Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La fractura por el Brexit recalienta la pelea por la sucesión de Cameron

El ex alcalde de Londres Boris Johnson, que era el favorito, desistió presentarse luego de que uno de sus aliados lanzara su candidatura; crece la figura de Theresa May

SEGUIR
LA NACION
Viernes 01 de julio de 2016
Boris Johnson, ayer, al despedirse de sus partidarios tras anunciar que se bajaba de la interna conservadora
Boris Johnson, ayer, al despedirse de sus partidarios tras anunciar que se bajaba de la interna conservadora. Foto: Reuters / Toby Melville

PARÍS.- Más que una traición de inspiración shakespeariana, la batalla de poder en el Partido Conservador británico parece surgida de la serie Game of Thrones. El excéntrico ex alcalde de Londres Boris Johnson se resignó ayer a retirar su candidatura para suceder al primer ministro David Cameron después de haber sido apuñalado por la espalda por el ministro de Justicia, Michael Gove, que era uno de sus mejores amigos.

Gove se había comprometido el sábado por la noche a aceptar la cartera de Finanzas en un gobierno dirigido por Johnson, en el cual el actual canciller del Tesoro, George Osborne, ocuparía el Foreign Office (relaciones exteriores).

El sorpresivo desenlace de la batalla interna de los tories permitió que la ministra del Interior, Theresa May, lanzara también su candidatura a la sucesión y surgiera como figura de compromiso para evitar que la lucha política se convierta en una masacre.

La implacable batalla interna había comenzado por la mañana. Apenas cinco minutos antes de lanzar su candidatura, Gove llamó por teléfono a Johnson para anunciarle su decisión. Se trata de la segunda felonía perpetrada por Gove en cinco meses: la primera ocurrió en enero cuando decidió hacer campaña a favor del Brexit, es decir, la salida británica de la Unión Europea (UE). Esa actitud, afirmaron algunos analistas políticos, no obedecía a sus convicciones, sino que más bien respondía al frío cálculo de provocar la caída de Cameron para sucederlo en el 10 de Downing Street. Ese gesto causó sorpresa porque Gove y su esposa, la periodista Sarah Vine, del Daily Mail, son los padrinos de Ivan, el hijo menor de Cameron.

Con la elegancia que demostró en los últimos meses de su carrera política, ayer justificó el lanzamiento de su candidatura explicando que su amigo Johnson "no estaba capacitado para ser primer ministro", ni "puede ofrecer el liderazgo que necesita el país, ni construir un equipo para la tarea que aguarda".

Hasta ese momento se creía que Johnson (52 años) y Gove (48) iban a constituir un equipo para aspirar a la sucesión.

Esa idea había sido alimentada por el propio político escocés, que en cinco ocasiones afirmó que no tenía ambiciones de ser primer ministro. Entre otros argumentos, indicó que no le gustaba viajar en avión, lo aburrían los números -lo cual lo descartaba para el cargo de ministro de Economía- e incluso pretextó su refinamiento cultural. En una ocasión afirmó que estaba dispuesto a firmar con sangre sobre un pergamino diciendo que no deseaba ser primer ministro.

El mayor problema que plantea su candidatura es que -con su actitud distante y aristocrática- parece frío y carece de empatía con los electores, lo que puede plantear un serio problema a los tories con vistas a la próxima consulta anticipada.

Esa despiadada batalla interna facilitó el camino de la ministra del Interior, Theresa May, de 59 años.

Apoyada por Cameron y el establishment del partido, y favorita de los sondeos, la "mujer tory más poderosa desde Margaret Thatcher", anunció su candidatura desde una columna publicada en el diario conservador The Times.

"Tras el referéndum de la semana pasada, nuestro país necesita un liderazgo fuerte para dirigirnos en este período de incertidumbre económica y política y que negocie los mejores términos posibles cuando nos retiremos de la UE", afirmó en el artículo.

Aunque está considerada como euroescéptica, en solidaridad con Cameron militó por la permanencia de Gran Bretaña en la UE, aunque apenas participó en la campaña.

Esa posición de equilibrio la ubica como la persona indicada para negociar con Bruselas los términos del Brexit y, al mismo tiempo, evitar una guerra civil interna del partido, dividido entre fracciones ideológicamente adversas y por los rencores que dejó la campaña del referéndum.

Una primera encuesta del instituto Data Snap Poll mostró ayer que May tiene el 47% de respaldo en la opinión pública, contra el 9% de Gove, el 15% que se reparten entre otros candidatos y el 29% de indecisos.

Al cierre de las inscripciones de candidatos a líder del partido y eventual primer ministro -ayer a mediodía-, la lista incluía también a Liam Fox (ex ministro de Defensa), Stephen Crabb (ministro de Trabajo) y Andrea Leadsom (secretaria de Energía).

Pero, salvo un sorpresivo cambio de tendencia, ninguno de esos tres parece estar en condiciones de obtener la mayoría de votos de los 330 diputados tories que comenzarán a pronunciarse a partir del próximo martes.

El proceso de selección de los diputados continuará hasta que queden sólo dos finalistas, probablemente May y Gove. Esos dos finalistas serán los únicos autorizados a competir en la interna del partido, que se definirá mediante el voto postal de los 150.000 afiliados conservadores.

La interna debe quedar concluida antes del 9 de septiembre, pero los especialistas estiman que -salvo tropiezos de último momento- a mediados de agosto los conservadores podrán tener al sucesor de Cameron.

Los favoritos en la interna de los tories

La sorpresiva renuncia de Boris Johnson para suceder a David Cameron dejó al euroescéptico Michael Gove y a la moderada Theresa May como candidatos principales

Theresa May

Ministra del Interior

Profesión: geógrafa

Edad: 59

Origen: Sussex

Quería que el país siguiera en la UE, pero apenas se manifestó durante la campaña, por lo que no le costará tender puentes con el sector Brexit del partido; aparece ahora como la candidata de consenso

De ser elegida, sería la segunda mujer en ocupar el cargo de premier, luego de Margaret Thatcher

Michael Gove

Ministro de justicia

Profesión: periodista

Edad: 48

Origen: Edimburgo

Intelectual y actual ministro de Justicia, fue aliado de Johnson en la campaña por el Brexit, pero ayer le dio la espalda al presentar su candidatura

Muy respetado entre quienes lo rodean, no despierta grandes pasiones entre el electorado; negó siempre estar interesado en llegar a Downing Street

El FMI enciende las alarmas

La incertidumbre generada por el voto británico a favor del Brexit es el "principal riesgo" que enfrenta la economía global, anunció ayer el FMI. "Sin ninguna duda consideramos la incertidumbre actual como el principal riesgo para la economía mundial", dijo Gerry Rice, vocero del organismo.

Te puede interesar