Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En Bangladesh, EI volvió a atacar un objetivo internacional

Varios miembros del grupo irrumpieron en un restaurante de una zona diplomática frecuentada por extranjeros; hubo dos muertos, varios heridos y más de 20 rehenes; un argentino logró escapar

Sábado 02 de julio de 2016
Uno de los heridos en el ataque de ayer en Dacca, al ser rescatado
Uno de los heridos en el ataque de ayer en Dacca, al ser rescatado. Foto: AFP
0

DACCA, Bangladesh.- El terror de Estado Islámico (EI) volvió a Asia, esta vez con un ataque en Dacca, capital de Bangladesh, en una zona diplomática concurrida por turistas y extranjeros, donde por lo menos dos personas murieron y otras 26 resultaron heridas, en un asalto de varios hombres armados contra un restaurante. Allí trabajaba un cocinero argentino que logró escapar sano y salvo del lugar.

"Están tirando tiros. Por favor, llamen a la policía. Me escondí en la terraza", escribió el argentino Diego Rossini en un foro de una red social, para un par de horas después confirmar por su página de Facebook que estaba vivo tras haber conseguido escapar. Poco después explicó que los terroristas "tenían bombas y ametralladoras".

Según el reporte de las agencias locales, varios asaltantes con armas de fuego, artefactos explosivos y cuchillos irrumpieron al grito de "Alá es grande" ayer en el local, ubicado en el acomodado barrio de Gulshan, que alberga embajadas y oficinas de compañías multinacionales que operan en el país.

Poco después del asalto, que fue reivindicado rápidamente por EI, numerosos contingentes de fuerzas de seguridad se desplazaron al lugar y se inició entonces el tiroteo con los atacantes, que hasta anoche mantenían a unos 20 rehenes, incluidos varios extranjeros, según diversas fuentes.

"Llegaron 28 heridos y dos de ellos murieron", dijo Miraz Ul Islam, gerente del United Hospital de Gulshan, al que fueron trasladadas gran parte de las víctimas, en su mayoría policías.

Una fuente de la división para la seguridad diplomática de la policía en Dacca manifestó: "Hasta el momento solo puedo confirmar la muerte de dos oficiales de policía. Acordonamos el área y la operación sigue activa. Hasta que entremos en el restaurante no podemos saber cuántos rehenes han resultado muertos o heridos", añadió.

"Esto es un caos. Están llegando muchos policías heridos de bala en brazos, abdomen, piernas... Alguno incluso tenía quemaduras. También hay algunos civiles heridos", detalló desde el hospital un empresario español residente en Dacca, de nombre Javier.

El objetivo del ataque terrorista fue el Holey Artisan Bakery-O'Kitchen, un restaurante con panadería, más conocido simplemente como Holey y especializado en cocina mediterránea. Los chefs del lugar son los argentinos Rossini y Gastón Palacios (que actualmente está de vacaciones en la Argentina).

Hasta última hora de anoche era incierta la situación en el restaurante. Medios locales y fuentes no oficiales afirmaban que podía haber hasta 20 rehenes en el interior del establecimiento, muchos de ellos extranjeros. Los reportes provinieron de fuentes diplomáticas.

El embajador italiano en Bangladesh, Mario Palma, calificó el ataque como "una misión suicida".

"No tienen ninguna voluntad de negociar. Lo que quieren hacer es llevar a cabo una acción muy fuerte y cruel sin ningún espacio para negociaciones", precisó el diplomático en una entrevista al noticiero Tg1 de la RAI. Hay siete rehenes italianos en manos del comando, precisó Palma.

El grupo terrorista EI reclamó la autoría del ataque en un mensaje difundido por su agencia afín Amaq y recogido por el sitio estadounidense SITE a través de Twitter, y mencionó una cifra de muertos muy superior a los datos oficiales.

"Más de 20 personas de diferentes nacionalidades han sido asesinadas en el ataque de EI en Dacca", decía la nota. Hasta ayer esa versión no había sido confirmada por las autoridades.

Los últimos ataques de la organización, especialmente en Europa, han tenido entre sus objetivos los lugares frecuentados por turistas y extranjeros, como el Café Bon Biere de París, en noviembre pasado, o el aeropuerto Zaventem de Bélgica, en marzo.

Aunque EI no reivindicó esta semana el golpe terrorista contra el aeropuerto de Estambul, donde murieron 44 personas, las fuentes de inteligencia de Turquía apuntaron al grupo islamista.

Ataques selectivos

En cuanto a la situación interna de Bangladesh, una nación con 150 millones de musulmanes, se trata de un país secular que desde 2013 sufrió una ola de ataques de corte islamista que se intensificó el año pasado.

Los atentados selectivos, generalmente a machetazos, provocaron la muerte de más de 40 personas en los últimos tres años, entre las que figuran fieles de minorías religiosas como hindúes, cristianos y budistas, seguidores de sectas no adscritas a la rama ortodoxa sunnita, activistas homosexuales o extranjeros.

Algunas de las acciones terroristas fueron reivindicadas por EI y otras por la rama de la red Al-Qaeda en el subcontinente indio, si bien las autoridades responsabilizan a grupos autóctonos.

En medio de este auge islamista, la policía lanzó el mes pasado una operación anti jihadista que se saldó con miles de detenidos, incluidos cerca de 200 supuestos extremistas.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas