Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Sentí las balas que me pasaban por al lado"

El argentino Diego Rossini escapó por la terraza del restaurante y logró salvarse

SEGUIR
PARA LA NACION
Sábado 02 de julio de 2016
0

"Estoy vivo". Ése fue el mensaje que publicó el chef argentino Diego Rossini en su muro de Facebook tras escapar milagrosamente por el techo del restaurante donde trabaja, en la zona diplomática de Dacca, la capital de Bangladesh. "Están tirando tiros. Por favor, llamen a la policía. Estoy escondido en la terraza", escribió luego Diego, cuando su vida aún corría peligro.

Si hay algo que este argentino de 42 años seguramente jamás imaginó es que, en la noche de ayer, el restaurante de lujo en el cual es chef ejecutivo desde hace un año y medio sería blanco de un ataque terrorista de Estado Islámico (EI).

A las 20.45 (hora de Bangladesh), entre cinco y ocho jóvenes armados con granadas, pistolas y sables, irrumpieron en el restaurante frecuentado por extranjeros al grito de "Alá es grande". Una vez atrincherados, tomaron como rehenes a 25 personas y comenzaron a disparar, matando a dos policías.

Foto: Facebook

Apenas se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo, Diego, junto con otros empleados, corrieron hasta la terraza para esconderse de los atacantes. "Pusimos un armario para bloquear la puerta", contó a C5N. "Cuando vimos que la querían forzar, salté hacia el edificio de al lado para que no me vean y me quedé escondido hasta que me encontró la policía", relató Diego, que curiosamente cumplió al pie de la letra el plan de escapatoria que había imaginado un año atrás, cuando presenció un incidente que lo alertó del peligro que corría permaneciendo en el país. Gracias a eso, "apenas entraron supe que tenía que subir a la terraza y esconderme", reveló.

"Fue el momento más horrible de mi vida. No termino de caer. No puedo creer que me hayan apuntado. Sentí las balas pasarme por al lado", dijo Diego por teléfono, ya a salvo, desde Dacca. "Sentí mucho miedo, como nunca en mi vida", confesó. "Volví a nacer."

Diego se define como "un friki de la cocina". Durante la crisis de 2001 emigró a España, donde se abrió camino trabajando en restaurantes de la Costa Brava, Barcelona y Madrid. En diciembre de 2014, junto a su amigo y colega Gastón Palacios -que se salvó del ataque por estar en el país visitando a su familia-, aceptaron la oferta de un grupo gastronómico asiático y partieron hacia esta conflictiva región para trabajar en O'Kitchen, el lujoso restaurante ubicado en Gulshan, una zona residencial de la capital bangladesí, que ayer fue blanco del ataque terrorista.

Desde que arribaron a Dacca, Diego y Gastón están al frente de este restaurante de cocina mediterránea, lugar que se ganaron a base de sus originales recetas de paellas y ceviches que aprendieron durante sus años en España.

"Ahora tengo ganas de irme cuanto antes", aseguró tras el drama vivido ayer.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas