Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Realidad virtual sin selfies

SEGUIR
LA NACION
Domingo 03 de julio de 2016
0

Con varias propuestas en el mercado, este parece ser el año de despegue de la realidad virtual. Y los antecedentes ayudan a ser optimistas con esta tecnología. Con el aporte financiero de entusiastas de los videojuegos, Oculus logró crear el primer prototipo de su visor Rift. Su perseverancia logró captar la atención de Mark Zuckerberg, que no dudó en pagar 2000 millones de dólares para quedarse con esta prometedora compañía liderada por Palmer Luckey. ¿Sólo para videojuegos? Sí, y algo más: entretenimiento, deportes, videos en 360°, videollamadas, capacitación a distancia y muchas más tiene en mente el cofundador de la red social más grande del mundo para la realidad virtual, también conocida por sus distintivas siglas VR.

Esas fueron las dos letras que eligió Sony para el visor para la consola PlayStation 4. No fue muy original, pero no importa demasiado si la experiencia de sentirse dentro de un videojuego vale la pena. Es una plataforma que no tiene límites, pero que enfrenta nuevos desafíos. La interacción en el entorno es diferente, y las traducciones de un éxito probado desde el formato tradicional no es lineal. Son todas producciones que se deben crear de cero para aprovechar el sonido espacial, las nuevas narrativas basadas en el movimiento del casco y las limitaciones físicas que imponen estas propuestas cableadas.

¿Con cables? Así es. Tanto Oculus Rift como PlayStation VR y HTC Vive, otro de los grandes protagonistas del segmento, apelan a esta modalidad, con su propia pantalla incorporada en el visor y al uso de un hardware potente, con computadoras gamers de alta gama o consolas con potencia gráfica probada.

Los teléfonos móviles quieren ganar terreno en esta área al reaprovechar sus pantallas en visores más livianos y portátiles, desde Cardboard de Google hasta el Gear VR de Samsung. Incluso el próximo Android, conocido como código N, tendrá una modalidad de realidad virtual.

No se trata sólo de videojuegos, aunque todo empiece por esos espacios. Ver un recital, un partido de fútbol o disfrutar las vistas panorámicas de unas vacaciones pasadas se podrán rememorar con esta tecnología. Eso sí, sin necesidad de tomar una selfie o capturar momentos con el celular, que estará enganchado en el visor de realidad virtual.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas