Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para Macri, el Brexit no tendrá un impacto fuerte en la Argentina

Relativizó la decisión británica al reunirse en París con Hollande en busca de fortalecer los vínculos comerciales

Domingo 03 de julio de 2016
SEGUIR
LA NACION
Macri y Hollande mostraron su buena sintonía en el Elíseo
Macri y Hollande mostraron su buena sintonía en el Elíseo. Foto: AFP

PARÍS - El presidente Mauricio Macri vino a París a escuchar personalmente la opinión de su homólogo François Hollande sobre el Brexit. Y la respuesta del mandatario francés parece haber confirmado el escenario que circula cada vez con más insistencia en las cancillerías europeas: que la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) probablemente no se concrete.

- ¿Qué le dijo Hollande?-preguntó LA NACION durante un breve encuentro con la prensa al término de su reunión de 45 minutos en el Palacio del Elíseo.

- Que acaba de comenzar un proceso. La UE pidió a Gran Bretaña que esa salida sea en menos de dos años. Pero que hay distintas alternativas. O sea que estamos todos pensando que ahora se abre un nuevo debate en el Reino Unidos sobre si realmente era lo que se quería o no. Y que todavía falta que corra mucha agua debajo del puente.

-¿Acaso se evocó la posibilidad de que se anule el Brexit?

-Hay que ser respetuoso de la decisión del pueblo británico. Pero este es un debate que está en la realidad diaria. Si se lee la prensa británica, se comprueba que es un debate abierto. Ahora hay que ver cómo evoluciona.

A pesar de ese esfuerzo por desdramatizar la situación, fuentes allegadas al mandatario confiaron a LA NACION su preocupación por la desestabilización internacional que creó la votación del electorado británico. La decisión de establecer ese contacto lo antes posible con Hollande respondería a la estrategia de abrir "canales de diálogo" en momentos en que los países periféricos adquieren particular relevancia para una UE auténticamente quebrantada. En ese sentido, Hollande le confirmó que hay que avanzar en la relación bilateral, independientemente de lo que pase en la realidad europea.

"Hay puntos delicados, ya sabemos. La parte agrícola para Francia es un tema delicado. Pero también hay grandes oportunidades en la integración para justamente ese sector en la Argentina, en Brasil, en Paraguay, en Uruguay. Creo que si ponemos buena voluntad entre todos, vamos a encontrar una vía para que dentro de unos años estemos realmente integrados, manteniendo esas raíces. Lo importante es que la Argentina y el Mercosur han tenido siempre raíces muy fuertes con la UE. Y el Mercosur no quiere que la UE pierda espacio en ese proceso de integración", precisó. Visiblemente cansado por el viaje y su reciente operación de rodilla, el Presidente, que calificó su reunión con Hollande de "muy buena", habló con su homólogo del intercambio de ofertas con la UE. "Todos sabemos que esas ofertas han sido escasas, pero es el comienzo. Por supuesto esperamos que más allá del Brexit, que ha sido un impacto grande para la UE, continuemos avanzando en mejorarlas y que esos intercambios se transformen definitivamente en una vía concreta de integración", dijo.

Consultado sobre el eventual impacto de una salida de Gran Bretaña sobre las materias primas en la Argentina y con su vínculo con Europa, el Presidente cree que "después del primer momento de pánico de los mercados, se ha vuelto a una situación de mayor tranquilidad. Habrá que ir viendo y evaluando, pero no veo por el momento un enorme impacto en la situación de la economía argentina", dijo. E insistió: "Además hay muchas dudas en torno de cómo se va a implementar esa salida. Creo que hay que abordar las cosas con tiempo y tranquilidad".

El jefe de Estado y su delegación habían aterrizado apenas una hora antes en París, a bordo de un avión privado que lo dejó en el aeropuerto de Le Bourget con más de una hora de atraso sobre el horario previsto. "Si nos detenía un semáforo, llegábamos tarde", bromeó un miembro de la comitiva. A su llegada al patio de honor de la sede presidencial, Macri fue homenajeado por la guardia republicana de la gendarmería nacional. Hollande salió a recibirlo con gestos de extrema cordialidad. Minutos antes había hecho su entrada Segolène Royal, ex candidata presidencial, ex pareja y madre de los cuatro hijos del presidente y ministra de Ecología y Medio Ambiente. Otro gesto de Hollande fue ofrecerle alojamiento en el hotel George V.

Macri llegó al Palacio del Elíseo acompañado de la canciller Susana Malcorra, el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el vocero presidencial, Iván Pavlovsky. También viajan con él en esta gira europea - que incluirá Bruselas y Berlín- los ministros del área económica: Alfonso Prat-Gay, Francisco Cabrera y Guillermo Dietrich.

Precisamente los temas económicos son los que más preocupan a Macri. Con Francia, "queremos mejorar la balanza comercial. Esperamos realmente volver a exportar diesel, etanol, pescado, frutas y bovinos, que por supuesto es el tema más delicado con Francia en la UE", reconoció.

Te puede interesar