Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Conmoción en Italia por la matanza

Renzi advirtió que el país tiene "el deber de responder con decisión" al ataque en Dacca

SEGUIR
LA NACION
Domingo 03 de julio de 2016
0

ROMA.- La muerte de nueve italianos, la mayoría empresarios textiles, en el atentado terrorista ejecutado anteanoche por Estado Islámico (EI) y que sacudió Dacca, la capital de Bangladesh, causó ayer inmensa conmoción en Italia.

"Italia no da marcha atrás frente a la locura de quien quiere desintegrar nuestra vida cotidiana. Los italianos estamos golpeados, pero no doblados, somos un pueblo tenaz", reaccionó el primer ministro, Matteo Renzi. "Tenemos el deber de responder aún con más decisión y determinación en defensa de nuestros valores, de los que estamos orgullosos. Nuestros valores son más fuertes que sus fobias. Seguiremos nuestra lucha para que todos unidos podamos afirmar una idea de civilización distinta de la que vimos en acción en Bangladesh", agregó.

Mientras la unidad de crisis de la Farnesina -el ministerio de Relaciones Exteriores italiano- trabajaba a todo ritmo para sostener a los familiares de los muertos, un avión del gobierno partió hacia Dacca para buscar y repatriar los cuerpos de las víctimas.

En un clima de consternación, el presidente de Italia, Sergio Mattarella, que había iniciado en México una gira que lo iba a llevar a la Argentina para participar de los festejos por el Bicentenario, y luego a Uruguay, decidió anular la visita "para participar del luto de LA NACION y rendir homenaje a las víctimas".

"Es verdaderamente una sensación de horror sin fronteras, una barbarie que tiene que ver con todo el mundo", comentó el jefe de Estado a periodistas, en Ciudad de México. "Justamente porque se trata de una barbarie sin fronteras es necesaria una respuesta común. Esta vez se trata de un precio demasiado alto para Italia", agregó.

El ataque perpetrado por jóvenes militantes del grupo jihadista en Dacca constituye, en efecto, la matanza más numerosa de italianos después de los atentados ocurridos en el cuartel de Nasiriya, Irak, en noviembre de 2003, que dejaron 19 italianos muertos, entre militares y civiles.

También Francisco dijo estar "profundamente entristecido por la violencia insensata perpetrada contra víctimas inocentes en Dacca", en un mensaje de pésame enviado a la diócesis de la capital por el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin.

El Papa "expresa de corazón su pésame y condena estos actos de barbarie como ofensas contra Dios y contra la humanidad", agregó.

Los nueve italianos muertos en el atentado -Adele Puglisi, Marco Tondat, Claudia Maria D'Antona, Nadia Benedetti, Vincenzo D'Allestro, Maria Riboli, Cristian Rossi, Claudio Cappelli y Simona Monti-, que estaban cenando en el restaurante tomado por asalto, eran empresarios o trabajaban en el sector textil. Dos de ellos debían regresar ayer a Italia. Una, Simona Monti, de 33 años, estaba embarazada y tenía pasaje para volver al país en estos días.

Según las historias que comenzaron a poblar la prensa italiana, gracias a un llamado telefónico Gian Galeazzo Boschetti, que cenaba en el local, pero que se levantó de la mesa y fue al jardín del restaurante para hablar por teléfono, se salvó de la masacre.

No pasó lo mismo con su mujer, Claudia Maria D'Antona, de 50 años. "Por muchas horas esperé un milagro, pero al final tuve que rendirme a la evidencia. Ella murió, probablemente de un único tiro de pistola", contó al diario La Repubblica Boschetti, que logró escaparse del lugar en los primeros minutos del asalto y que, junto a familiares de otras víctimas, fue llevado al Dhaka Catonment, donde está el hospital militar al que fueron llevados los cuerpos de las 20 personas asesinadas. Allí fueron trasladados en un cortejo de ambulancias para ser reconocidos y luego ser sometidos a las autopsias.

"Salí de ese lugar trastornado", afirmó Boschetti.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas