Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Di Monte se cortaba solo", reveló Casaretto

Cuestionó al ex obispo de Mercedes-Luján y mostró "vergüenza y dolor" por el escándalo

SEGUIR
PARA LA NACION
Jueves 30 de junio de 2016
0

El obispo emérito de San Isidro e integrante de la Comisión de Pastoral Social, monseñor Jorge Casaretto, despegó a la Iglesia del caso del ex secretario de Obras Públicas José López , detenido cuando intentaba esconder US$ 9 millones en un monasterio de General Rodríguez.

"Nos toca hablar de ética en un momento en que estoy dolido por la situación que vive el país y que salpica a la Iglesia con un caso de corrupción", aseguró ayer Casaretto, al exponer en el XIX Encuentro Anual de la Asociación Cristina de Dirigentes de Empresa (ACDE).

El obispo de San Isidro se refirió a la detención de José López, que expuso las vinculaciones del fallecido arzobispo emérito de Mercedes-Luján Rubén Héctor Di Monte con el ex funcionario, que fue mano derecha del ministro de Planificación kirchnerista Julio De Vido .

"Me cuesta hablar de una persona muerta [Di Monte], pero en la Iglesia no sabíamos nada. Él se cortaba sólo, no participaba. Y nos causa mucha vergüenza y dolor", señaló Casaretto. Insistió, así, con los dichos de sus últimos días, cuando había dicho a LA NACION que la detención de López "no debe ser utilizada para poner un manto de dudas sobre el trabajo de "la Iglesia como institución".

Casaretto, referente del área de Pastoral Social en la Iglesia, instó a los empresarios que participaron del encuentro de ACDE, en el hotel Sheraton, a generar "vínculos amables" y optar por una "vida austera".

López en la agenda

El "caso López" sobrevoló el auditorio durante toda la mañana, mientras se desarrollaba la primera mesa de debate, convocada para discutir las "contribuciones personales" empresarias.

Participaron del panel, además del obispo emérito de San Isidro, el vicejefe de Gabinete del gobierno nacional, Mario Quintana; el economista y ex ministro Roberto Lavagna, y el secretario nacional de la Asociación de Supervisores Metal Mecánicos, Mario Matanzo.

Entre los asistentes se encontraba la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien recibió el aplauso de los presentes cuando Jorge La Roza, presidente del Encuentro, le agradeció su presencia. El objetivo de la jornada, de cuyo cierre participó el presidente Mauricio Macri (ver página 12), era discutir el "compromiso empresario" y sus "valores para contribuir al fortalecimiento de la sociedad".

Las palabras introductorias estuvieron a cargo de La Roza, quien invitó a reflexionar sobre la Justicia, el compromiso, la responsabilidad empresarial y la generación de empleo, y también se refirió a la detención de López. "En estos momentos salen a la luz «pseudoempresarios» manchados por corrupción y nos salpican a todos", dijo.

"No es lo mismo ser preso de un sistema corrupto que promoverlo, ser rectores", advirtió, al apuntar de forma elíptica a los empresarios enriquecidos gracias a la obra pública durante el kirchnerismo. Estimó, además, que percibe un cambio de sintonía a partir de la asunción del nuevo gobierno: "Hoy estamos con un gobierno que escucha, algo se puede hacer".

Por su parte, Quintana aseguró que la detención de López expuso "sólo una caricatura de un sistema perverso" y condenó los "éxitos económicos logrados gracias a un sistema injusto". Consideró necesario trabajar mancomunadamente para alcanzar "mayor productividad y competitividad" y "armar un sistema meritocrático, basado en la verdad y la justicia". Y concluyó: "Tenemos que corregir lo que nos ha llevado a la división y que postergó a 14 millones de hermanos en la pobreza".

Ante una pregunta del público, Quintana desestimó que haya habido incompatibilidades como funcionario público, al haberse beneficiado por la compra de dólar futuro. "Fui empresario hasta noviembre, y a título personal no compré un solo dólar. Este gobierno normalizó la situación cambiaria sin pensar en situaciones particulares. La sospecha no tiene fundamento", justificó el funcionario macrista.

En el encuentro hubo, en tanto, una oración interreligiosa, a cargo del arzobispo de Mendoza, monseñor Carlos Franzini; el rabino Abraham Skorka y el referente de la comunidad islámica, Omar Abboud. "No se puede avanzar en la vida sin el ejercicio del diálogo, que se impone aceptar lo diverso, reconocer el valor en el otro y descubrir que todos somos complementarios", dijo Franzini.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas