Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Los campos del sur de Córdoba otra vez golpeados por los anegamientos

Las últimas precipitaciones agravaron una situación que venía difícil desde comienzos de año; la producción de los tambos cayó un 20 por ciento

SEGUIR
LA NACION
Jueves 30 de junio de 2016 • 18:19
Los campos están saturados de agua
Los campos están saturados de agua.
0

CORDOBA.- Los productores de la zona sur y sudeste de esta provincia siguen muy complicados con el agua. No sólo no terminó de escurrir la de los campos inundados en febrero y marzo, sino que las lluvias del fin de semana ensombrecieron el panorama. Los tambos registran una caída de producción de alrededor del 20 por ciento y el rendimiento de la soja cayó cerca del 30 por ciento.

Los mayores problemas se registran en El Tío, Las Varillas, Arroyo Algodón, La Playosa, Pozo del Molle y James Craik, mientras que en el departamento Marcos Juárez estiman que entre el 30 y el 35 por ciento del área productiva sigue anegada.

"No se hizo nada de nada; no se repasó un canal, no se puso una alcantarilla. Los gobiernos y los consorcios camineros y canaleros siguen ausentes; todavía discuten cuándo dragar el Carcarañá para ensanchar el canal San Antonio", dijo el consultor Alejandro de Elia, que trabaja para empresas de tambos y agricultura.

En ese contexto, el gobierno provincial prorrogaría la emergencia agropecuaria -que vence a fines de julio- hasta diciembre. La medida rige para diez cuencas del centro, este, sudeste y sur de Córdoba y permite prorrogar el pago de tributos si más de la mitad del campo está afectado o quedar eximido, si el desastre alcanza al 70 por ciento de la superficie.

En el sudeste cordobés los productores calculan la pérdida neta de la cosecha de soja en el 20 por ciento. Por el estado de los suelos todavía queda maíz de primera sin levantar.

Las dificultades para que trabajen las sembradoras también están impactando en el trigo. De Elía señala que, aunque es un año "espectacular" por el precio, de 1800 hectáreas que proyectaba sembrar está limitado a 300. Lotes de soja que antes de las inundaciones rendían 38 quintales ahora están en 25 y la calidad es "mala".

En esta época el promedio de leche por vaca en los tambos de la zona era de 30 o 31 litros, ahora está entre 27 y 25. "Los animales sufrieron mucho por el agua y las que parieron en condiciones de stress tienen terneros que rinden menos", explicó a La Nación el dueño de un tambo en La Playosa.

La crisis que atraviesan los campos empujó hoy a un grupo de productores de San Antonio de Litín a protestar sobre la ruta provincial 3. "Está casi en la totalidad bajo agua, no se puede trabajar y no hay respuestas", denunciaron los organizadores.

A los problemas existentes se suma el anticipo del Servicio Meteorológico Nacional que anuncia lluvias hasta el martes próximo. Se esperan entre 70 y 130 milímetros. "Sería un desastre", resume De Elía.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas