Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"No dije que todo estaría resuelto en el segundo semestre"

El Presidente matizó su pronóstico y dijo que el camino de la transición es "largo"

Domingo 03 de julio de 2016
0

Llegó el segundo semestre y, con él, las previsibles explicaciones oficiales sobre por qué no se produjo la reactivación de la economía que el Gobierno pregonó reiteradamente durante la primera mitad de año.

Mauricio Macri directamente negó haber vaticinado una recuperación económica absoluta y destacó las medidas tomadas en el primer tramo de su gobierno, aunque volvió a admitir que varias de sus decisiones fueron "difíciles" para una parte importante de la población.

"Dije que el segundo semestre iba a ser mejor que el primero, no dije que la Argentina iba a estar con todos sus problemas resueltos en el segundo semestre", planteó el Presidente, en una entrevista con medios alemanes en la residencia de Olivos, antes de viajar a Europa. "Este es un camino largo, las cosas no pasan de un día para el otro, sino dando pequeños pasos todos los días. Y estamos dando pequeños pasos todos los días", añadió.

En el repaso de los primeros seis meses de su gobierno, Macri contrapesó las medidas "difíciles" con las decisiones que, dijo, contuvieron a los sectores más vulnerables.

"Hubo un primer semestre en el que tuvimos que tomar medidas muy difíciles. Por eso también tomamos medidas sociales importantísimas", afirmó. Destacó el aumento en el monto de los planes sociales y la tarifa social como paliativo del tarifazo. "Hemos tenido una política muy activa de inclusión para que esta transición sea lo menos traumática posible", ahondó.

Macri completó su evaluación con nuevos pronósticos optimistas para la segunda mitad del año.

"Claramente en el segundo semestre vamos a mejorar. Yo me comprometí a que en el tercer trimestre habrá una baja drástica de la inflación y eso ya está sucediendo", señaló, y agregó que espera que para el último trimestre "empiecen a visualizarse los resultados del aumento de inversión".

En esa línea, destacó que el sector agropecuario vive "una revolución de inversión" que permitirá producir alimentos "para 800 millones de personas" en los próximos seis años. En ese sentido, agregó que busca consolidar a la Argentina como uno de los "mayores proveedores mundiales de alimentos".

Por último, el Presidente dedicó un párrafo a la herencia del kirchnerismo. "Lamentablemente, la Argentina es como una casa a la cual llegás y el inquilino dejó roto todo. El primer momento es el peor porque hay que entrar en obra, romper los caños para hacer la plomería, poner un nuevo tablero. Pero sabés que si hacés eso vas a estar mejor. Y en ese proceso estamos", señaló.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas