Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Belgrano se acostumbró a ganar el derby

El tercer triunfo seguido contra Alumni recuerda antiguos clásicos, que empezaron con el fútbol

SEGUIR
LA NACION
Domingo 03 de julio de 2016
Foto: LA NACION
0

"Con los más grandes no se j...". El grito empezó tímidamente en la tribuna de Belgrano y se trasladó a los jugadores una vez consumado el triunfo en el clásico por 29-15 frente a Alumni. Ni la victoria sobre Cuba en Villa de Mayo, que le dio pase a la final del Nacional de Clubes, despertó tanta euforia en la gente de Virrey del Pino. El historial sigue siendo ampliamente favorable a los de Tortuguitas, con 37 triunfos, 22 derrotas y 4 empates, pero los últimos tres partidos tuvieron a Belgrano como ganador.

A pesar de la incesante lluvia que condicionó el desarrollo del juego, los gritos y el entusiasmo festivos continuaron durante varios minutos. Es que más allá de otros desafíos deportivos, este partido representa para ambos algo especial.

Las historias de estos clubes están ligadas desde sus orígenes. Sus primeros partidos datan de los albores del siglo XX y no fueron de rugby, sino de fútbol, cuando Alumni era el casi monopólico campeón del amateurismo argentino. Entre 1901 y 1911 se coronó en nueve ocasiones, y su rival evitó esa supremacía en dos ocasiones.

El clásico se vio interrumpido en 1911 cuando Alumni, vigente campeón, decidió súbitamente abandonar el fútbol. Cuando en 1952 retomó la práctica deportiva, en este caso, de rugby, su primer partido fue ante... Belgrano. El encuentro, de séptima división, terminó empatado en cero. Por entonces los clubes se encontraban a pocas cuadras de distancia y muchos de sus jugadores pertenecían al mismo colegio, el Buenos Aires English High School.

"Es una semana especial. Cuando empieza el torneo, uno mira cuándo toca Alumni. Por ahora perdí solo un clásico, pero de chico era duro ver perder tan seguido contra ellos", comentó el centro Tomás Venter.

Ayer, en un partido que enfrentaba a los forwards de Belgrano con los backs de Alumni, prevalecieron los marrones y amarillos. Con cuatro tries (dos tries-penales y dos de Alejandro Galli tras llegar con el scrum), Belgrano marcó el camino mediante el empuje de su pack. "Nuestro tryman es el try-penal. Con los forwards que tenemos podemos jugar relajados", apuntó entre risas Venter. Alumni, en tanto, llegó dos veces con sus tres cuartos; lamentablemente para los de Tortuguitas, el clima de lluvia y el barro no se prestaron a ese tipo de juego.

"Es una alegría inmensa. La cancha estaba imposible y supimos jugar como el día lo ameritaba. En juveniles me las vi negras contra ellos porque su camada 94 era muy buena, así que ahora estoy disfrutándolo", festejó Francisco Gorrisen, que desbordaba de felicidad y no paraba de abrazarse con sus compañeros.

Aunque Belgrano tiene uno de los mejores scrums del país y lo muestra cada fin de semana, no es ése el tipo de juego al que aspira el staff. "Los chicos están todo el año esperando este partido, y es una pena que el día esté así. Desde hacía una semana se sabía que iba a llover, y creo que se debería haber pasado el partido", sostuvo tras el encuentro y bajo la lluvia Francisco Gradín, uno de los entrenadores del equipo porteño.

"La verdad es que a nosotros nos conviene jugar en una cancha seca, nuestro juego da para eso. Nuestro scrum es una fortaleza, pero es tan sólo una de ellas. Al rugby se juega mejor a partir de una cancha seca", agregó Guillermo Tramezzani, otro de los entrenadores. En esa sintonía se mostró el pilar Francisco Ferronato, que manifestó: "El campo de juego se prestaba para que el partido se diera así y nos dio rédito. Estamos contentos los gordos. De todos modos, nuestra idea es hacer un juego más completo cuando se puede".

En un campo pesado que no favoreció el desarrollo de un rugby más ágil, más atractivo, Belgrano supo hacer lo que mejor hace y extendió este gran momento (perdió solamente la final del Nacional de Clubes, contra Hindú) para erigirse en colíder del Top 14 (junto al club de Don Torcuarto). Y muy por delante (17 puntos contra 9) de Alumni, que quedó 8º. Otra satisfacción que surge del triunfo en el clásico.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas