Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La IGJ solicitará la intervención de Austral Construcciones SA

Lo hará esta semana porque la firma de Báez no presenta balances contables desde 2011

SEGUIR
LA NACION
Domingo 03 de julio de 2016
0

Austral Construcciones SA, la empresa de Lázaro Báez favorecida con contratos de obra pública por más de $ 21.000 millones en los años del kirchnerismo, sumará esta semana un nuevo contratiempo. Ahora la Inspección General de Justicia (IGJ) resolvió presentarse ante el fuero comercial para solicitar la intervención de la compañía.

Consultados al respecto, en la IGJ no hicieron comentarios. Sin embargo, según consta en una resolución del organismo a la que accedió la nacion, la decisión surge porque se advirtió que la empresa constructora de Báez no presenta estados contables desde 2011.

De acuerdo con el texto, fechado el último jueves, la IGJ allanó el 15 de marzo pasado la sede social de Austral, en Pasaje Carabelas 241, en Capital Federal, pero no encontró documentación alguna. En aquella ocasión, desde Austral le habrían aseverado que los balances se encontraban en Río Gallegos. Sin embargo, vencieron los plazos para que la empresa pudiera adecuarse, sin que se hicieran presentaciones de los libros societarios ni de los estados contables adeudados ante la IGJ.

Tampoco Austral, una de las principales contratistas del Estado, renovaba su directorio desde 2011, cuando fueron nombrados por un período de un año Julio Enrique Mendoza y Leandro Antonio Báez -el hijo menor de Lázaro, de 26 años-, como presidente y director suplente, respectivamente.

La investigación de la IGJ, por la cual ahora se resolvió pedir la intervención de la empresa, comenzó en respuesta de una presentación realizada por Margarita Stolbizer. A comienzos de año, la diputada hizo una presentación ante la Jefatura de Gabinete en la que, entre otros temas, cuestionaba la inacción de la IGJ en los últimos años, ante los supuestos incumplimientos en los que venía incurriendo Austral Construcciones.

"La resolución ya está firmada. El lunes (por mañana) será notificada la empresa Austral y la presentación ante el juzgado comercial se hará en el transcurso de la semana", confiaron a la nacion fuentes al tanto del proceso. "La cuestión da para un desplazamiento de autoridades más que para sólo una veeduría", anticiparon.

En su resolución, que lleva la firma del titular de la IGJ, Sergio Brodsky, se esgrime como argumentos para la intervención que "la conducta desplegada por la sociedad y sus administradores en relación con el incumplimiento de sus obligaciones" y la situación societaria "denotan el irregular funcionamiento de la entidad, por lo que deberá resolverse en esta instancia la cuestión relativa a la adopción de medidas tendientes a la conservación de la empresa". Y agrega: "El anormal funcionamiento de la sociedad compromete seriamente la transparencia del tráfico comercial".

La IGJ solicita a la justicia la intervención de la empresa "por ser necesario el resguardo del interés público, y por el plazo que lleve "reordenar el funcionamiento" de la compañía.

Foto: LA NACION

Una crisis acelerada

De ser avalada por la Justicia, la intervención se sumaría a la larga lista de problemas que desde diciembre viene acumulando Báez y que sumieron aceleradamente a su empresa insignia en una crisis terminal.

Austral, que en algún momento fue una de las principales compañías financiadas por el Banco Nación a través de aquel millonario fideicomiso del que se jactaba Leonardo Fariña, hoy se encuentra, según datos del Banco Central, en mora "con alto riesgo de insolvencia". La empresa tiene además 681 cheques rechazados por más de $ 43 millones.

También redujo su personal al mínimo. Tras haber llegado a contratar unas 5000 personas en sus mejores días, hoy la empresa apenas cuenta con 30 empleados administrativos. Sólo a comienzos de diciembre pasado, y aprovechando la protección de las últimas horas del mandato de Cristina Kirchner, Báez consiguió un documento de Vialidad Nacional que lo habilitó a echar a 1800 personas.

Austral Construcciones, que había cobrado por anticipado obras viales hasta enero de este año, logró que en un documento Vialidad le dijera que no podría pagarle más certificados de obra y así desprenderse de gran parte de su personal.

En abril, Guillermo Marijuan, el fiscal federal de la causa que lleva adelante el juez Sebastián Casanello, allanó Austral Construcciones, entre otras tantas propiedades de Báez en Río Gallegos. Según los registros consultados en 2013 por la nacion, entre autos, camiones, camionetas pick ups, motoniveladoras, retroexcavadoras, camiones volcadores, mezcladoras de cemento, trailers y aplanadoras Austral Construcciones supo tener más de 900 unidades.

Durante los años del kirchnerismo, Austral Construcciones no sólo fue la principal empresa constructora de Santa Cruz, sino que los contratos de obra pública con los cuales era beneficiada los solía cobrar por anticipado y, la mayoría de las veces, sin siquiera cumplir con las obras para las cuales era contratada.

Pero muy lejos parece estar ahora Austral de aquellos días en los que integraba la denominada "lista de la felicidad", que administraba discrecionalmente el entonces secretario de Obras Públicas José López, detenido desde que fue descubierto por la policía arrojando bolsas de dinero en un monasterio.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas