Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Víctor Santa María, el zar sindical de los medios y la cultura

El perfil del sindicalista que creó un extraordinario conglomerado de comunicación, educación y cultura; la Kabbala, el peronismo y los negocios

SEGUIR
LA NACION
Sábado 02 de julio de 2016
0

Tiene 50 años, estudia la Kabbala y a principios de los 90 se hizo vegetariano. Víctor Santa María es sindicalista, político y dirigente deportivo, pero prefiere que lo reconozcan como gestor cultural, perfil que cultivó fuertemente en los últimos cinco años. Exponente del progreperonismo cool, creó sobre la estructura y los recursos del Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta Horizontal (Suterh) uno de los multimedios más importantes de la ciudad de Buenos Aires, el grupo Octubre, que acaba de incorporar a su larga lista de empresas de comunicación, educativas y deportivas al diario Página 12 (como nuevo propietario fue recibido con una ruidosa huelga de empleados que piden recomposición salarial).

Estuvo procesado en dos causas judiciales -una por la quiebra del Banco Patricios y otra por un plan de viviendas del gremio- pero fue sobreseído en ambas. "Eso es mucho para la Argentina actual", dice y se sonríe. Ahora enfrenta una nueva causa en la que se investiga porqué en el balance 2015 de Interacción SA, aseguradora de riesgos del trabajo propiedad del sindicato, hay $ 203 millones sin respaldo técnico contable y, presuntamente, unos 5000 juicios en contra no registrados. La denuncia fue hecha por el superintendente de Seguros de la Nación, Edgardo Podjarny, el 23 de mayo y quedó a cargo del juez federal Claudio Bonadío. En el sindicato admiten "un error" y afirman que se está corrigiendo.

Víctor Santa María, secretario general del Suterh
Víctor Santa María, secretario general del Suterh.

Santa María tiene muy buenas relaciones con propios y ajenos, y un pluriempleo que cansa de sólo enumerarlo: secretario general del Suterh (desde 2005), diputado del Parlasur (desde diciembre pasado), presidente del PJ porteño (desde 2014), presidente del Club Sportivo Barracas (desde 2012) y director del grupo Octubre (desde 2010). Intentó sin éxito ser presidente de Boca Juniors y, como N° 1 de Sportivo Barracas, participa de la vida de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en representación del ascenso. Administra unos $ 480 millones sólo en la obra social del gremio, Osperyh, sin contar los ingresos del sindicato y los que generan las empresas, entre ellas Interacción SA.

Década ganada

Por su crecimiento político e institucional, la década kirchnerista fue largamente ganada para el líder de los porteros. Eso tal vez explique que siga firme junto a Cristina Kirchner, a quien le aportó la tarima desde la que la ex presidenta habló a sus seguidores el 13 de abril pasado luego de declarar como imputada ante el mismo juez Bonadío. Sin embargo, lejos de quedarse en el pasado, Santa María va por más: quiere ser jefe de gobierno de Buenos Aires, aunque no lo reconoce públicamente aún. "Mi objetivo es construir puentes que nos permitan ser una sociedad más justa y feliz. Creo en la energía puesta en función de un objetivo mayor", afirma y remite a la Kabbala, una escuela de pensamiento relacionada con el judaísmo.

Ocupa todos los espacios que se le abren y se encarga de abrir los lugares que se le resisten. Para eso ya cuenta con una poderosa maquinaria mediática y cultural que también requiere tiempo y esfuerzo para ser descripta en su totalidad. Además de Página 12 (que encontró en el gremio de Santa María una garantía de financiamiento tras el abrupto recorte de la pauta oficial que lo sustuvo desde 2003) opera la AM 750, donde las artísticas incluyen la voz del general Juan Domingo Perón. En esa frecuencia -otorgada en 2008 mediante un concurso extraordinario- volvió a sonar cada mañana el reclamo de Víctor Hugo Morales contra "la derecha" y los "medios hegemónicos". El conglomerado incluye la FM Malena 89.1 (una emisora de tango), las revistas El Planeta Urbano (estilo de vida), Caras & Caretas (cultura nac&pop), el semanario político Diario Z, y el fideicomiso cinematográfico Filmar, con el que ya hizo varias películas. Hasta hace seis meses, Octubre formó parte de la producción del show político "Intratables", que emite América. Y ahora busca diarios del interior para incorporarlos al multimedios.

El grupo Octubre, cuyo CEO es Francisco Meritello (cuñado y antiguo colaborador del ex ministro Gustavo Beliz), también incluye la editorial del mismo nombre -que en dos años editó más de 30 títulos-, gestiona dos teatros, el del Centro Cultural Caras y Caretas (cuyo director es el historiador Felipe Pigna y cuya asesora periodística es María Seoane, ex directora de Radio Nacional y socia de Santa María en una desarrolladora de videojuegos) y la impresionante y moderna sala de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), la casa de altos estudios del grupo.

La UMET fue fundada en 2013, tiene unos mil alumnos y hace pocos meses compró -por US$ 3,5 millones- diez pisos del histórico edificio de Hebraica en Sarmiento 2233. La universidad -por la que ya pasaron como visitas ilustres los ex presidentes izquierdistas Lula Da Silva y José Pepe Mujica- funciona principalmente con un sistema de becas por el cual distintos sindicatos pagan la cuota mensual correspondiente a los hijos de sus afiliados que se hayan inscripto. Acaba de recorrer Vietnam, Singapur y China en búsqueda de acuerdos para crear una red de formación y empleo que este año tendrá su cumbre en Roma, de nuevo centro del mundo.

Historia familiar

Santa María nació el 11 de diciembre de 1965, en la portería de un edificio de Barrio Norte donde su padre -que siempre tuvo militancia sindical y había trabajado en la industria frigorífica- era encargado y su madre trabajaba por horas en la limpieza de departamentos. Vivió sus primeros años en esa portería junto a sus padres y una hermana. Está casado en segundas nupcias y tiene tres hijos, trillizos, de 19 años (nacieron el año en que fue convencional constituyente de la ciudad).

Dio sus primeros pasos en el peronismo porteño que lideró Carlos Grosso, sucedió a su aliado Alberto Fernández en la presidencia del PJ distrital gracias a un acuerdo con la agrupación juvenil La Cámpora, no reniega de su amistad política con el radical Enrique Coti Nosiglia -quien en los 80 facilitó con su apoyo la llegada de José Francisco Pepe Santa María, padre de Víctor, a la conducción de los porteros-, fue candidato de Beliz y cuando este se alió con Domingo Cavallo, integró la lista de aquél frente.

Empezó en el sindicalismo y en la política de la mano de Pepe Santa María, su predecesor al frente de los porteros, que de lunes a lunes de 9 a 19 sigue estando en el gremio. "Pepe es el eslabón entre lo que construimos y lo que somos", dice Santa María, pero por algún motivo prefiere no profundizar en la relación familiar. De los primeros tiempos en la política y el sindicalismo Santa María hijo conserva buen diálogo con el tabacalero y ex dirigente xeneixe Roberto Digón, quien también fue buen consejero en materia deportiva.

Pero también tiene buenos vínculos en el PRO, que desde la gestión en la ciudad no discriminó con la publicidad oficial a los medios del grupo Octubre. Aunque nunca conversó personalmente con Mauricio Macri, tiene buen diálogo institucional con el jefe de gobierno, Horacio Rodríguez Larreta. En 2002 compartió una lista peronista con Cristian Ritondo y Darío Santilli, antes de que estos últimos saltaran al macrismo.

En la Legislatura porteña, el gremio es un activo impulsor -casi el único- de cambios en la normativa que regula la vida de los edificios. La última conquista fue la aprobación de la polémica ley que creó el Consejo de la Propiedad Horizontal de la Ciudad, un organismo clave que podría terminar manejado por los porteros. En otros sindicatos sostienen que el mayor éxito de Santa María está precisamente en haber construido una patronal a su medida ya que no negocia salarios con los consorcistas sino con los administradores de consorcios. Y que el flujo de fondos con el que construyó su imperio mediático proviene de las expensas que pagan los porteños.

¿Alguna vez fue encargado? "Trabajé en tres edificios, en Miró al 100, en Mataderos Sur y en un tercer edificio en Palermo, en el pasaje Russell, este último a mediados de los noventa", explicó en 2009 cuando LA NACIÓN hizo un primer perfil sobre su figura.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas