricardo Barros, "brindó información [en Montevideo] que tranquiliza a la gente que viajará, ya que se tomaron todos los recaudos para evitar nuevos casos de dengue, chikungunya y, especialmente, zika".

"Si bien la infección materna por el virus del zika puede pasar desapercibida debido a que muchas personas no presentan síntomas y éstos pueden ser leves en el embarazo, está demostrada la relación entre el creciente número de la infección con el aumento de casos de microcefalia congénita, síndrome de Guillan-Barré y otras complicaciones neurológicas donde se han registrado los brotes", precisó Lemus.

Pero el COI, así como las autoridades de Brasil, llevan tranquilidad en sus recomendaciones. Entre la información que tuvo en cuenta el Comité de Emergencia de la OMS está la estacional: "Los Juegos Olímpicos se celebrarán durante la estación de invierno en Río de Janeiro. Las temperaturas más frías y secas reducen las poblaciones de mosquitos, por lo que el riesgo de infección alcanza el nivel más bajo".

En esta nota:
Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.