Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Pensar en red, un método para liberar la creatividad en las empresas

La propuesta consiste en ir más allá de las acciones aisladas con las que suele buscarse la innovación, y transformar el modelo

SEGUIR
LA NACION
Lunes 04 de julio de 2016
0

"Gino Tubaro." En sus últimas charlas, el nombre sobre el pizarrón fue el disparador.

"¿Quién es?", les preguntó a los empresarios, CEO, que la miraban desde sus lugares en la herradura.

"¿Gino Bogani sirve?", bromeó uno. "¿Será algún pensador italiano de otros tiempos?", especuló otro.

Ni uno ni otro: "Gino Tubaro es el emprendedor que creó una prótesis de mano con una impresora 3D, que logró reducir varias veces el costo de una prótesis tradicional. Y es el que resumió en unas pocas palabras el nuevo paradigma del conocimiento", les dijo Sonia Abadi, médica, psicoanalista e investigadora en modelos de pensamiento. "Cuando un periodista le preguntó si patentaría su invento, Gino Tubaro respondió que no, que haría algo mejor que eso: compartirlo", amplió.

Abadi dicta "clases" a ejecutivos de alto rango de compañías locales y multinacionales con el objetivo de modificar las formas de pensar y relacionarse en las organizaciones, ante el desafío de adaptarse a los nuevos tiempos. "Como las neuronas, como un equipo de fútbol, una banda de jazz o una empresa, la estructura de funcionamiento interconectada es la misma", teoriza, en diálogo con LA NACION.

La especialista alude al "pensamiento en red". Así llama al método de comprensión de la realidad contemporánea, bajo un concepto de interconexión y constante fluir. "En todas las disciplinas -dice- los paradigmas están cambiando de un mundo de fronteras a un mundo de redes. Son tiempos de integración de la diversidad, de transición de lo individual a lo colectivo."

Lo opuesto, dice Abadi, es el "pensamiento lineal" y sus estructuras que tienden a imponerse en la rutina de las personas y empresas. El excesivo foco en resultados y la persecución frenética de objetivos, amplía, generan escenarios laborales de mala calidad, que oprimen el surgimiento de ideas.

Según Abadi, la red promueve la apertura necesaria para favorecer la creatividad, el capital que las empresas están buscando por estos días dentro y fuera de sus filas. Las experiencias de gigantes que vieron caer sus imperios de la noche a la mañana abrieron los ojos de las corporaciones, que se lanzaron masivamente a la innovación, obligadas por dinámicas de mercado nunca vistas. Aunque no todos tuvieron éxito en la misión.

"Hay dificultades para entender el cambio de paradigma, pero también hay una tremenda sensación de incomodidad con las estructuras", describe Abadi. Esa incomodidad, dice, se relaciona con una cultura empresaria "que ha quedado anacrónica respecto de las nuevas realidades, y ajena a las necesidades y potencialidades de la gente". Más aún, "el funcionamiento lineal, desesperado por un objetivo, lleva a un estado mental de saturación que marchita la creatividad", evalúa.

En el camino de la transformación, con frecuencia los empleados reciben charlas motivacionales, para despertar espíritus creativos. "Los gurús del management nos motivan a transformar los modelos mentales hacia uno más abierto y colectivo, pero apenas finalizada la conferencia se pasa el efecto motivador y volvemos a encarrilarnos en el deber ser, la rutina y la falta de imaginación." Lo que se necesita, opina Abadi, es un "cambio de modelo que involucre a toda la organización".

"Las redes no son verticales ni horizontales, sino tridimensionales", explica Abadi. Los lazos, más fuertes y más débiles, la nutren de una diversidad en la que, prejuicios de lado, cualquiera puede convertirse en un socio creativo. En términos de Abadi, "en el entramado de lazos hay una red de carreteras, pero también se puede ir a campo traviesa, y allí surge la innovación".

En cualquier caso, indica, las posiciones extremas no son convenientes. Innovar no es derribar completamente la estructura, sino "darle color". "Entre el blanco y el gris están todos los colores", ilustra la experta que vertió su teoría frente a ejecutivos y empleados de Techint, Avon, Chandon y Terrazas, Los Grobo y otras compañías.

Sonia Abadi

Pensamiento en red

Es médica y psicoanalista, e investiga en modelos de pensamiento. En 2007 desarrolló el propio que consiste en la interconexión de las personas y creación de estructuras menos rígidas en las empresas, para favorecer la creatividad y la toma de decisiones

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas