Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Confirman que la casa de Tigre de José López era del "valijero" Galera y de un nuevo empresario

La Justicia pudo determinar que este intermediario, señalado como quien operaba los "retornos", fue hasta 2010 propietario del exclusivo chalet, cuando lo vendió a un empresario

SEGUIR
LA NACION
Jueves 30 de junio de 2016 • 14:21
La casa de José López en Tigre era del
La casa de José López en Tigre era del. Foto: LA NACION / Emiliano Lasalvia
0

En su última declaración jurada, José López declaró sólo $2 millones . Pero durante los doce años en los que maniobró la caja de la obra pública, el ex segundo de Julio De Vido contó con la ayuda de empresario y operadores en las sombras que lo asistieron en elevar su standard de vida. Es que, la Justicia pudo confirmar que uno de los dueños de la casa de Tigre desde la que salió el ex funcionario la noche del escándalo en el convento, fue Andrés Galera, el marplatense señalado como el "valijero" o "intermediario" informal para la presunta recepción de "vueltos" o coimas.

De acuerdo a datos del Registro de la Propiedad de la Provincia de Buenos Aires, Galera fue dueño del inmueble hasta mayo de 2010, cuando le vendió el chalet a un empresario de la construcción, Eduardo Ramón Gutierrez, también dedicado al estudio del impacto ambiental. Ahora la Justicia buscará determinar cuales eran los nexos entre esos tres actores.

Se trata del chalet con enorme jardín y pileta que da al río Luján y que en estos días fue blanco de allanamientos en busca de pruebas y bienes de valor en el marco de la causa por enriquecimiento ilícito por la que fue procesado hoy López. La Justicia todavía no pudo determinar en carácter de que, el ex secretario de Obras Públicas utilizaba esa casa durante los fines de semana, junto con su esposa, María Amalia Díaz.

Como no se encontró ningún tipo de contrato de alquiler, el fiscal Federico Delgado y el juez Daniel Rafecas , que investigan el patrimonio del ex secretario de Obras Públicas, buscaron averiguar quienes fueron los dueños del exclusivo inmueble.

Quien es

Galera es señalado en el mundillo de la obra pública como un operador sin cargo oficial, encargado de recibir a empresarios y empresarios y pedirles un porcentaje de los contratos, especialmente en Tucumán, cuna de López. Según publicó el diario LA NACION, en esa provincia, Galera se hospedaba siempre en el Catalinas Park y recibía en una habitación a los hombres de negocios en pijama y con jugo de naranja. En ese lobby en las sombras, terminaba pidiendo el 5% de los contratos de obra pública como retorno.

En declaraciones públicas, Galera siempre negó estos negociados. "Siempre andan buscando meterte en algún lugar. A mí me vinculaban con (Carlos) Menem y ahora me vinculan con Kirchner. Tengo amigos que trabajan en el gobierno, pero los conozco desde hace 15 años", se defendió en 2008.

Pero mientras hacía esas declaraciones, Galera era dueño de la casa que, ocho años después, fue el punto de partida para el raid que hizo López la noche en la que circulo con millones de dólares, euros, relojes de lujo y un arma sin autorización, y que termino en el convento de General Rodríguez, frustrado por un llamado al 911.

La conexión con Galera es clave en el marco de la investigación a López: en el acta de procesamiento de ayer, la fiscalía reclamó que la causa por enriquecimiento ilícito sea anexada a la mega causa por una supuesta asociación ilícita para lucrar con la obra pública, que lleva Julián Ercolini. Es que el patrimonio del ex funcionario parece ser solo la punta de un iceberg en un entramado de corrupción.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas