Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La selección olímpica, abandonada: faltan jugadores y ni siquiera hay plata para "pagar el almuerzo"

Martino postergó una semana el inicio de las prácticas porque le faltan jugadores; Inter no cederá a Icardi y dependerá de la presión del N°9; sí estará Kranevitter; la falta de peso dirigencial y de recursos económicos potencian los problemas

SEGUIR
LA NACION
Jueves 30 de junio de 2016 • 22:43
0

Crece la sensación de descuido y desamparo alrededor del seleccionado. Cuando faltan 34 días para el debut de la Argentina en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, sobran incógnitas. No hay equipo, porque faltan jugadores. No hay respaldo, porque faltan interlocutores dirigenciales válidos para acompañar la tarea de Gerardo Martino. No hay fondos, porque falta dinero para asegurar los movimientos elementales de un equipo de elite. Los seleccionados juveniles ya estaban abandonados en la desidia. Las postergaciones, que responden a un corrosivo cóctel de incompetencias, desinterés y egoísmos en la AFA, hace meses que atacan a la mayor. Hasta tomarla como rehén. A nadie le importa la selección olímpica, pero en algo más de un mes se le exigirá la medalla dorada en el Maracaná. Rasgarse las vestiduras, después, será puro maquillaje.

Sin jugadores. La Argentina debía comenzar los entrenamientos el próximo lunes, a las 15, en Ezeiza, pero se aplazaron las prácticas exactamente una semana. La nueva fecha es el 11 de julio. ¿La razón de la postergación? Ganar tiempo para insistir ante los clubes y conseguir la liberación de los jugadores que Martino incluye en su plan A. Plan, por cierto, que desde antes de la Copa América el DT sabe que no contará con el crack: Juventus no liberó a Paulo Dybala. No era lógico ni prolijo comenzar los ensayos con nueve futbolistas, por ahora los únicos confirmados: Gerónimo Rulli (Real Sociedad), Jonathan Silva (Sporting de Lisboa), José Luis Gómez (Lanús), Mauricio Martínez (Unión), Giovani Lo Celso (Rosario Central), Leandro Paredes (Empoli), Cristian Espinoza (Huracán), Ángel Correa (Atlético de Madrid) y Emanuel Mammana. Aunque con el defensor saltaron imprevistas dudas, porque el acuerdo de cesión se había logrado con River, pero la venta a Lyon podría modificar el escenario ya que Bruno Génésio, el técnico francés, lo querría cuanto antes.

Muchos nombres siguen en un compás de negociación. Se teme un efecto cascada, por cierto con cobertura reglamentaria para los clubes porque no están obligados a ceder a sus futbolistas. Por ejemplo, Inter no cederá a Mauro Icardi. Hubo contactos y gestiones, pero el club italiano no lo liberará. Quedaría una carta a jugar por el propio Icardi: su insistencia, que se plante así como lo hizo Messi en Barcelona para no perderse Pekín 2008. El N°9 es una intriga: Edgardo Bauza ya adelantó que no soltará a Calleri hasta que San Pablo finalice su participación en la Libertadores (6 y 13 de julio jugará las semifinales, y la segunda final del torneo será el 28),y Vietto -el 1° de marzo jugó por última vez 90 minutos en Atlético de Madrid- perdió protagonismo para el cuerpo técnico. Sólo quedaría Giovanni Simeone, hoy de pretemporada con River en Orlando.

Musacchio y Ramiro Funes Mori -los otros mayores de 23 años, además de Rulli- siguen en duda. Por el zaguero de Everton, Martino había alcanzado un acuerdo con el DT español Roberto Martínez, pero fue destituido y la llegada de Ronald Koeman propuso un regreso al punto cero. La situación de Joaquín Correa (Sampdoria) o Manuel Lanzini (West Ham) también está trabada. Kranevitter será cedido por Atlético de Madrid y el panorama por Lucas Romero (Cruzeiro) es alentador. Claro que en el mercado interno también sobran dificultades: River no cederá a Batalla (Axel Werner, de Rafaela, sería el segundo arquero), Boca advirtió que no liberaría a Pavón hasta el término de la Libertadores y Huracán desearía contar con Espinoza en el parrido ante Central Córdoba (Rosario), previsto para mediados de julio por la Copa Argentina. Pero la Argentina hará una gira de preparación por los Estados Unidos y México del 20 al 28 de julio y la idea es, para entonces, contar con el plantel definitivo. Eso descartaría la posibilidad de que Martino se someta a un goteo de cesiones. O están desde el inicio o se buscan otros jugadores.

Sin respaldo. El vacío de gobernabilidad de la AFA hace estragos sobre la selección. La continuidad de Luis Segura por una semana más es apenas testimonial, no resolverá ningún contratiempos. No lo hizo antes, menos luego de la abdicación. Los temas vinculados con la selección también serán territorio de la comisión normalizadora. Naturalmente le llevará tiempo su adaptación y la prioridad será atender el rojo financiero. Entonces, la selección seguirá sin aparecer entre las prioridades. Hace meses que Martino está prácticamente solo. Apenas Chiqui Tapia ha sido su interlocutor más consecuente. Víctor Blanco, de fugaz e insustancial tarea al frente de la secretaría de selecciones, también acaba de dejar el cargo. Los dirigentes, que son los que tendrían que establecer el puente con sus pares para destrabar las cesiones de los futbolistas, no tienen interés ni entidad para asimilar la tarea. ¿Quién puede levantar un teléfono para tratar de convencerlo a Roberto Mancini, el DT de Inter, o al malayo Erick Thohir, el presidente del club, o dialogar con alguien del Suning Holdings Group, los chinos que acaban de convertirse en los principales accionistas? ¿O con Bell Kenwright, el presidente de Everton, o con Fernando Roig, el dueño de Villarreal, o con David Sullivan, uno de los propietarios de West Ham.? Nadie. Se encarga el propio cuerpo técnico, con la incondicional asistencia de históricos empleados del predio de la AFA.

Sin fondos. La AFA está vacía. El déficit financieros es alarmante. En las últimas horas, algunos cheques entregados al cuerpo técnico para reducir una deuda fueron rebotados por el banco Credicoop. Ayer, alguien confesó que "si las prácticas comenzaran ya mismo, no podríamos asegurar el almuerzo de los jugadores". Los propios empleados del predio -que están al día con sus haberes- pagan de su bolsillo las resmas de papel y la yerba para el mate. Y no hay una pizca de exageración. Por eso, la logística de la estada en Río de Janeiro también es un obstáculo: el COI cubre los gastos en la medida que el plantel se aloje en la Villa Olímpica, pero la delegación preferiría hospedarse afuera. No por vedetismo, sino por las distancias entre la Villa y los campos de entrenamiento, cuando la que debe desplazarse es grupo de al menos 30 personas con una utilería muy grande.

La expresión que el último apague la luz parece ajustarse como un guante al abandono que sufre la selección. Hasta que alguien que a diario se enfrenta con tantos disgustos, advierte como ocurrente alegoría "si no la cortan antes." Citius, altius, fortius. "Más rápido, más alto, más fuerte" es la expresión que pronunció el barón Pierre de Coubertin y encierra el espíritu olímpico. Con menos futbolistas, menos respaldo y menos fondos, ahí va a la Argentina sin más protección que una ilusión bien amateur.

Portugal, Argelia y Honduras, los primeros exámenes

La Argentina debutará en los Juegos el 4 de agosto ante Portugal -sin Cristiano Ronaldo-, como cabeza de serie del Grupo D, en el estadio Olímpico de Río. El 7 jugará con Argelia, en el mismo escenario, y cerrará la zona en Brasilia, el 10, ante Honduras. El 13 serán los cuartos de final, el 17 llegará el momento de las semifinales y el 20 se disputará la final, en el emblemático Maracaná.

cg/jt

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas