Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

EE.UU.: primer accidente mortal con un auto Tesla conducido por el piloto automático

El accidente se produjo cuando un camión hizo un giro indebido en una autopista; ni el sistema de conducción por computadora del vehículo ni el conductor lo detectaron

Viernes 01 de julio de 2016 • 10:11
El Tesla S, el auto que conducía Brown con el piloto automático
El Tesla S, el auto que conducía Brown con el piloto automático. Foto: Tesla Motors
0

EEUU.- Joshua Brown, un antiguo soldado de élite de la Armada de Estados Unidos, era el conductor de un auto eléctrico de la empresa Tesla y se convirtió en la primera persona que muere a bordo de un vehículo conducido por computadora de forma automática, según informó la propia compañía estadounidense ayer.

El accidente ocurrió el 7 de mayo, en una ruta de Florida, en el sudeste de Estados Unidos. El sistema de asistencia a la conducción no reconoció el tráiler de un camión que se cruzó delante del auto en la ruta. La agencia estadounidense NHTSA, encargada de la seguridad vial, inició una investigación en la que "va a examinar el concepto y el funcionamiento de los sistemas de piloto automático que estaban en uso al momento del accidente".

El piloto automático puede mantener la velocidad y la distancia, frenar ante obstáculos o evitarlos y estacionar. Tesla volvió a insistir en que ese software no convierte a sus vehículos eléctricos en coches de conducción automática y reiteró que los conductores deben seguir prestando atención y mantener las manos sobre el volante. Sin embargo, en Internet circulan muchos videos en los que puede verse cómo algunos conductores de esos coches no cumplen esas indicaciones.

El conductor fallecido en este accidente había subido a Internet videos de sus viajes con el piloto automático activado. En uno de ellos se veía cómo el sistema sorteaba a un camión que cambió de carril de forma repentina ante el Tesla, evitando así una posible colisión.

En otros videos puede verse a otros conductores que al poner el piloto automático se dedican a hacer otras cosas. Uno de ellos incluso se pasó al asiento de atrás para grabar desde allí el espacio del conductor vacío durante un trayecto por carretera. Para evitar algo así el sistema controla regularmente si el conductor tiene las manos sobre el volante. Cuando no es así, suenan señales acústicas de alarma y el coche frena.

El sector automovilístico y los desarrolladores de tecnología para coches sin conductor aseguran que esos vehículos automáticos harán que el tráfico sea mucho más seguro y reducirán el número de fallecidos. Hasta el momento sólo se tenía constancia de un accidente en un vehículo conducido por computadora en el que sólo se registraron daños leves de carrocería.

En el caso de este accidente mortal, ocurrido a principios de mayo, "ni el «piloto automático» ni el conductor identificaron el lateral blanco del camión sobre el fondo de un cielo claro, así que el freno no fue activado", explicó Tesla en un comunicado publicado en su blog a última hora de ayer. El vehículo del tipo "Model S" pasó por debajo del tráiler y el borde inferior de este impactó en el parabrisas del coche.

Si el vehículo hubiese chocado con la parte frontal o trasera del camión, posiblemente el sistema de seguridad contra colisiones del vehículo Tesla habría evitado daños graves al conductor.

El "piloto automático" actúa, entre otros, a través de cámaras, radares y sensores de ultrasonido que registran el entorno. Los coches de Tesla graban todos los datos posibles mientras conducen y esas informaciones se utilizan para mejorar la técnica. También hay otros fabricantes que ofrecen sistemas de asistencia a la conducción similares.

La investigación iniciada por la NHTSA afecta por el momento a 25.000 coches "Model S" del año 2015. La empresa del multimillonario Elon Musk destacó que sus vehículos han conducido hasta ahora 130 millones de millas (unos 210 millones de kilómetros) con la función del piloto automático activada.

En el tráfico regular de las carreteras estadounidenses se produce una muerte por cada 94 millones de millas conducidas.

Google también registró este año su primer accidente con un vehículo automático conducido por computadora. El coche se cruzó con un vehículo cuando conducía a poca velocidad y sólo se produjeron daños en un guardabarros.

Agencias DPA y AFP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas