Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Japón quiere invertir hasta US$ 9000 millones en la Argentina en los próximos tres años

Así lo expresó el embajador de Japón en el país, Noriteru Fukushima, que pidió a cambio un tratado de protección para las inversiones; fuerte elogio a las medidas de Macri

SEGUIR
LA NACION
Viernes 01 de julio de 2016 • 13:40
0

Las empresas japonesas buscan invertir entre US$ 6000 millones y US$ 9000 millones en los próximos tres años en la Argentina, con especial interés en energía, minería, infraestructura, agronegocios y la industria.

A cambio, tanto esa potencia asiática pretende que se firme un acuerdo de protección recíproco de las inversiones, una tarea que está en la agenda del Gobierno.

En una entrevista con LA NACION, el embajador de Japón en la Argentina, Noriteru Fukushima, elogió en forma enfática el rumbo de la política económica del gobierno de Mauricio Macri y consideró que, luego del esfuerzo de este año, en 2017 comenzará a observarse una recuperación y, en particular, un aumento de las inversiones.

Foto: Archivo

"Las inversiones ahora son de US$ 100 millones anuales a la Argentina y la intención es que pasen a US$ 2000 a US$ 3000 millones por año en los próximos tres años", indicó el diplomático.

Luego de la visita de la vicepresidenta Gabriela Michetti a Tokio, calificada como "muy importante" por el embajador, se espera la confirmación para que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, llegue a Buenos Aires en noviembre. "Y estamos invitando al presidente Macri a que visite Japón el año próximo", agregó, entusiasmado.

Por lo tanto, indicó, "hay que aprovechar estos años de oro para aumentar las inversiones". En este sentido, destacó que "desde diciembre último los funcionarios están predispuestos al diálogo, a diferencia de lo que ocurría antes" y aclaró que sería clave que se concrete la firma de un tratado de protección recíproca de las inversiones este año.

"Hay tres cuestiones importantes: el tratado de inversiones, uno de intercambio tributario y uno de seguridad social", detalló.

El secretario de Comercio, Miguel Braun, dialogará la semana próxima sobre esta cuestión con una delegación japonesa en el marco de la cumbre de ministros y secretarios de Comercio del G 20 que se realizará en China. Braun es uno de los funcionarios involucrados en esta negociación.

En términos políticos, afirmó, "sería importante que al Gobierno le vaya bien en las elecciones del año próximo para que siga siendo fuerte; si se mantienen esta política y la popularidad del presidente, pese a las duras medidas que tomó, eso ayudará mucho a la llegada de inversiones", afirmó.

Mientras tanto, aclaró que "ya hay muchas visitas de empresas y este mes habrá una delegación de 47 compañías interesadas en energía y transporte".

La crisis de Brasil, afirmó, ha llevado a que muchas empresas japonesas miren con más entusiasmo a la Argentina.

Además, subrayó que, después de cerrar en 2010, reabrirá una oficina local de la Japan External Trade Organization (Jetro), que apoya la expansión de empresas de ese país en el exterior.

La Argentina, según el gobierno japonés, enfrenta importantes desafíos de corto plazo, como la alta inflación, las restricciones de capital, el acceso al financiamiento, elevados impuestos, corrupción y fuerte burocracia estatal.

Pero "la nueva administración ya está encarando varios de estos asuntos, como el levantamiento de las restricciones a los capitales; la libre flotación del tipo de cambio, el cierre de la negociación con los holdouts; las metas de, en cuatro años; reducir la inflación a un dígito y eliminar el déficit fiscal; la remoción de las trabas en el comercio exterior; la creación de una agencia de promoción de inversiones; una nueva estructura jurídica de asociación público-privada y el relanzamiento de las cifras del Indec", se explica en una presentación de la embajada.

El campo de acción, afirmó el diplomático, es "enorme, porque la cantidad de empresas japonesas bajó de 120 a 72 desde 1991 y el comercio creció con toda la región, al punto de duplicarse en los últimos 10 años, menos con la Argentina".

Chile, Méjico y Perú ya tienen tratados de asociación económica bilateral con Japón y son parte del Acuerdo Estratégico Transpacífico.

De los US$ 7100 millones que Japón invirtió en la región en 2014, solo el 6 por ciento se destinó a la Argentina, donde el país asiático ocupa el 12º lugar entre los inversores extranjeros, frente al 2 º en Brasil y Chile.

También en el plano del comercio hay un importante camino por recorrer, porque en 2015 la Argentina exportó apenas por US$ 788 millones y Japón por US$ 799 millones.

"Sería muy importante que se sigan abriendo pasos hacia el Pacífico, para las inversiones y el comercio", concluyó el embajador.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas