Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Descanso dominical y libertades

Sábado 02 de julio de 2016
0

La adhesión de Rosario a la ley de descanso dominical, que dispone el cierre de establecimientos comerciales y de servicios de grandes dimensiones para esa jornada, ha provocado una lógica polémica que excede a ese municipio. El conflicto que se ha planteado podría extenderse incluso a toda la provincia de Santa Fe si más comunas decidieran adherir a una ley provincial de 2014 que impone el cierre de establecimientos comerciales y/o servicios los domingos, con excepción de los que sean atendidos por sus dueños y que no superen los 120 metros cuadrados de superficie, los ubicados en estaciones terminales de transporte, teatros, cines, restaurantes y bares, entre otros.

La ordenanza sancionada por el Concejo Municipal de Rosario establece la adhesión a esa norma adecuándola a los parámetros establecidos por la ley de grandes superficies comerciales, que considera como tales a las que ocupan más de 1200 metros cuadrados en municipios con una población de más de 300.000 habitantes, que es el caso de esa ciudad. La medida perjudica directamente no sólo a las grandes cadenas comerciales, sino a las sucursales de cadenas chicas y a las llamadas tiendas de proximidad, y favorece claramente a pequeños autoservicios y almacenes en los que los domingos no se registran muchas ventas.

Entre las justificadas críticas figuran las de quienes consideran que se buscó favorecer a los supermercados chicos e incluso a los que trabajan en negro por encima de los grandes comercios. También se cuestiona que se adopte una medida de este tipo cuando la creación neta de empleos privados registra un parate desde hace más de cuatro años. En el caso de los empleados, resultan particularmente perjudicados los que se desempeñan en supermercados, hipermercados y megamercados y que, por trabajar los domingos, reciben una doble paga. También resultan afectados los consumidores que no cuentan con otro día disponible para realizar sus compras.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo de Santa Fe intervino en el conflicto dictando una conciliación obligatoria con el fin de frenar las cesantías dispuestas por algunas cadenas de supermercados, que aseguran haberse visto obligadas a despedir personal por no tener capacidad para reasignarlo en los restantes días de la semana. Además, según cálculos del sector, las ventas que ya no podrán concretarse los domingos representan el 30 por ciento de la facturación semanal.

La adhesión a la ley provincial se produjo con el mayoritario apoyo de concejales socialistas, radicales, kirchneristas, peronistas y de izquierda, y con la oposición de cinco ediles de Pro y uno del radicalismo. La iniciativa fue impulsada por un sector del comercio de Rosario y contó con el apoyo de sectores sindicales, cámaras empresarias y la Iglesia. Resulta llamativa la incursión de voces de la Iglesia en este asunto que hace a una materia estrictamente laboral, como es la jornada de trabajo. Un ejemplo claro de prescindencia en estos asuntos resulta el de la comunidad judía ortodoxa, que respeta el sabbat, no trabajando los sábados, aunque no expresa un reclamo de regulación laboral en ese sentido.

En las últimas horas, el Sindicato Empleados de Comercio de Rosario, la Cámara de Supermercados de Rosario y la Región y la Asociación Empresaria de esa ciudad avanzaron en un acuerdo para regular aspectos de los feriados que caigan en días inmediatos anteriores o inmediatos posteriores al descanso dominical. Sería aconsejable que este tipo de medidas se estudien profundamente , de modo de no generar parches sobre parches. Y que cada vez que se decida adoptar un cambio sea para garantizar los derechos de todos, sin privilegios.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas