Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El Papa y Armenia

Viernes 01 de julio de 2016
0

El papa Francisco acaba de realizar una visita pastoral a Armenia, uno de los países que más temprano adoptó el cristianismo en la historia, concretamente en el año 301. Desde entonces se ha mantenido como país cristiano en el que predomina la Iglesia Apostólica Armenia, que depende del Patriarca Ortodoxo Oriental Karekin II, quien acompañó al Papa a lo largo de todo su periplo armenio.

No resulta sorprendente que Francisco, desde hace años defensor de la causa armenia, aprovechara la oportunidad para condenar con palabras precisas el genocidio de los armenios perpetrado entre 1915 y 1923, en el que fallecieron más de un millón y medio de hombres y mujeres de esa nacionalidad. Apartándose de las sugerencias de la diplomacia vaticana, no dudó un instante en volver a calificar como genocidio la enorme tragedia, pese a que Turquía sigue manteniendo una postura negacionista y sosteniendo que las muertes fueron producto de una guerra civil que enfrentó a otomanos y armenios.

Francisco calificó el genocidio de aberrante y rindió homenaje al pueblo armenio, recordando su constante lealtad a la Cruz. Al mismo tiempo recordó que el crimen del genocidio sigue existiendo como peligro latente y que, por ello, las naciones deben estar siempre alertas para evitar caer en ese horror.

Visitó, además, el Memorial de Tsitsernakaberd, dedicado a recordar la tragedia. Pese a que el catolicismo es minoría en Armenia, el Pontífice convocó a todos los cristianos por igual a unirse frente a los ataques extremistas islámicos en Medio Oriente y más allá.

De esta manera, el Papa reitera la posición que ya había asumido en abril del año pasado, cuando, en una misa celebrada en el Vaticano, condenó el genocidio armenio a manos de los turcos. Con prudencia, su anfitrión, el presidente armenio, Serge Sarkisian, destacó que su país no busca culpables sino simplemente "que las cosas se llamen por su nombre". Esto es, que se reconozca la verdad, sin esconderla ni manipularla.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas