Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La vuelta de las fusiones y adquisiciones a la Argentina

El año 2015 fue agónico. Con el cambio de reglas de juego, el volumen de operaciones se multiplicó por7,3 en el primer semestre y la cantidad aumentó un 61%. Las nuevas tendencias y los sectores en la mira

SEGUIR
LA NACION
Domingo 03 de julio de 2016
0

La argentina Pampa Energía se quedó con el 67% de Petrobras Argentina por unos US$ 892 millones. BRF, la mayor alimentaria del país vecino, adquirió Campo Austral en unos US$ 85 millones, y la mexicana Bimbo no dudó en firmar la compra de la filial local del negocio de panes congelados y medialunas que era de General Mills. El Grupo Clarín pagó US$ 178 millones por el 51% de Nextel Argentina y la colombiana Avianca despegó en nuestro país con la adquisición de la firma de vuelos ejecutivos de la familia Macri Macair. Son sólo cinco ejemplos de las 29 operaciones de compra y venta de empresas que se produjeron en el primer semestre de este año.

La tendencia lejos está de disiparse. Después de la confirmación de la compra del negocio de yogures y postres de Sancor por parte de Vicentín, ahora un gigante de alimentos está a punto de dar el zarpazo por otra bodega. Un banco internacional le puso cartel de venta a la filial local y se suma a la banca minorista del Citibank, que está a punto de encontrar su nuevo dueño. Otro jugador del entretenimiento onlinemade in Argentina ultima la valuación de sus activos para vestir a la novia -como se llama en la jerga a dejar a la empresa lo más bonita posible en términos contables- para la llegada de un comprador.

Además, un fondo de inversión especializado en firmas de alto impacto sumará dos empresas a su portafolio: una de finanzas y tecnología (fintech) y otra de agro y tecnología.

Después de la agónica actividad de 2015, las fusiones y adquisiciones de empresas (M&A, por sus siglas en inglés) volvieron a la carga durante este año. Los números hablan por sí solos: la cantidad de operaciones aumentó un 61% interanual en seis meses. En millones de dólares la brecha es aún más elocuente. Del agónico monto de US$ 270 millones del primer semestre de 2015 la cifra se multiplicó por 7,3, a los US$ 1996 millones del acumulado a junio último, según un relevamiento exclusivo de la consultora Orlando Ferreras & Asociados para LA NACION.

"El primer semestre de 2016 marcó un cambio de tendencia para volver, de a poco, a los años previos a 2008, en los que se cerraban más de 100 transacciones por año. Más aún cuando por lo menos diez de las transacciones concretadas fueron por valores superiores a los US$ 50 millones", explica Patricio Rotman, director de la consultora especializada Finanzas & Gestión. "La liberación del cepo cambiario, el libre acceso al mercado de cambios, una macroeconomía que empieza a ordenarse y el acceso al financiamiento son los "drivers fundamentales", resume.

Los expertos locales de M&A reciben consultas de inversores argentinos, grupos empresarios regionales, empresas multinacionales (con o sin presencia en el país) y fondos de inversión de private equity interesados en descubrir posibles blancos de compra antes de que los activos argentinos tengan el valor que deberían por el nuevo marco jurídico del país y el nuevo escenario político.

Dentro de los sectores con más potencial aparece el rubro de energía, el comercio minorista especializado, la industria del packaging y el mundo de los alimentos. También las firmas especializadas en dos rubros principales: finanzas y tecnología.

Dante Sica, titular de Abeceb, anticipa que "hay sectores que van a ser muy dinámicos". Además de la energía, está convencido de que el sector de telecomunicaciones traerá novedades. "En infraestructura está todo por hacer y allí se vienen muchos cambios de manos, al igual que en el caso de los proveedores de servicios, que encuentran en este esquema más transparente una cuestión de oportunidad", agrega. "También hay mucho margen para compras en algunas compañías que estaban varadas por el financiamiento y eso ahora cambió", relata el experto.

Ganadores & perdedores

El sector de los medios de comunicación continuará con su depuración. "El primer semestre fue una clara muestra de ello, pero el segundo será el de las definiciones. Hoy existen al menos cuatro grupos que vivían exclusivamente de la pauta oficial y que están buscando compradores para llegar a fin de año. También otros cuyo plan de negocios no cierra", grafica, enigmático, un consultor que dice tener el mandato de venta de dos de ellos.

Alejandro Travía, creador del diario de fusiones y adquisiciones, y consultor especializado en M&A, sostiene que se está atravesando la primera ola del regreso de las compras y ventas. "Normalmente, en este tipo de procesos de recuperación de la economía, los primeros que se suben son los inversores locales, porque tienen un mejor conocimiento del sentir nacional. También las denominadas family offices -grupos de inversión liderados por las principales familias- y los que vendieron su empresa y tienen suficiente liquidez para cazar oportunidades", resume. La segunda ola es la que se da con los grupos internacionales que ya operan localmente, y con los que todavía no arribaron y buscan desembarcar.

El acumulado del trimestre de abril a junio refleja esa tendencia: de 15 operaciones, 10 fueron por parte de compradores locales y cinco extranjeros (la mayoría de la región). En términos de sectores, la minería, las industrias manufactureras y energía aparecen a la cabeza del podio entre las operaciones más grandes del trimestre, según resume Orlando Ferreres & Asociados.

Las razones del incremento de fusiones se reflejan también en una cuestión de fondos. Hoy, en términos de activos todavía estamos "baratos" respecto de otros países de América latina y eso actúa como un acelerador, resume por lo bajo un "cazador" local.

Más en un contexto regional en el que Brasil tiene frenadas sus transacciones importantes por la crisis político-económica que atraviesa, y Chile, Colombia, Perú y México muestran realidades muy dispares en su macro. "La mejora del riesgo país argentino no acompaña con la misma velocidad que las medidas políticas y por eso es que en términos relativos el país sigue siendo barato. Es decir, con el nuevo contexto y tras la salida del default, todo indica que la valuación local va a mejorar, pero eso no es inmediato", agrega Travía.

Otro de los puntos del "costo argentino" que queda por resolver es la celeridad de los trámites locales para avanzar con una fusión. Según datos de los especialistas, la media local más que triplica en tiempos a lo que insumen los principales países de la región: Defensa de la Competencia, AFIP, Inspección General de Justicia (IGJ) y entes reguladores son sólo algunas de las ventanillas por las que hay que pasar. "La intención de acelerar los tiempos está, pero en lo concreto todavía no se resolvió", se enoja un empresario local que admite que la venta de su empresa corre peligro por la traba en una de estas ventanillas.

Para Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres & Asociados, el techo que tiene la Argentina para este mercado es el de las "empresas bonsái".

"Es decir, hay compañías muy lindas, muy prolijitas, que se manejaron de manera conservadora y crecieron sin el acceso suficiente al capital, pero que todavía no cuentan con el tamaño suficiente para ser adquiridas", relata. Los rubros de minería y petróleo son para Spotorno dos de los que tienen mayor potencial y, dentro del comercio minorista, aquellos en los que se da el dilema del ecosistema bonsái.

Ahí la gran apuesta pasa por ver cuál de las dos cuestiones pesa más: si el potencial de las marcas para crecer o el tamaño de facturación que se autoimponen los compradores como meta. También el objetivo desde el que se plantea una adquisición en la que hay dos ligas preponderantes. Una es la del inversor financiero versión 2016 que entra a un proyecto con un horizonte de salida definido. Otra es la del estratégico que apuesta a una determinada compañía con el objetivo de sumarla a su portafolio, fortalecerla o, en muchos casos, para darle protagonismo a una marca propia que ya existía y que competía con la adquirida a la que luego extingue. En muchos casos, los perfiles de inversores se complementan.

La agónica actividad de fusiones y adquisiciones en la Argentina durante 2015 fue a contramano de la tendencia global. En el mundo, el monto relacionado a compras y ventas ascendió a US$ 4700 billones en 2015 (un aumento del 42% respecto de los niveles registrados en 2014). El ejercicio se destacó como el más dinámico de la historia en ese rubro, según la primera encuesta anual de Riesgos de Capital Humano en las operaciones de M&A realizada por Mercer.

La encuesta se hizo con información de 323 profesionales, tanto del lado de compra (93%) como de venta (58%). "Ya se empieza a notar más actividad en la Argentina y proyectos concretos", se entusiasma Daniel Nadborny, director general de Mercer en el país y responsable de fusiones y adquisiciones en la región. Su rol pasa, justamente, por el ensamble cultural. "Lo más difícil es adaptar las distintas culturas. De hecho, en dos de cada tres casos no se consiguen los resultados esperados", concluye. Ahí comienza otra etapa compleja: la del divorcio societario.

Tendencias vernáculas

A contramano

La argentina y el mundo

Las compras y ventas de empresas en la Argentina durante el año pasado tocaron su piso, contra el récord que vivió la actividad a nivel global

Empresas bonsái

El dilema local

Después de una década con financiamiento inexistente, muchas firmas atractivas no tienen el tamaño buscado por los compradores

La primera ola

El conocimiento local

Es la que ya empezó. Empresarios argentinos que logran anticipar tendencias son los que retoman las adquisiciones de compañías antes que el resto

Vestir a la novia

Proceso que crece

En varios sectores, principalmente medios y comercio minorista, se trabaja en embellecer los números para buscar un potencial comprador

Lejos de la liebre

Menos celeridad

Si bien en todo el mundo son varios los organismos que intervienen, en la Argentina los lapsos de aprobación son mucho más lentos que en la región

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas