Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Renace Del Potro y el tenis lo aplaude

Con la victoria más impactante desde que volvió a jugar, sobre el suizo Wawrinka, el tandilense se siente nuevamente en carrera

Sábado 02 de julio de 2016
0

LONDRES.- En el Gran Premio de Alemania de 1976, en Nürburgring, Niki Lauda, entonces líder del Mundial de Fórmula 1, sufrió un grave accidente al volante de su Ferrari que lo tuvo al borde de la muerte. Un mes y 12 días después del choque, el piloto austríaco se volvió a subir a su monoplaza rojo. Al año siguiente volvió a gritar campeón. En 1982, Ray Sugar Leonard noqueó a Bruce Finch; sin embargo, tras la pelea le informaron que padecía un desprendimiento de retina. Colgó los guantes, solo por un rato. En 1984 se volvió a subir al ring para noquear a Kevin Howard. Ni Lauda ni Leonard estaban dispuestos a rendirse; Juan Martín Del Potro, que pasó las de Caín por los quirófanos, tampoco. En 2013, Delpo pisó por última vez el Court Central de Wimbledon, cuando cayó en semifinales ante Novak Djokovic. Ayer, tres años después y tras soportar tres operaciones en su muñeca izquierda que amagaron con retirarlo del circuito, volvió a la Catedral. Y el All England se puso de pie: el tandilense derrotó a Stan Wawrinka (5º del mundo) por 3-6, 6-3, 7-6 (2) y 6-3, en 2h45m. Renace Del Potro y el mundo del tenis lo aplaude.

Foto: LA NACION

"Todo esto que me está pasando es mucho más de lo que podía esperar. Es algo hermoso, lo tengo que disfrutar. Antes de Wimbledon pensaba que iba a ser muy difícil que pudiera llegar a ganar un partido, gané dos (en la primera ronda derrotó al francés Stephane Robert por 6-1, 7-5 y 6-0). Con tiempo, sacrificio y trabajo puedo jugar mucho mejor", analizó Del Potro. No arrancó bien Delpo en la pista central, demasiado respetuoso con Wawrinka. El suizo, campeón de Australia en 2014 y de Roland Garros en 2015, colonizó el juego y el tandilense parecía un espectador frente a la potencia del suizo: 6-3 para el tenista de Lausana en 27 minutos. "Al principio Stan estaba a una, a dos velocidades más que yo. Me costó mucho entrar en el partido", explicó La Torre de Tandil. Ocurrió, entonces, que Del Potro se sintió Del Potro. Aunque todavía sufre molestias en su mano izquierda, el argentino aguantó a partir del revés con slice y se agigantó con el drive.

Despertó la segunda manga y, rápido, Del Potro le mandó un mensaje a Wawrinka: ya estaba de vuelta en el circuito. Le robó el saque en el tercer juego y ya nada lo detuvo para terminar con el set a su favor por 6-3 en 41 minutos. "Por suerte, tuve un break temprano y empecé a disfrutar. Sentía que ya no había tanta diferencia de velocidades y, cuando eso pasa en esta superficie, todo se define en muy pocos puntos", convino Delpo. El campeón del US Open 2009 ya estaba tuteando al suizo, como si no se hubiese pasado los últimos tres años en boxes. "Juan Martín jugó realmente muy bien. Su servicio fue muy bueno, su derecha estaba como siempre y, a pesar de que todavía no lo siente del todo libre, su revés lo manejó bien", analizó el suizo.

Foto: LA NACION

Con el partido empatado en sets, las miradas posaron en el estado físico del tandilense. Sin embargo, Del Potro nunca mostró síntomas de fatiga. Hasta el 2-2 de la tercera manga, ninguno de los quería conservar el saque; después, todo lo contrario. El set se fue al tie break y el argentino no dudó. Se impuso 7-6 (2) en 54 minutos y, a partir de entonces ya, nada lo detuvo. El set definitivo encontró al argentino bien plantado, quebró en el octavo game y, cuando tuvo que sacar para el partido, no dudó: 6-3 en 42 minutos y que la Catedral se ponga de pie. "La gente estuvo increíble conmigo. La atmósfera acá es espectacular, todos me tienen un gran respeto. Es realmente muy lindo volver a la pista central y jugar este magnifico torneo, con estos grandes jugadores", resolvió Del Potro, que firmó una planilla con 23 winners y 25 errores no forzados frente a los 47 puntos ganadores y 48 fallos de Wawrinka.

"Del Potro está de vuelta", soltó el suizo. "No sé como va a responder después de jugar un partido de casi tres horas al máximo nivel en la pista central, que fue muy psicológico y mental. Tendremos que ver cómo se repone de esto. Cuando no juegas este tipo de partidos durante mucho tiempo es difícil, pero espero que se recupere bien y que pueda estar listo para el próximo encuentro", completó Wawrinka. "Fue una gran victoria de Juan Martín, será interesante ver como progresa en el torneo", añadió el suizo Roger Federer. Delpo jugará hoy, frente al francés Lucas Pouille (30º del ranking de la ATP) por un lugar en los octavos de final de Wimbledon. "Conozco a Lucas porque está trabajando con mi ex manager (Ugo Colombini), es muy peligroso y tiene mucho talento. Es la tercera ronda de un Grand Slam y todo puede pasar", expuso.

"Estoy muy ilusionado con llevar lo más lejos posible en el torneo", se animó el argentino, que en All England se colgó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de 2012. "Pero", matizó; "ya estoy muy contento con el éxito que he conseguido". Del Potro celebra su regreso. También lo celebra el tenis. "Estamos todos contentos con la vuelta de Juan Martín. Es una persona muy querida en el circuito. Y es un gran campeón", cerró Wawrinka. En Wimbledon, renace Del Potro.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas