Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Juan Mónaco: "Del Potro y yo le podemos aportar muchas cosas al equipo de Copa Davis"

Pico, que regresará frente a Italia, aseguró que al conjunto argentino volvió la tranquilidad y que la relación con su compatriota es buena

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 30 de junio de 2016
0

LONDRES.- Juan Mónaco nació hace 32 años en Tandil. Profesional desde 2002, suma 596 partidos en el circuito y levantó nueve trofeos, el último este año en Houston. Se presenta puntual al encuentro con La Nacion y no gambetea ninguna pregunta.

-¿Usted es el primer embajador de Estudiantes?

-A muchos tenistas les regalé la remera porque me habían pedido la de Verón. Fognini, Baghdatis, Murray, Rafa? todos me pedían la remera de Verón. Siempre les había hablado del Pincha y, cuando jugó la final del Mundial de Clubes contra el Barça, todo lo que les había contado durante años pasó a tener mucha credibilidad.

Foto: LA NACION

Pasados los 30 años, ¿todo esto se disfruta más?

-Hoy siento que estoy en la etapa final de mi carrera y la estoy disfrutando muchísimo. Regresé después de una operación, que pensaba que me iba a dejar afuera del circuito. Pero, por suerte, me está yendo bien. Volví a ganar un torneo (Houston), llegué a cuartos de final en un Masters 1000 (Roma) y estoy ganando partidos en los Grand Slams?

-¿El equipo de la Copa Davis está en paz?

-Sí, creo que sí. Después de mucho tiempo, Del Potro y yo volvimos a formar parte del equipo, algo que quizás es muy importante porque somos los dos tenistas que más series hemos jugado en los últimos 10 años y creo que le podemos aportar muchas cosas positivas al equipo.

-¿Qué cambió para que se alcanzara esta tranquilidad?

-Todos los problemas que había en la Davis generaban mucho morbo. Como también le pasa ahora al fútbol porque no ganó la Copa América y lleva tres finales consecutivas perdidas. A nosotros nos pasó algo similar, en las finales perdidas se ven las miserias. Es la verdad, quizá se destaparon cosas que no se deberían haber destapado y también hubo muchas que se inventaron.

-¿Cómo cuáles?

-No quiero puntualizar en una en particular. Yo estuve en la final de España, contra Rafa [Nadal] y Ferrer, y se perdió de manera muy legítima, contra dos fenómenos del tenis. Había sido un año excepcional con Tito Vázquez y teníamos un grupo de la puta madre, al año siguiente caímos en la semifinal. En la Copa Davis de Mar del Plata, en la que hubo problemas públicamente abiertos, yo no estuve. Siento que ahora está todo muy tranquilo. Y eso es lo importante, que haya paz.

-¿Cómo está la relación con Del Potro?

-Bien, bien. Estamos bien. Es algo que se genera más en la prensa de lo que es en realidad.

-¿Está bien de la lesión en la cadera?

-Estoy bien, sigo con el tratamiento, viajo constantemente con un kinesiólogo y trato de darle mucho cuidado a mi cuerpo. Los años pasan, llevo casi 600 partidos en el circuito y el cuerpo lo siente.

-¿A Tsonga le puede ganar?

-Es durísimo, siempre me ganó. Tiene un potencial muy grande, en toda su carrera estuvo prácticamente casi siempre entre los 15 mejores. Va a ser una prueba muy difícil, pero para esto estoy aquí y para eso me cuido como me cuido. Este tipo de partidos son los que me ilusionan.

-¿En algún momento el tenista se siente menos solo?

-El tenista siempre está con gente al lado: el entrenador, el kinesiólogo, amigos que viajan? La verdadera soledad está dentro de la cancha, donde estás vos, el rival y el que te habla por dentro.

-¿Y qué le dice?

-Y? hay que tratar de tenerlo lo más tranquilo posible. Porque si ese está mal te puede hacer perder un partido; pero, si está bien, te puede hacer ganar una batalla.

-Esa fama de jugador batallador, ¿le molesta?

-Lo tomo como algo bueno. Si dicen que no soy talentoso pero que soy un batallador, lo entiendo como una virtud. Hay jugadores que tienen talento y, sin embargo, no tienen tenacidad. El Chapu Braña, que es uno de mis ídolos, es el jugador con más huevos que vi en mi vida, pero no es un talentoso. Mascherano es otro ejemplo. Es un líder, tiene una entrega descomunal y contagia a sus compañeros. Yo me fijo más en ese tipo de jugadores o en ese tipo de personalidades, y los trato de imitar de acuerdo a mis cualidades.

-¿El tenis lo hizo más lindo?

-En el 2004, en mi primer Master 1000, Guga Kuerten me dijo que si ganaba partidos el tenis me iba a hacer cirugías.

-¿Se cumplió la profecía de Guga?

-A mí me hizo bastantes cirugías?

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas